Miércoles, Mayo 12, 2021

Eduardo Frei y embajador Luis Schmidt ante la ofensiva china en el país: “Chile no se puede farrear la inversión”

LA TERCERA – El expresidente y embajador extraordinario plenipotenciario de la misión especial para Asia Pacífico valoró la inversión china en Chile. “No podemos depender de las grandes potencias, de una u otra. Tenemos que acceder a todos los mercados”, sostuvo. Por su parte, Schmidt hizo un llamado a la calma frente a las inquietudes que se han levantado durante las últimas semanas por la fuerte inversión de China en Chile.

“Hay muchos países que están cerrándose interiormente con más al nacionalismo. Hablan de menos globalización, de menos libertad económica. Chile tiene que estar en este mundo, no puede estar solo. Somos un país pequeño y por eso nuestra relación con Asia se privilegia por nuestra relación con China. En esta situación, debe ser fundamental para enfrentar los desafíos que tiene el futuro”.

Así de claro respecto de las bondades que tiene la relación con China para el país se mostró esta mañana el expresidente Eduardo Frei, embajador extraordinario plenipotenciario de la misión especial para Asia Pacífico, en un seminario organizado por el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás. Ello, en días en que se han levantado alertas por la ofensiva que el gigante de Asia ha realizado en los últimos meses en materia de inversión: la última gran compra se conoció el 13 de noviembre, cuando la estatal china State Grid adquirió a la mayor empresa de distribución eléctrica del país, CGE, por U$3 mil millones, generando amplio debate al respecto. Anteriormente la misma compañía china había comprado Chilquinta.

Cuando fui embajador el año 2014, las inversiones chinas en Chile no llegaban ni a los US$300 millones o US$400 millones. Hoy día, gracias a todo el esfuerzo que hemos hecho en la Chile-Week, tenemos la satisfacción de decir que a contar del año 2018 las inversiones de China en Chile comenzaron a aumentar con la llegada de los bancos chinos tambiénChina es uno de los principales inversores de Chile de todo el mundo y noticias en esta materia llegan todos los días”, explicó el exmandatario.

A su parecer, “hay un sentimiento claro que estamos trabajando, que estamos mirando al futuro y que lo vamos a seguir haciendo porque esto es bueno para Chile. Nosotros no podemos depender de las grandes potencias, de una u otra. Tenemos que acceder a todos los mercados. Pero sí sabemos que post pandemia habrán categoría de países en la forma de relacionarse”.

Sin referirse abiertamente a las últimas compras por parte de compañías chinas, el ex mandatario valoró la apertura del gobierno dirigido por Xi Jinping al anunciar la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) y posteriormente su intención de evaluar sumarse al TPP-11.

“Esperamos que nuestro Parlamento apruebe el tratado de TPP 11, que significa un daño económico para toda la exportación chilena anuales cercanos US$20 millones. Y yo no sé por qué no lo firmamos si no cambia en nada respecto a los tratados que tenemos”, sostuvo Frei.

Optimismo y calma

Por su parte el embajador de Chile en China, Luis Schmidt, destacó que durante el periodo de pandemia la inversión de China en Chile ha sido muy importante, sobre todo en el sector energético. Y dedicó un pasaje explícito para llamar a la calma tras las “inquietudes” que se erigieron por los intereses cruzados que mantienen empresas cuyo último dueño es el estado chino en nuestro país.

“La empresa estatal State Grid me tocó a mí llevarla en mi primer período como embajador, cuando se hablaba del proyecto y HidroAysén finalmente no resultó. State Grid ha estado intentando trabajar y hacer cosas con Chile y compró en junio Chilquinta con una inversión de US$2.300 millones. Hoy acaba de anunciar la compra de la Compañía General de Electricidad con una inversión del orden de US$3200 millones, lo que ha creado también algunas inquietudes ya en nuestro país”, dijo.

Bajo esa lógica, Schmidt sostuvo que “China no es de los mayores inversores ya de inversión extranjera en nuestro país, sí lo ha sido en el último par de años, pero está muy lejos todavía de equiparar la inversión extranjera norteamericana, como también la inversión extranjera japonesa o la inversión extranjera de la Comunidad Económica Europea”.

Quisiera dar una señal de optimismo y tratar de calmar a algunos sectores de nuestro país que reclaman por este exceso de inversiones chinas en nuestro país. Yo diría que China es nuestro primer socio comercial, pero es lógico que tenga un gran interés en hacer grandes inversiones en nuestro país. En todos los temas de concentración y otros, nosotros tenemos un gran ente regulador allá que es la Fiscalía Nacional Económica. Tenemos una batería de leyes que nos protegen respecto a eso. Creo que Chile no se puede farrear y necesita urgentemente la inversión extranjera para lograr el desarrollo y si hoy día estamos teniendo la posibilidad de ser de China creo que hay que preocuparse y de alguna manera proteger lo que está pasando en esta pandemia”, sostuvo el diplomático.

