Martes, Julio 23, 2024

Embalses alcanzan 44% de su capacidad: niveles no se veían desde hace cinco años

REVISTA EI – Chile está atravesando una situación de emergencia en algunas zonas del país tras las intensas lluvias que han caído entre las regiones de Coquimbo y Ñuble. Esto ha provocado que algunos embalses alcancen niveles no vistos en los últimos cinco años, según concluye un informe elaborado por el Centro del Agua y el Observatorio Climático de la Universidad San Sebastián (USS).

Según el reporte, ocho de los 25 embalses monitoreados por la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas están en niveles por sobre los observados a igual fecha de 2023, y el volumen embalsado total alcanza el 44%.

El estudio de la USS destaca el caso de los embalses El Yeso (región Metropolitana) y Los Aromos (región de Valparaíso), alcanzando un 89% y 99% de su capacidad respectivamente. Con esto, “se garantiza el agua al menos para lo que resta del año en ambas regiones”, señala el documento.

Otro caso positivo es el del embalse Corrales (región de Coquimbo), que se encuentra a un 43% de su capacidad, más que duplicando el nivel que tenía a estas alturas del año 2023.

Zona de riesgo

No obstante, la situación contrasta con la de los otros siete embalses de la región de Coquimbo, ya que se encuentran bajo los niveles que tenían a estas alturas del año pasado.

Al respecto, el director del Centro del Agua, Federico Errázuriz, afirmó que “a pesar de que hemos tenido un otoño bastante lluvioso y que la sequía pareciera alejarse, no podemos ignorar que la región de Coquimbo nos muestra embalses que han disminuido fuertemente su volumen almacenado respecto a 2023”.

Además, recalcó que “si la acumulación de nieve no es significativa esta temporada tendremos una enorme catástrofe por sequía en esta región durante los meses de primavera y verano”.

El informe destaca también el caso del embalse Laguna del Maule (región de Maule), que está casi a la mitad de su capacidad total y un 103% por sobre sus niveles respecto al año pasado. El resto de los reservorios de la zona, sin embargo, se ubican por debajo de los niveles que tenían hace un año.

“Viendo la zona centro sur, que muestra mayores niveles de agua acumulada en junio de 2024 respecto a igual mes de 2023, en algunos importantes reservorios como la Laguna del Maule o la Laguna Laja, se hace evidente el valor que tiene la infraestructura de acumulación, y se hace necesario pensar como estamos avanzando en Chile en esta materia”, aseguró Errázuriz.

Finalmente, al comparar el nivel de los embalses antes y después de las lluvias de la semana pasada, las diferencias más notorias se dan en la zona centro sur, donde el embalse Ralco (región del Biobío) duplicó su volumen pasando de 407 hectómetros cúbicos (hm3) a 835 hm3 y el embalse Bullileo lo cuadruplicó, pasando de 6,4 hm3 a 25,2 hm3.

Cabe destacar que el nivel que presentan hoy los embalses cobra mayor relevancia pues la proyección climática establecida por el mismo informe de la USS anticipa la llegada del fenómeno de La Niña para julio, lo que traería muy pocas lluvias a partir de dicho mes.

Ver artículo

Fuente: Revista EI, Lunes 24 de Junio de 2024

REVISTA EI – Chile está atravesando una situación de emergencia en algunas zonas del país tras las intensas lluvias que han caído entre las regiones de Coquimbo y Ñuble. Esto ha provocado que algunos embalses alcancen niveles no vistos en los últimos cinco años, según concluye un informe elaborado por el Centro del Agua y el Observatorio Climático de la Universidad San Sebastián (USS).

Según el reporte, ocho de los 25 embalses monitoreados por la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas están en niveles por sobre los observados a igual fecha de 2023, y el volumen embalsado total alcanza el 44%.

El estudio de la USS destaca el caso de los embalses El Yeso (región Metropolitana) y Los Aromos (región de Valparaíso), alcanzando un 89% y 99% de su capacidad respectivamente. Con esto, “se garantiza el agua al menos para lo que resta del año en ambas regiones”, señala el documento.

Otro caso positivo es el del embalse Corrales (región de Coquimbo), que se encuentra a un 43% de su capacidad, más que duplicando el nivel que tenía a estas alturas del año 2023.

Zona de riesgo

No obstante, la situación contrasta con la de los otros siete embalses de la región de Coquimbo, ya que se encuentran bajo los niveles que tenían a estas alturas del año pasado.

Al respecto, el director del Centro del Agua, Federico Errázuriz, afirmó que “a pesar de que hemos tenido un otoño bastante lluvioso y que la sequía pareciera alejarse, no podemos ignorar que la región de Coquimbo nos muestra embalses que han disminuido fuertemente su volumen almacenado respecto a 2023”.

Además, recalcó que “si la acumulación de nieve no es significativa esta temporada tendremos una enorme catástrofe por sequía en esta región durante los meses de primavera y verano”.

El informe destaca también el caso del embalse Laguna del Maule (región de Maule), que está casi a la mitad de su capacidad total y un 103% por sobre sus niveles respecto al año pasado. El resto de los reservorios de la zona, sin embargo, se ubican por debajo de los niveles que tenían hace un año.

“Viendo la zona centro sur, que muestra mayores niveles de agua acumulada en junio de 2024 respecto a igual mes de 2023, en algunos importantes reservorios como la Laguna del Maule o la Laguna Laja, se hace evidente el valor que tiene la infraestructura de acumulación, y se hace necesario pensar como estamos avanzando en Chile en esta materia”, aseguró Errázuriz.

Finalmente, al comparar el nivel de los embalses antes y después de las lluvias de la semana pasada, las diferencias más notorias se dan en la zona centro sur, donde el embalse Ralco (región del Biobío) duplicó su volumen pasando de 407 hectómetros cúbicos (hm3) a 835 hm3 y el embalse Bullileo lo cuadruplicó, pasando de 6,4 hm3 a 25,2 hm3.

Cabe destacar que el nivel que presentan hoy los embalses cobra mayor relevancia pues la proyección climática establecida por el mismo informe de la USS anticipa la llegada del fenómeno de La Niña para julio, lo que traería muy pocas lluvias a partir de dicho mes.

Ver artículo

Fuente: Revista EI, Lunes 24 de Junio de 2024

TITULARES