Sábado, Junio 22, 2024

En los últimos dos años: Un tercio de las iniciativas públicas para impulsar calidad de vida se concentró en la RM y Valparaíso

EL MERCURIO ON LINE – Según el estudio “Iniciativas de inversión pública en bienestar territorial”, presentado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en la apertura de la 12° Conferencia Internacional de Ciudad, las regiones Metropolitana y de Valparaíso concentraron el 32% de la inversión total entre 2021y 2022, mientras que las regiones más extremas, dos del norte y dos del sur, captaron menos del 9%.

El monto asociado a las iniciativas de inversión en bienestar territorial en los dos últimos años es de US$4.473 millones y fue incluso superior a la inversión pública en vivienda en el mismo período, durante el cual el presupuesto de la política habitacional llegó a US$4.043 millones.

Según el análisis de la CChC, la distribución geográfica de esta inversión fue coherente con la distribución de la población en el territorio.

En esa línea, entre los principales datos a nivel nacional, se conoció que entre los organismos que lograron movilizar mayores recursos en bienestar territorial durante el período analizado destacaron los ministerios de Vivienda y Urbanismo (24%), de Salud (21%) y de Obras Públicas (21%), así como los gobiernos regionales, que concentraron el 20% de la inversión.

Asimismo, el estudio estima que un poco más de la mitad de la inversión total (51%) se concentró en cuatro regiones: Metropolitana (US$932 millones, 21%), Valparaíso (US$533 millones, 12%), La Araucanía (US$417 millones, 9%) y Biobío (US$381 millones, 9%).

Esto sería consistente con la distribución de la población en el territorio nacional, “siendo un aspecto positivo a profundizar”, dice el análsis.

En cuanto a su destino, de los US$4.473 millones, cerca del 50% se vinculó a mejoras en las áreas Transporte y Salud. Otro 30% se enfocó en las áreas de Desarrollo Urbano y Recursos Hídricos.

Por su parte y en particular, el estudio analizó el caso de la Región Metropolitana (RM), concluyendo que, dentro de esta, la ciudad de Santiago fue la que captó la mayor cantidad de los recursos (67% de los US$ 932 millones obtenidos por la RM en el período) y que solo seis de sus 34 comunas -Santiago Centro, Providencia, Ñuñoa, Quinta Normal, Cerro Navia y Puente Alto- concentraron la mitad de los montos de inversión pública en bienestar territorial.

“Dado que teníamos identificadas las iniciativas de inversión pública en bienestar territorial y su distribución a nivel nacional, regional y comunal, intentamos reconocer los criterios con que se asignaron en Santiago estos recursos”, explicó Nicolás León, gerente de Estudios y Políticas Públicas de la asociación gremial.

En ese sentido, aseguró que consideraron “dos criterios sociales (población y pobreza) y dos criterios territoriales (entorno urbano y vivienda pública) y el resultado es que se observan bajas correlaciones entre las inversiones y los cuatro criterios analizados”.

Brechas de inversión territorial

Al analizar si existía más inversión en comunas con mayor población se observó que esto era efectivo en el caso de Santiago Centro y Puente Alto, pero que había comunas como Maipú y Quilicura que, a pesar de estar entre las más pobladas de la capital, se encontraban en la mediana y en la parte baja de la distribución de inversiones, respectivamente.

La correlación entre inversión y pobreza resultó aún más baja. Así, comunas como La Pintana e Independencia, que concentran parte importante de la pobreza de la ciudad de Santiago, recibieron escasos montos de inversión.

Y pese a tratarse de iniciativas en bienestar territorial, la correlación entre estas inversiones y las carencias en materia de entornos urbanos resultó ser prácticamente nula. “Entonces, comunas como Conchalí y Renca, con importantes déficits, registraron montos de inversión notoriamente bajos”, explica el estudio.

Por último, una correlación muy baja también se observó entre la inversión analizada y la presencia de viviendas subsidiadas. En este sentido, destacan las comunas de Peñalolén y Estación Central, que no registraron inversiones en bienestar territorial consistentes con la inversión en vivienda pública que se ha desarrollado en el mismo territorio.

El estudio de la CChC concluye que al aplicar en conjunto los cuatro criterios seleccionados, 12 comunas de Santiago muestran las mayores necesidades de inversión en iniciativas de bienestar territorial: Maipú, San Bernardo, Peñalolén, La Florida, Puente Alto, La Pintana, El Bosque, Santiago, Estación Central, Pudahuel, Renca y Quilicura.

“Esto debería impulsar”, sostuvo el gerente de Estudios y Políticas Públicas de la CChC, “la búsqueda de una mirada global de las carencias a nivel urbano, tanto en materia de vivienda como de ciudad, y a tomar decisiones de inversión pública sobre criterios objetivos, asegurando que esta genere los mayores beneficios para las personas”.