Carne de cerdo desplaza a los vinos

En un balance sobre el comportamiento comercial entre Chile y China durante la pandemia ,el diplomático destacó un vuelco en las exportaciones. A modo de ejemplo sostuvo que los envíos de carne de cerdo están desplazando a las exportaciones de vino embotellado, que alcanzan unos US$350 millones.

Detrás de este incremento de los envíos de carne de cerdo están una serie de razones. Entre ellas, la fiebre porcina africana que atacó muy violentamente a la producción. Por otro lado, “los conflictos que ha tenido China con Estados Unidos y con Australia, nos han dejado un camino bastante libre para nosotros. Los envíos de carne de cerdo han crecido 198% con respecto al año anterior y probablemente estaremos llegando del orden de US$800 millones o US$900 millones”, recalcó.

En ese sentido también destacó que hace dos días atrás, el precio de cobre llegó a US$3.27 la libra. “Ese es un precio que no se veía en nuestro país desde el año 2018. Y claro, evidentemente Chile es un país minero”. Pero también destacó el crecimiento sostenido de las exportaciones en otros sectores de la minería que se han mostrado como ganadores frente a la emergencia sanitaria. De hecho, dijo que los envíos de cobre han subido este año a China casi un 35%. “El hierro un poquito menos del 200%. El litio ha subido 75%; el yodo 40% y el molibdeno en 1.500%”, afirmó.

“Esto habla muy bien del trabajo de nuestra minería y que van a llegar las de una mayor cantidad de divisas a nuestro país”, añadió.

Por último, Schmidt planteó que hay una gran posibilidad de inversión en concesiones, área que los chinos ya miran con interés respecto de Chile.

“Hoy día toda esta gran posibilidad en concesiones. Chile tiene US$15.000 millones en concesiones de infraestructura. El presidente Frei pertenece al Comité de Infraestructura. Bueno, esto ha abierto, una gran posibilidad para la empresa china puedan participar, por un lado, porque hay una capacidad ociosa todavía de empresas de infraestructura acá y que están deseosos de cooperar, y hay varias que están participando en múltiples licitaciones internacionales que está haciendo nuestro país”, cerró.

Fuente: La Tercera, Jueves 26 de Noviembre de 2020

LA TERCERA – El expresidente y embajador extraordinario plenipotenciario de la misión especial para Asia Pacífico valoró la inversión china en Chile. “No podemos depender de las grandes potencias, de una u otra. Tenemos que acceder a todos los mercados”, sostuvo. Por su parte, Schmidt hizo un llamado a la calma frente a las inquietudes que se han levantado durante las últimas semanas por la fuerte inversión de China en Chile.

“Hay muchos países que están cerrándose interiormente con más al nacionalismo. Hablan de menos globalización, de menos libertad económica. Chile tiene que estar en este mundo, no puede estar solo. Somos un país pequeño y por eso nuestra relación con Asia se privilegia por nuestra relación con China. En esta situación, debe ser fundamental para enfrentar los desafíos que tiene el futuro”.

Así de claro respecto de las bondades que tiene la relación con China para el país se mostró esta mañana el expresidente Eduardo Frei, embajador extraordinario plenipotenciario de la misión especial para Asia Pacífico, en un seminario organizado por el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás. Ello, en días en que se han levantado alertas por la ofensiva que el gigante de Asia ha realizado en los últimos meses en materia de inversión: la última gran compra se conoció el 13 de noviembre, cuando la estatal china State Grid adquirió a la mayor empresa de distribución eléctrica del país, CGE, por U$3 mil millones, generando amplio debate al respecto. Anteriormente la misma compañía china había comprado Chilquinta.

Cuando fui embajador el año 2014, las inversiones chinas en Chile no llegaban ni a los US$300 millones o US$400 millones. Hoy día, gracias a todo el esfuerzo que hemos hecho en la Chile-Week, tenemos la satisfacción de decir que a contar del año 2018 las inversiones de China en Chile comenzaron a aumentar con la llegada de los bancos chinos tambiénChina es uno de los principales inversores de Chile de todo el mundo y noticias en esta materia llegan todos los días”, explicó el exmandatario.

A su parecer, “hay un sentimiento claro que estamos trabajando, que estamos mirando al futuro y que lo vamos a seguir haciendo porque esto es bueno para Chile. Nosotros no podemos depender de las grandes potencias, de una u otra. Tenemos que acceder a todos los mercados. Pero sí sabemos que post pandemia habrán categoría de países en la forma de relacionarse”.

