Martes, Agosto 16, 2022

El transporte público gratuito gana terreno en Europa: las 6 ciudades que han servido de ejemplo para el resto del mundo

THE CLINIC – Por años, expertos y políticos han pedido cambios importantes en el sector del transporte. Si bien gran parte de la motivación para fomentar los sistemas de transporte público surgió del deseo de frenar el cambio climático, la guerra en Ucrania proporcionó otra razón: al usar trenes, tranvías y autobuses en lugar de automóviles, los europeos reducirían su consumo de combustible y con ello la dependencia del continente de las importaciones energéticas rusas.

La cámara baja del Parlamento de Alemania, el Bundestag, presentó un ticket de transporte mensual con un gran descuento que permite viajar en transporte público regional por 9 euros en junio, julio y agosto. Los legisladores dijeron que esperaban que el boleto ahorre dinero a las personas y las anime a usar el transporte público en lugar de conducir automóviles.

El año pasado, la compañía ferroviaria nacional de Alemania, Deutsche Bahn, registró unos 8 millones de pasajeros al día. Con la disminución de la pandemia de coronavirus, se espera que las cifras de pasajeros aumenten este año. Mientras tanto, otros Estados europeos tienen previsto o ya han puesto en marcha medidas similares para impulsar sus sistemas de transporte público.

Luxemburgo

Luxemburgo se enorgullece de ser el primer país del mundo en ofrecer transporte público gratuito a escala nacional. Desde el 1 de marzo, nadie necesita comprar un ticket para usar la red de transporte público. Esto se aplica también a los viajeros internacionales y turistas extranjeros, lo que no es una sorpresa, ya que alrededor de 45 por ciento de los trabajadores viajan a Luxemburgo desde los países vecinos.

Hacer que el transporte público sea gratuito para todos es un gran paso para la sociedad, sostuvo el ministro de Transporte, Francois Bausch, y agregó que «el gobierno quiere que Luxemburgo se convierta en un laboratorio para la movilidad».

Con una población que ha crecido 40 por ciento en las últimas dos décadas, el incremento del uso del transporte público ayudaría a evitar el tráfico en las carreteras.

Hasta el momento, el Ministerio de Transporte de Luxemburgo no ha facilitado cifras fiables de pasajeros. En cualquier caso, los cierres relacionados con el coronavirus, introducidos poco después de que el transporte público fuera gratuito, probablemente hayan reducido el número. Los diversos autobuses, trenes y tranvías públicos del país están financiados por los contribuyentes.

Malta

Malta quiere que el transporte público sea gratuito para todos a partir del 1 de octubre. Esto lo convertiría en el segundo país de Europa en eliminar las tarifas de transporte para ciudadanos y visitantes por igual.

El gobierno de Malta hizo el anuncio en octubre de 2021. Uno de los objetivos de la iniciativa es desincentivar a los residentes a usar automóviles, dice a DW el periodista del diario Times of Malta, Bertrand Borg.

El programa también es financiado por los contribuyentes. Todavía no se han publicado cifras exactas sobre los costos esperados. Los residentes deben solicitar un boleto especial que les da derecho a viajar en autobuses y trenes de forma gratuita. Los turistas también pueden registrarse.

Hasselt, Bélgica

Mientras países como Luxemburgo y Malta tienen o planean hacer que el transporte público sea gratuito en todo su territorio, algunas ciudades y municipios también han dado el salto. Uno de ellos es la ciudad belga de Hasselt, la cual es muy conocida entre los expertos en transporte de todo el mundo por decidir en 1997 hacer que todos los autobuses y trenes sean de uso gratuito.

Sin embargo, los funcionarios de la ciudad revocaron la decisión en 2013, al citar costos crecientes. La gente de Hasselt ahora tiene que comprar boletos para usar el transporte público.

Tallin, Estonia

Desde 2013, todos los residentes registrados de la capital de Estonia, Tallin, pueden viajar en autobuses y trenes en la ciudad de forma gratuita. El municipio tomó la medida en parte porque la gente común tuvo problemas para pagar los tickets cuando golpeó la crisis financiera. Sin embargo, se ha necesitado una cantidad considerable de dinero de los impuestos para impulsar el plan.

