Miércoles, Noviembre 30, 2022

El recambio en Aguas Andinas: francesa Veolia asume el mando de la mayor sanitaria local con elección de nuevos directores

PULSO – La empresa sanitaria Aguas Andinas, una de las 29 empresas más transadas en la bolsa local, renovó este miércoles su cúpula directiva y designó nuevos integrantes, haciendo así efectivo el cambio de controlador de comienzos de año, cuando la francesa Veolia adquirió el control de la también francesa Suez, accionista principal de la empresa de agua potable chilena.

Los accionistas de Aguas Andinas deberán decidir la nueva mesa en una junta extraordinaria que fue solicitada por Veolia a través de Inversiones Aguas Metropolitana (IAM), la sociedad anónima a través de la cual controla la sanitaria con el 50,1% y que también integra el Ipsa. IAM pidió la reunión extraordinaria y el directorio de Aguas Andinas la convocó para este miércoles 28 de septiembre.

La mesa de Aguas Andinas tiene siete asientos, cinco de los cuales fueron elegidos por IAM en marzo de 2022: su presidente Claudio Muñoz, presidente de Icare y quien estuvo vinculado 20 años a Telefónica, la directora de empresas y exministra de Obras Públicas de Sebastián Piñera, Loreto Silva; los ejecutivos españoles Narciso Berberana y Jorge Manent y la chilena Giorgianna Cúneo, directora de Falabella Retail, cuya familia tiene acciones de la sanitaria.

Los tres últimos se mantendrían en la mesa de Aguas Andinas, trascendió los últimos días. Cúneo en representación de IAM y por sus propias acciones y los españoles por el conocimiento que tienen de la compañía, argumenta alguien ligado a la firma. Mientras Narciso Berberana fue gerente general de Aguas Andinas entre 2016 y 2019 y suma dos décadas y media en el grupo Agbar Suez, Manent oficia como CFO de Suez Latam. La intención de Veolia sería mantener la presencia de ejecutivos de Agbar y Suez, empresas que ahora controla. La relación de los europeos con Aguas Andinas comenzó en 1999, cuando Agbar y Suez se aliaron y se adjudicaron la privatización de la estatal Emos, en el gobierno de Eduardo Frei. Suez luego compró Agbar y luego Veolia compró Suez.

Pero la intención de Veolia es designar ejecutivos propios en su nueva posición en Chile. Así, a la mesa entrarían, en reemplazo de Claudio Muñoz y Loreto Silva, dos ejecutivos de Veolia. El primero es otro histórico en el grupo chileno: Felipe Larraín Aspillaga, quien fue gerente general de Aguas Andinas entre 2004 y 2011 y hoy es presidente de IAM. El segundo es el uruguayo Gustavo Migues, quien suma dos décadas en el grupo Veolia y ha ocupado posiciones en China, Corea y Latinoamérica. Migues ya se radicó en Chile.

Larraín y Migues son los hombres de confianza de Veolia en Chile. Ambos acompañaron en mayo al estreno ante las autoridades chilenas a la nueva CEO del conglomerado, Estelle Brachlianoff, quien se reunió con el ministro de Hacienda, Mario Marcel. A ellos los acompañó otro ejecutivo español con un extenso lazo con Chile, Ángel Simón Grimaldos, quien fue el primer gerente general de Aguas Andinas ya privatizada, entre 1999 y 2002.

El nuevo directorio de Aguas se completaría con dos directores independientes cuyas candidaturas ya fueron oficializadas. Uno de ellos es Rodrigo Manubens, director de la Bolsa de Comercio y ex director del Banco de Chile, quien representa a accionistas minoritarios. La propuesta de Manubens, quien ya era director, la realizó la corredora LarrainVial como custodia de acciones de terceros. Manubens, dice un cercano a la compañía, ha hecho campaña entre minoritarios para asegurar su cupo.

El último director es el representante de Corfo. La estatal tiene el 5% de la propiedad de Aguas Andinas y ahora propone, igual que en la junta de accionistas de marzo, al abogado Jaime Arellano Quintana, ex subsecretario de justicia entre 2000 y 2006, en el gobierno de Ricardo Lagos, y fiscal de Corfo entre 2006 y 2010.