Sin referirse abiertamente a las últimas compras por parte de compañías chinas, el ex mandatario valoró la apertura del gobierno dirigido por Xi Jinping al anunciar la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) y posteriormente su intención de evaluar sumarse al TPP-11.

“Esperamos que nuestro Parlamento apruebe el tratado de TPP 11, que significa un daño económico para toda la exportación chilena anuales cercanos US$20 millones. Y yo no sé por qué no lo firmamos si no cambia en nada respecto a los tratados que tenemos”, sostuvo Frei.

Optimismo y calma

Por su parte el embajador de Chile en China, Luis Schmidt, destacó que durante el periodo de pandemia la inversión de China en Chile ha sido muy importante, sobre todo en el sector energético. Y dedicó un pasaje explícito para llamar a la calma tras las “inquietudes” que se erigieron por los intereses cruzados que mantienen empresas cuyo último dueño es el estado chino en nuestro país.

“La empresa estatal State Grid me tocó a mí llevarla en mi primer período como embajador, cuando se hablaba del proyecto y HidroAysén finalmente no resultó. State Grid ha estado intentando trabajar y hacer cosas con Chile y compró en junio Chilquinta con una inversión de US$2.300 millones. Hoy acaba de anunciar la compra de la Compañía General de Electricidad con una inversión del orden de US$3200 millones, lo que ha creado también algunas inquietudes ya en nuestro país”, dijo.

Bajo esa lógica, Schmidt sostuvo que “China no es de los mayores inversores ya de inversión extranjera en nuestro país, sí lo ha sido en el último par de años, pero está muy lejos todavía de equiparar la inversión extranjera norteamericana, como también la inversión extranjera japonesa o la inversión extranjera de la Comunidad Económica Europea”.

Quisiera dar una señal de optimismo y tratar de calmar a algunos sectores de nuestro país que reclaman por este exceso de inversiones chinas en nuestro país. Yo diría que China es nuestro primer socio comercial, pero es lógico que tenga un gran interés en hacer grandes inversiones en nuestro país. En todos los temas de concentración y otros, nosotros tenemos un gran ente regulador allá que es la Fiscalía Nacional Económica. Tenemos una batería de leyes que nos protegen respecto a eso. Creo que Chile no se puede farrear y necesita urgentemente la inversión extranjera para lograr el desarrollo y si hoy día estamos teniendo la posibilidad de ser de China creo que hay que preocuparse y de alguna manera proteger lo que está pasando en esta pandemia”, sostuvo el diplomático.

Carne de cerdo desplaza a los vinos

En un balance sobre el comportamiento comercial entre Chile y China durante la pandemia ,el diplomático destacó un vuelco en las exportaciones. A modo de ejemplo sostuvo que los envíos de carne de cerdo están desplazando a las exportaciones de vino embotellado, que alcanzan unos US$350 millones.

Detrás de este incremento de los envíos de carne de cerdo están una serie de razones. Entre ellas, la fiebre porcina africana que atacó muy violentamente a la producción. Por otro lado, “los conflictos que ha tenido China con Estados Unidos y con Australia, nos han dejado un camino bastante libre para nosotros. Los envíos de carne de cerdo han crecido 198% con respecto al año anterior y probablemente estaremos llegando del orden de US$800 millones o US$900 millones”, recalcó.

En ese sentido también destacó que hace dos días atrás, el precio de cobre llegó a US$3.27 la libra. “Ese es un precio que no se veía en nuestro país desde el año 2018. Y claro, evidentemente Chile es un país minero”. Pero también destacó el crecimiento sostenido de las exportaciones en otros sectores de la minería que se han mostrado como ganadores frente a la emergencia sanitaria. De hecho, dijo que los envíos de cobre han subido este año a China casi un 35%. “El hierro un poquito menos del 200%. El litio ha subido 75%; el yodo 40% y el molibdeno en 1.500%”, afirmó.

“Esto habla muy bien del trabajo de nuestra minería y que van a llegar las de una mayor cantidad de divisas a nuestro país”, añadió.

Por último, Schmidt planteó que hay una gran posibilidad de inversión en concesiones, área que los chinos ya miran con interés respecto de Chile.

“Hoy día toda esta gran posibilidad en concesiones. Chile tiene US$15.000 millones en concesiones de infraestructura. El presidente Frei pertenece al Comité de Infraestructura. Bueno, esto ha abierto, una gran posibilidad para la empresa china puedan participar, por un lado, porque hay una capacidad ociosa todavía de empresas de infraestructura acá y que están deseosos de cooperar, y hay varias que están participando en múltiples licitaciones internacionales que está haciendo nuestro país”, cerró.

Fuente: La Tercera, Jueves 26 de Noviembre de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X