Hasta el momento, el sistema ha funcionado sin muchos problemas. Aún así, el transporte público sigue siendo un tema controversial en el país, dice la periodista Evelyn Kaldoja. «La gente se queja de que hay muy pocas conexiones», observa. Esto, según ella, significa que pocos lo eligieron para ir al trabajo.

A pesar del esquema, la cantidad de automóviles en las calles de Tallin no ha disminuido, precisa la comunicadora. «Aunque el transporte público es gratuito, las personas que solían conducir un automóvil todavía lo hacen», lamenta. También cree que cualquier caída en el tráfico puede deberse a un aumento en los precios de la gasolina.

Muchas partes de Estonia han seguido el ejemplo y también han hecho gratuito el transporte público.

Dunkerque, Francia

En la ciudad francesa de Dunkerque, las medidas para proporcionar autobuses y trenes gratuitos sí redujeron el tráfico. Desde 2018, los residentes pueden viajar en transporte público de forma gratuita.

Un estudio realizado unos meses después del cambio reveló que los residents se habían desanimado a conducir sus automóviles. Aunque dos tercios de los encuestados dijeron que habían dependido de vehículos, más de la mitad dijeron que ahora viajaban regularmente en autobuses. Alrededor del 5 por ciento incluso dijo que la disponibilidad de autobuses gratuitos ayudó a convencerlos de vender su automóvil o no comprar un segundo.

Islas danesas

Ciertas islas danesas hicieron que el transporte público fuera gratuito temporalmente por razones puramente económicas.

Lina Holm-Jacobsen, portavoz de Visit Denmark, le dijo a DW que el plan fue ideado por el gobierno danés para impulsar la industria turística después de los cierres ocasionados por la pandemia de coronavirus.

En el verano de 2020 y 2021, tomar un ferry a estas islas fue gratis para los viajeros que no llevaran automóvil. Los costos de los tickets también se redujeron significativamente durante el verano. Los ferris, sin embargo, no son gratuitos en 2022, pero los visitantes aún se benefician de boletos de transporte público con descuento.

Ver artículo

Fuente: The Clinic, Lunes 6 de Junio de 2022

THE CLINIC – Por años, expertos y políticos han pedido cambios importantes en el sector del transporte. Si bien gran parte de la motivación para fomentar los sistemas de transporte público surgió del deseo de frenar el cambio climático, la guerra en Ucrania proporcionó otra razón: al usar trenes, tranvías y autobuses en lugar de automóviles, los europeos reducirían su consumo de combustible y con ello la dependencia del continente de las importaciones energéticas rusas.

La cámara baja del Parlamento de Alemania, el Bundestag, presentó un ticket de transporte mensual con un gran descuento que permite viajar en transporte público regional por 9 euros en junio, julio y agosto. Los legisladores dijeron que esperaban que el boleto ahorre dinero a las personas y las anime a usar el transporte público en lugar de conducir automóviles.

El año pasado, la compañía ferroviaria nacional de Alemania, Deutsche Bahn, registró unos 8 millones de pasajeros al día. Con la disminución de la pandemia de coronavirus, se espera que las cifras de pasajeros aumenten este año. Mientras tanto, otros Estados europeos tienen previsto o ya han puesto en marcha medidas similares para impulsar sus sistemas de transporte público.

Luxemburgo

Luxemburgo se enorgullece de ser el primer país del mundo en ofrecer transporte público gratuito a escala nacional. Desde el 1 de marzo, nadie necesita comprar un ticket para usar la red de transporte público. Esto se aplica también a los viajeros internacionales y turistas extranjeros, lo que no es una sorpresa, ya que alrededor de 45 por ciento de los trabajadores viajan a Luxemburgo desde los países vecinos.

Hacer que el transporte público sea gratuito para todos es un gran paso para la sociedad, sostuvo el ministro de Transporte, Francois Bausch, y agregó que «el gobierno quiere que Luxemburgo se convierta en un laboratorio para la movilidad».

Con una población que ha crecido 40 por ciento en las últimas dos décadas, el incremento del uso del transporte público ayudaría a evitar el tráfico en las carreteras.