Directores suplentes y gerencia general

Aguas Andinas tiene también directores suplentes y ahí se producirán algunos cambios. En Corfo se repite Víctor Selman, un histórico ejecutivo de Corfo. Y como suplente de Manubens se postula el abogado Bernardo Simián, socio de Barros Errázuriz y desde este año también director de Isapre Colmena.

Entre los suplentes que incorporará IAM hay otro nombre conocido: Katia Tursich, exsubsecretaria de Economía, hoy presidenta de la Cámara de Centros Comerciales y directora de empresas como Cementos Bio Bio y Coopeuch.

Aguas Andinas, la mayor sanitaria chilena, con 2,2 millones de clientes en la Región Metropolitana, es controlada por IAM, sociedad donde Veolia aún no ha planeado cambios y participan como directores solo chilenos de alto perfil público y empresarial. La mesa es presidida por Felipe Larraín y está integrada por el empresario Alberto Muchnick, el expresidente de Metro, Rodrigo Azócar, el ex vicepresidente ejecutivo de Corfo Hernán Cheyre, el inversionista Ignacio Guerrero y el presidente de Enel Chile, Herman Chadwick. A ellos se agregan como suplentes el exministro Carlos Mladinic y el economista Rodrigo Castro. Todos ellos fueron postulados en marzo de este año por el controlador, Suez Inversiones Aguas del Gran Santiago. El séptimo director fue electo por los minoritarios: el exsocio principal de PWC, Luis Enrique Álamos.

El desembarco de Veolia en Aguas Andinas no incluiría solo al directorio y podría ser seguido luego por un cambio, no inmediato -revelan personas que han escuchado sobre los cambios en curso- en la gerencia general. Esa posición la ocupa la española Marta Colet Gonzalo. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y MBA de ESADE y de la Universidad Politécnica de Cataluña, Colet asumió el cargo en 2019, en reemplazo de Berberana. En abril de 2022 cumplirá cuatro años como la máxima ejecutiva de Aguas Andinas. Los ocho años previos fue directora de planificación concesiones España de Suez.

Fuente: Pulso, Martes 27 de Septiembre de 2022

PULSO – La empresa sanitaria Aguas Andinas, una de las 29 empresas más transadas en la bolsa local, renovó este miércoles su cúpula directiva y designó nuevos integrantes, haciendo así efectivo el cambio de controlador de comienzos de año, cuando la francesa Veolia adquirió el control de la también francesa Suez, accionista principal de la empresa de agua potable chilena.

Los accionistas de Aguas Andinas deberán decidir la nueva mesa en una junta extraordinaria que fue solicitada por Veolia a través de Inversiones Aguas Metropolitana (IAM), la sociedad anónima a través de la cual controla la sanitaria con el 50,1% y que también integra el Ipsa. IAM pidió la reunión extraordinaria y el directorio de Aguas Andinas la convocó para este miércoles 28 de septiembre.

La mesa de Aguas Andinas tiene siete asientos, cinco de los cuales fueron elegidos por IAM en marzo de 2022: su presidente Claudio Muñoz, presidente de Icare y quien estuvo vinculado 20 años a Telefónica, la directora de empresas y exministra de Obras Públicas de Sebastián Piñera, Loreto Silva; los ejecutivos españoles Narciso Berberana y Jorge Manent y la chilena Giorgianna Cúneo, directora de Falabella Retail, cuya familia tiene acciones de la sanitaria.

Los tres últimos se mantendrían en la mesa de Aguas Andinas, trascendió los últimos días. Cúneo en representación de IAM y por sus propias acciones y los españoles por el conocimiento que tienen de la compañía, argumenta alguien ligado a la firma. Mientras Narciso Berberana fue gerente general de Aguas Andinas entre 2016 y 2019 y suma dos décadas y media en el grupo Agbar Suez, Manent oficia como CFO de Suez Latam. La intención de Veolia sería mantener la presencia de ejecutivos de Agbar y Suez, empresas que ahora controla. La relación de los europeos con Aguas Andinas comenzó en 1999, cuando Agbar y Suez se aliaron y se adjudicaron la privatización de la estatal Emos, en el gobierno de Eduardo Frei. Suez luego compró Agbar y luego Veolia compró Suez.

