Domingo, Mayo 16, 2021

¿Es posible construir un puerto en La Araucanía?

DIARIO FINANCIERO – Muchos empresarios y representantes de La Araucanía de diversos colores políticos han coincidido en un anhelo común: un puerto que le dé una mayor expansión económica a la zona. Tanto es así, que en la Novena Región todos hablan del tema y hace poco más de 10 días, el intendente Luis Mayol formó una comisión especial para impulsar la idea, ya que confían en que pueda atraer cruceros turísticos y que se puedan impulsar las exportaciones frutícolas. Además, el proyecto coincide con algunos de los objetivos del Plan Impulso de la Araucanía.

Sin embargo, lo que en la teoría suena muy bien, no parece tan fácil en la práctica.

Pies en la tierra

La piedra de tope de este anhelo está en el único documento oficial sobre el tema. Un estudio realizado hace 15 años por el Ministerio de Obras Públicas: “Análisis de Localización de un Puerto Comercial en la IX Región”, según el cual no es factible construir un puerto en la Novena Región. La conclusión de la evaluación no es muy alentadora: “De acuerdo a lo anterior y considerando el nivel conceptual de este estudio, el proyecto no es factible económicamente”.

El texto sostiene que “se tiene una sobreoferta de servicios portuarios en regiones vecinas” y que “el proyecto posee alto riesgo en términos de la carga que puede captar el puerto”.

Tanto es así que el propio intendente, Luis Mayol, le pone paños fríos al impulso que adquirió su propuesta, asegurando que “esto ha causado mucho revuelo, cuando sólo fue una idea que se dio”. Según explica, la proposición apunta por un lado a “la posibilidad de estudiar la instalación de un puerto en La Araucanía” y, por otra parte, a “un corredor bioceánico, que es un proyecto antiguo también”.

Este último nace en Argentina y recorre cuatro provincias de la nación vecina, llegando a la comuna de Victoria en La Araucanía, para salir a los puertos de la Octava Región, porque en esa zona hay profundidad marítima con capacidad para puertos industriales”, de lo que carece la Novena Región. Este proyecto es el que a estas alturas tendría mayor viabilidad.

Respecto a la “aspiración” de tener un puerto en la región, Mayol aclara que “se está pensado para barcos medianos turísticos, que son cruceros, o para barcos que son de exportación de frutas, que son medianos, que no necesitan una profundidad mayor de 20 o 22 pies”.

El presidente de Corparaucanía, Diego Benavente, quien integra la comisión para evaluar el tema, está optimista, al menos en la instalación de un puerto para cruceros turísticos. “Hay parlamentarios que conocen del tema, pocos parlamentarios hoy día se opondrían a una cosa así, porque beneficia a una zona muy deprimida, que es la zona costera de la región. Entonces, tener un puerto que permita que lleguen cruceros con turistas extranjeros implica un desarrollo muy importante”, comenta Benavente.

Sin embargo, la postura del actual diputado por Temuco y exintendente de la región (entre 2003 y 2006), Ricardo Celis (PPD), contrasta drásticamente con la de su sucesor. Según el parlamentario, en una reunión protocolar que sostuvo con el intendente le hizo ver que el año 2006 los empresarios navieros dijeron directamente que no tenían interés en un proyecto como el que sueñan algunos representantes de la zona, porque “no era rentable”.

Celis explica que “la gente del borde costero es súper clara en decir que lo que necesita la región es un pequeño puerto de doble propósito: pesquero y de pequeño turismo. Pero esa es una cosa totalmente distinta, hay que hablar de un puerto de doble propósito para pequeño calado. Porque eso de un puerto para cruceros también es humo”.


Luis Mayol, intendente de la IX Región

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 13 de julio de 2018

DIARIO FINANCIERO – Muchos empresarios y representantes de La Araucanía de diversos colores políticos han coincidido en un anhelo común: un puerto que le dé una mayor expansión económica a la zona. Tanto es así, que en la Novena Región todos hablan del tema y hace poco más de 10 días, el intendente Luis Mayol formó una comisión especial para impulsar la idea, ya que confían en que pueda atraer cruceros turísticos y que se puedan impulsar las exportaciones frutícolas. Además, el proyecto coincide con algunos de los objetivos del Plan Impulso de la Araucanía.

Sin embargo, lo que en la teoría suena muy bien, no parece tan fácil en la práctica.

Pies en la tierra

La piedra de tope de este anhelo está en el único documento oficial sobre el tema. Un estudio realizado hace 15 años por el Ministerio de Obras Públicas: “Análisis de Localización de un Puerto Comercial en la IX Región”, según el cual no es factible construir un puerto en la Novena Región. La conclusión de la evaluación no es muy alentadora: “De acuerdo a lo anterior y considerando el nivel conceptual de este estudio, el proyecto no es factible económicamente”.

El texto sostiene que “se tiene una sobreoferta de servicios portuarios en regiones vecinas” y que “el proyecto posee alto riesgo en términos de la carga que puede captar el puerto”.

Tanto es así que el propio intendente, Luis Mayol, le pone paños fríos al impulso que adquirió su propuesta, asegurando que “esto ha causado mucho revuelo, cuando sólo fue una idea que se dio”. Según explica, la proposición apunta por un lado a “la posibilidad de estudiar la instalación de un puerto en La Araucanía” y, por otra parte, a “un corredor bioceánico, que es un proyecto antiguo también”.

Este último nace en Argentina y recorre cuatro provincias de la nación vecina, llegando a la comuna de Victoria en La Araucanía, para salir a los puertos de la Octava Región, porque en esa zona hay profundidad marítima con capacidad para puertos industriales”, de lo que carece la Novena Región. Este proyecto es el que a estas alturas tendría mayor viabilidad.

Respecto a la “aspiración” de tener un puerto en la región, Mayol aclara que “se está pensado para barcos medianos turísticos, que son cruceros, o para barcos que son de exportación de frutas, que son medianos, que no necesitan una profundidad mayor de 20 o 22 pies”.

El presidente de Corparaucanía, Diego Benavente, quien integra la comisión para evaluar el tema, está optimista, al menos en la instalación de un puerto para cruceros turísticos. “Hay parlamentarios que conocen del tema, pocos parlamentarios hoy día se opondrían a una cosa así, porque beneficia a una zona muy deprimida, que es la zona costera de la región. Entonces, tener un puerto que permita que lleguen cruceros con turistas extranjeros implica un desarrollo muy importante”, comenta Benavente.

Sin embargo, la postura del actual diputado por Temuco y exintendente de la región (entre 2003 y 2006), Ricardo Celis (PPD), contrasta drásticamente con la de su sucesor. Según el parlamentario, en una reunión protocolar que sostuvo con el intendente le hizo ver que el año 2006 los empresarios navieros dijeron directamente que no tenían interés en un proyecto como el que sueñan algunos representantes de la zona, porque “no era rentable”.

Celis explica que “la gente del borde costero es súper clara en decir que lo que necesita la región es un pequeño puerto de doble propósito: pesquero y de pequeño turismo. Pero esa es una cosa totalmente distinta, hay que hablar de un puerto de doble propósito para pequeño calado. Porque eso de un puerto para cruceros también es humo”.


Luis Mayol, intendente de la IX Región

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 13 de julio de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X