Hasta el momento, el Ministerio de Transporte de Luxemburgo no ha facilitado cifras fiables de pasajeros. En cualquier caso, los cierres relacionados con el coronavirus, introducidos poco después de que el transporte público fuera gratuito, probablemente hayan reducido el número. Los diversos autobuses, trenes y tranvías públicos del país están financiados por los contribuyentes.

Malta

Malta quiere que el transporte público sea gratuito para todos a partir del 1 de octubre. Esto lo convertiría en el segundo país de Europa en eliminar las tarifas de transporte para ciudadanos y visitantes por igual.

El gobierno de Malta hizo el anuncio en octubre de 2021. Uno de los objetivos de la iniciativa es desincentivar a los residentes a usar automóviles, dice a DW el periodista del diario Times of Malta, Bertrand Borg.

El programa también es financiado por los contribuyentes. Todavía no se han publicado cifras exactas sobre los costos esperados. Los residentes deben solicitar un boleto especial que les da derecho a viajar en autobuses y trenes de forma gratuita. Los turistas también pueden registrarse.

Hasselt, Bélgica

Mientras países como Luxemburgo y Malta tienen o planean hacer que el transporte público sea gratuito en todo su territorio, algunas ciudades y municipios también han dado el salto. Uno de ellos es la ciudad belga de Hasselt, la cual es muy conocida entre los expertos en transporte de todo el mundo por decidir en 1997 hacer que todos los autobuses y trenes sean de uso gratuito.

Sin embargo, los funcionarios de la ciudad revocaron la decisión en 2013, al citar costos crecientes. La gente de Hasselt ahora tiene que comprar boletos para usar el transporte público.

Tallin, Estonia

Desde 2013, todos los residentes registrados de la capital de Estonia, Tallin, pueden viajar en autobuses y trenes en la ciudad de forma gratuita. El municipio tomó la medida en parte porque la gente común tuvo problemas para pagar los tickets cuando golpeó la crisis financiera. Sin embargo, se ha necesitado una cantidad considerable de dinero de los impuestos para impulsar el plan.

Hasta el momento, el sistema ha funcionado sin muchos problemas. Aún así, el transporte público sigue siendo un tema controversial en el país, dice la periodista Evelyn Kaldoja. «La gente se queja de que hay muy pocas conexiones», observa. Esto, según ella, significa que pocos lo eligieron para ir al trabajo.

A pesar del esquema, la cantidad de automóviles en las calles de Tallin no ha disminuido, precisa la comunicadora. «Aunque el transporte público es gratuito, las personas que solían conducir un automóvil todavía lo hacen», lamenta. También cree que cualquier caída en el tráfico puede deberse a un aumento en los precios de la gasolina.

Muchas partes de Estonia han seguido el ejemplo y también han hecho gratuito el transporte público.

Dunkerque, Francia

En la ciudad francesa de Dunkerque, las medidas para proporcionar autobuses y trenes gratuitos sí redujeron el tráfico. Desde 2018, los residentes pueden viajar en transporte público de forma gratuita.

Un estudio realizado unos meses después del cambio reveló que los residents se habían desanimado a conducir sus automóviles. Aunque dos tercios de los encuestados dijeron que habían dependido de vehículos, más de la mitad dijeron que ahora viajaban regularmente en autobuses. Alrededor del 5 por ciento incluso dijo que la disponibilidad de autobuses gratuitos ayudó a convencerlos de vender su automóvil o no comprar un segundo.

Islas danesas

Ciertas islas danesas hicieron que el transporte público fuera gratuito temporalmente por razones puramente económicas.

Lina Holm-Jacobsen, portavoz de Visit Denmark, le dijo a DW que el plan fue ideado por el gobierno danés para impulsar la industria turística después de los cierres ocasionados por la pandemia de coronavirus.

En el verano de 2020 y 2021, tomar un ferry a estas islas fue gratis para los viajeros que no llevaran automóvil. Los costos de los tickets también se redujeron significativamente durante el verano. Los ferris, sin embargo, no son gratuitos en 2022, pero los visitantes aún se benefician de boletos de transporte público con descuento.

Ver artículo

Fuente: The Clinic, Lunes 6 de Junio de 2022

TITULARES

X