Pero la intención de Veolia es designar ejecutivos propios en su nueva posición en Chile. Así, a la mesa entrarían, en reemplazo de Claudio Muñoz y Loreto Silva, dos ejecutivos de Veolia. El primero es otro histórico en el grupo chileno: Felipe Larraín Aspillaga, quien fue gerente general de Aguas Andinas entre 2004 y 2011 y hoy es presidente de IAM. El segundo es el uruguayo Gustavo Migues, quien suma dos décadas en el grupo Veolia y ha ocupado posiciones en China, Corea y Latinoamérica. Migues ya se radicó en Chile.

Larraín y Migues son los hombres de confianza de Veolia en Chile. Ambos acompañaron en mayo al estreno ante las autoridades chilenas a la nueva CEO del conglomerado, Estelle Brachlianoff, quien se reunió con el ministro de Hacienda, Mario Marcel. A ellos los acompañó otro ejecutivo español con un extenso lazo con Chile, Ángel Simón Grimaldos, quien fue el primer gerente general de Aguas Andinas ya privatizada, entre 1999 y 2002.

El nuevo directorio de Aguas se completaría con dos directores independientes cuyas candidaturas ya fueron oficializadas. Uno de ellos es Rodrigo Manubens, director de la Bolsa de Comercio y ex director del Banco de Chile, quien representa a accionistas minoritarios. La propuesta de Manubens, quien ya era director, la realizó la corredora LarrainVial como custodia de acciones de terceros. Manubens, dice un cercano a la compañía, ha hecho campaña entre minoritarios para asegurar su cupo.

El último director es el representante de Corfo. La estatal tiene el 5% de la propiedad de Aguas Andinas y ahora propone, igual que en la junta de accionistas de marzo, al abogado Jaime Arellano Quintana, ex subsecretario de justicia entre 2000 y 2006, en el gobierno de Ricardo Lagos, y fiscal de Corfo entre 2006 y 2010.

Directores suplentes y gerencia general

Aguas Andinas tiene también directores suplentes y ahí se producirán algunos cambios. En Corfo se repite Víctor Selman, un histórico ejecutivo de Corfo. Y como suplente de Manubens se postula el abogado Bernardo Simián, socio de Barros Errázuriz y desde este año también director de Isapre Colmena.

Entre los suplentes que incorporará IAM hay otro nombre conocido: Katia Tursich, exsubsecretaria de Economía, hoy presidenta de la Cámara de Centros Comerciales y directora de empresas como Cementos Bio Bio y Coopeuch.

Aguas Andinas, la mayor sanitaria chilena, con 2,2 millones de clientes en la Región Metropolitana, es controlada por IAM, sociedad donde Veolia aún no ha planeado cambios y participan como directores solo chilenos de alto perfil público y empresarial. La mesa es presidida por Felipe Larraín y está integrada por el empresario Alberto Muchnick, el expresidente de Metro, Rodrigo Azócar, el ex vicepresidente ejecutivo de Corfo Hernán Cheyre, el inversionista Ignacio Guerrero y el presidente de Enel Chile, Herman Chadwick. A ellos se agregan como suplentes el exministro Carlos Mladinic y el economista Rodrigo Castro. Todos ellos fueron postulados en marzo de este año por el controlador, Suez Inversiones Aguas del Gran Santiago. El séptimo director fue electo por los minoritarios: el exsocio principal de PWC, Luis Enrique Álamos.

El desembarco de Veolia en Aguas Andinas no incluiría solo al directorio y podría ser seguido luego por un cambio, no inmediato -revelan personas que han escuchado sobre los cambios en curso- en la gerencia general. Esa posición la ocupa la española Marta Colet Gonzalo. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y MBA de ESADE y de la Universidad Politécnica de Cataluña, Colet asumió el cargo en 2019, en reemplazo de Berberana. En abril de 2022 cumplirá cuatro años como la máxima ejecutiva de Aguas Andinas. Los ocho años previos fue directora de planificación concesiones España de Suez.

Fuente: Pulso, Martes 27 de Septiembre de 2022

TITULARES