Domingo, Junio 13, 2021

En diciembre estará listo el primer sector de remodelación del Aeropuerto de Santiago

EL MERCURIO – Más de 14 millones de personas han utilizado el avión para viajar dentro y fuera el país este año. Una cifra que implica un aumento de 11,3% respecto del mismo período de 2017, y a la vez refleja la necesidad imperiosa de infraestructura para acoger la creciente demanda, como se ha observado también durante estas largas Fiestas Patrias.

Bajo ese escenario es que el Aeropuerto Arturo Merino Benítez (AMB) está en trabajos de ampliación, que contemplan una inversión de cerca de US$ 700 millones y que elevarán la capacidad de 15 a 30 millones de pasajeros al año.

La tarea la asumió en 2015 la concesionaria Nueva Pudahuel, compuesta por Aéroports de Paris, Vinci Airports y Astaldi Concessioni, y en diciembre de este año se entregará el primer gran hito de la ampliación.

Quienes utilizan el recinto han podido ver el desarrollo de la obra que se erige frente al actual. Se trata de uno de los cuatro “brazos” que integran el nuevo terminal que tendrá el aeropuerto —el C—, que cuenta con 10 mangas de embarque. La ampliación, que a agosto llevaba un 36,8% de avance, se centra hoy en los brazos, también llamados espigones, junto con los edificios de estacionamientos, bodegas de carga y centros institucionales.

Faenas en curso

“En abril del próximo año se abrirá el espigón E con 12 mangas de embarque, el que junto al que se inaugurará este año dejará 22 mangas, más que doblando a las 18 actuales”, anuncia Branko Karlezi, gerente de Comunicaciones de Nuevo Pudahuel.

Añade que en junio de 2019 se abrirá el nuevo edificio de estacionamientos, ubicado al poniente, con tres pisos y 1.500 espacios para vehículos (ver infografía).

En tanto, pese a los problemas que se habían registrado con retrasos en los plazos, tanto la concesionaria como el Ministerio de Obras Públicas (MOP), mandante del contrato, mantienen la fecha de entrega del terminal. “El plan es inaugurar en noviembre de 2020”, afirma Karlezi.

El subsecretario del MOP, Lucas Palacios, plantea que “cuando recibimos el proyecto, en marzo, efectivamente se podía observar un atraso. Pero hemos ido recuperando el tiempo, de tal forma de mantener las fechas de fines de 2020 como objetivo”.

En esa línea, agrega que para llegar a esa meta “el MOP debe revisar los más de mil planos que va entregando la concesionaria en cada uno de los procesos”. Esto, dice, ya se ha resuelto: “Hemos cuadruplicado los equipos técnicos para evacuar lo más rápido posible nuestros comentarios y así agilizar cualquier corrección que se necesite”.

Coordinación

En junio de este año se inició una mesa técnica para afinar la organización entre las instituciones que se desempeñan en la infraestructura.

El Ministerio de Transportes también es parte de esta mesa y evalúa la gestión institucional del aeropuerto.

“Estamos pensando un poco más estructuralmente en cómo, dentro de la institucionalidad, gestionar la planificación estratégica, que no termina en la construcción de terminales y pistas, e incluye cómo anticipamos las tendencias del transporte aéreo”.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Lunes 17 de septiembre de 2018

EL MERCURIO – Más de 14 millones de personas han utilizado el avión para viajar dentro y fuera el país este año. Una cifra que implica un aumento de 11,3% respecto del mismo período de 2017, y a la vez refleja la necesidad imperiosa de infraestructura para acoger la creciente demanda, como se ha observado también durante estas largas Fiestas Patrias.

Bajo ese escenario es que el Aeropuerto Arturo Merino Benítez (AMB) está en trabajos de ampliación, que contemplan una inversión de cerca de US$ 700 millones y que elevarán la capacidad de 15 a 30 millones de pasajeros al año.

La tarea la asumió en 2015 la concesionaria Nueva Pudahuel, compuesta por Aéroports de Paris, Vinci Airports y Astaldi Concessioni, y en diciembre de este año se entregará el primer gran hito de la ampliación.

Quienes utilizan el recinto han podido ver el desarrollo de la obra que se erige frente al actual. Se trata de uno de los cuatro “brazos” que integran el nuevo terminal que tendrá el aeropuerto —el C—, que cuenta con 10 mangas de embarque. La ampliación, que a agosto llevaba un 36,8% de avance, se centra hoy en los brazos, también llamados espigones, junto con los edificios de estacionamientos, bodegas de carga y centros institucionales.

Faenas en curso

“En abril del próximo año se abrirá el espigón E con 12 mangas de embarque, el que junto al que se inaugurará este año dejará 22 mangas, más que doblando a las 18 actuales”, anuncia Branko Karlezi, gerente de Comunicaciones de Nuevo Pudahuel.

Añade que en junio de 2019 se abrirá el nuevo edificio de estacionamientos, ubicado al poniente, con tres pisos y 1.500 espacios para vehículos (ver infografía).

En tanto, pese a los problemas que se habían registrado con retrasos en los plazos, tanto la concesionaria como el Ministerio de Obras Públicas (MOP), mandante del contrato, mantienen la fecha de entrega del terminal. “El plan es inaugurar en noviembre de 2020”, afirma Karlezi.

El subsecretario del MOP, Lucas Palacios, plantea que “cuando recibimos el proyecto, en marzo, efectivamente se podía observar un atraso. Pero hemos ido recuperando el tiempo, de tal forma de mantener las fechas de fines de 2020 como objetivo”.

En esa línea, agrega que para llegar a esa meta “el MOP debe revisar los más de mil planos que va entregando la concesionaria en cada uno de los procesos”. Esto, dice, ya se ha resuelto: “Hemos cuadruplicado los equipos técnicos para evacuar lo más rápido posible nuestros comentarios y así agilizar cualquier corrección que se necesite”.

Coordinación

En junio de este año se inició una mesa técnica para afinar la organización entre las instituciones que se desempeñan en la infraestructura.

El Ministerio de Transportes también es parte de esta mesa y evalúa la gestión institucional del aeropuerto.

“Estamos pensando un poco más estructuralmente en cómo, dentro de la institucionalidad, gestionar la planificación estratégica, que no termina en la construcción de terminales y pistas, e incluye cómo anticipamos las tendencias del transporte aéreo”.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Lunes 17 de septiembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X