Fuente: El Mercurio ON Line, Miércoles 05 de Julio de 2023

EL MERCURIO ON LINE – Según el estudio “Iniciativas de inversión pública en bienestar territorial”, presentado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en la apertura de la 12° Conferencia Internacional de Ciudad, las regiones Metropolitana y de Valparaíso concentraron el 32% de la inversión total entre 2021y 2022, mientras que las regiones más extremas, dos del norte y dos del sur, captaron menos del 9%.

El monto asociado a las iniciativas de inversión en bienestar territorial en los dos últimos años es de US$4.473 millones y fue incluso superior a la inversión pública en vivienda en el mismo período, durante el cual el presupuesto de la política habitacional llegó a US$4.043 millones.

Según el análisis de la CChC, la distribución geográfica de esta inversión fue coherente con la distribución de la población en el territorio.

En esa línea, entre los principales datos a nivel nacional, se conoció que entre los organismos que lograron movilizar mayores recursos en bienestar territorial durante el período analizado destacaron los ministerios de Vivienda y Urbanismo (24%), de Salud (21%) y de Obras Públicas (21%), así como los gobiernos regionales, que concentraron el 20% de la inversión.

Asimismo, el estudio estima que un poco más de la mitad de la inversión total (51%) se concentró en cuatro regiones: Metropolitana (US$932 millones, 21%), Valparaíso (US$533 millones, 12%), La Araucanía (US$417 millones, 9%) y Biobío (US$381 millones, 9%).

Esto sería consistente con la distribución de la población en el territorio nacional, “siendo un aspecto positivo a profundizar”, dice el análsis.

En cuanto a su destino, de los US$4.473 millones, cerca del 50% se vinculó a mejoras en las áreas Transporte y Salud. Otro 30% se enfocó en las áreas de Desarrollo Urbano y Recursos Hídricos.

Por su parte y en particular, el estudio analizó el caso de la Región Metropolitana (RM), concluyendo que, dentro de esta, la ciudad de Santiago fue la que captó la mayor cantidad de los recursos (67% de los US$ 932 millones obtenidos por la RM en el período) y que solo seis de sus 34 comunas -Santiago Centro, Providencia, Ñuñoa, Quinta Normal, Cerro Navia y Puente Alto- concentraron la mitad de los montos de inversión pública en bienestar territorial.

“Dado que teníamos identificadas las iniciativas de inversión pública en bienestar territorial y su distribución a nivel nacional, regional y comunal, intentamos reconocer los criterios con que se asignaron en Santiago estos recursos”, explicó Nicolás León, gerente de Estudios y Políticas Públicas de la asociación gremial.

En ese sentido, aseguró que consideraron “dos criterios sociales (población y pobreza) y dos criterios territoriales (entorno urbano y vivienda pública) y el resultado es que se observan bajas correlaciones entre las inversiones y los cuatro criterios analizados”.

Brechas de inversión territorial

Al analizar si existía más inversión en comunas con mayor población se observó que esto era efectivo en el caso de Santiago Centro y Puente Alto, pero que había comunas como Maipú y Quilicura que, a pesar de estar entre las más pobladas de la capital, se encontraban en la mediana y en la parte baja de la distribución de inversiones, respectivamente.

La correlación entre inversión y pobreza resultó aún más baja. Así, comunas como La Pintana e Independencia, que concentran parte importante de la pobreza de la ciudad de Santiago, recibieron escasos montos de inversión.

Y pese a tratarse de iniciativas en bienestar territorial, la correlación entre estas inversiones y las carencias en materia de entornos urbanos resultó ser prácticamente nula. “Entonces, comunas como Conchalí y Renca, con importantes déficits, registraron montos de inversión notoriamente bajos”, explica el estudio.

Por último, una correlación muy baja también se observó entre la inversión analizada y la presencia de viviendas subsidiadas. En este sentido, destacan las comunas de Peñalolén y Estación Central, que no registraron inversiones en bienestar territorial consistentes con la inversión en vivienda pública que se ha desarrollado en el mismo territorio.

El estudio de la CChC concluye que al aplicar en conjunto los cuatro criterios seleccionados, 12 comunas de Santiago muestran las mayores necesidades de inversión en iniciativas de bienestar territorial: Maipú, San Bernardo, Peñalolén, La Florida, Puente Alto, La Pintana, El Bosque, Santiago, Estación Central, Pudahuel, Renca y Quilicura.

“Esto debería impulsar”, sostuvo el gerente de Estudios y Políticas Públicas de la CChC, “la búsqueda de una mirada global de las carencias a nivel urbano, tanto en materia de vivienda como de ciudad, y a tomar decisiones de inversión pública sobre criterios objetivos, asegurando que esta genere los mayores beneficios para las personas”.

Fuente: El Mercurio ON Line, Miércoles 05 de Julio de 2023

TITULARES