Viernes, Marzo 1, 2024

Eduardo Abedrapo: “No nos vemos en una situación de una competencia con los otros puertos”

PORTAL PORTUARIO – Consciente de los desafíos actuales y futuros del Puerto de San Antonio, el presidente de la estatal Empresa Portuaria San Antonio, Eduardo Abedrapo, aseguró que el principal puerto chileno “no se ve en competencia”, reafirmando la tesis de “complementariedad”, tanto con estaciones marítimas dentro del país como del exterior.

En conversación con PortalPortuario, Abedrapo -quien asumió en noviembre de 2023 en reemplazo de Sally Bendersky- afirmó que llegó a una “empresa sana” pero llena de “desafíos”.

¿A qué puerto llega usted cuando le toca asumir la presidencia de la Empresa Portuaria San Antonio?

Del punto de vista de la empresa, llego a una empresa sana, que tiene buena calidad de gestión, con sus finanzas ordenadas y con proyectos muy importantes que es bastante evidente que es el tema del proyecto Puerto Exterior. Más allá del Puerto Exterior, la empresa tiene un conjunto de desafíos.

¿Cuáles?

Es un puerto que tiene alta eficiencia, pero -sin duda- que tiene algunos problemas estructurales, tanto del lado de mar como del lado de tierra. Hay que buscar la manera de exprimir al máximo las capacidades portuarias para alcanzar los mejores rendimientos posibles, evidentemente, que esto en parte es responsabilidad de los concesionarios, pero también es responsabilidad de la Empresa Portuaria a ayudar a que eso ocurra y a generar condiciones para todos los concesionarios que puedan operar de la mejor manera.

¿Está desafiado el Puerto de San Antonio en su relación ciudad puerto?

Sabemos que, hoy día, producto tránsito de camiones hay un impacto que resulta inevitable en términos del tráfico de camiones, pero sí creo que resultan evitables algunas situaciones que se producen como la congestión de los camiones que estamos trabajando para para evitarlas.

Uno de los desafíos es bajar el número de días de cierre de puerto ¿Qué avances ha tenido EPSA en esta materia?

Entiendo que se ha ido avanzando mucho en estos años. Esto se hace en base a simulaciones y en base también a contar con determinado instrumental técnico que se ubican en la zona tanto costera como también en las boyas que permiten hacer la medición del alto de ola y considerar si en esas condiciones determinadas pueden operar las embarcaciones. Ya estamos trabajando para poder operar el puerto con alto de ola de más de 2 metros, pero esto hay que ir refrendándolo vez a vez. Hay un conjunto de medidas en las que se está avanzando, pero -evidentemente- que nosotros no estamos satisfechos aún con las condiciones que se está operando hoy día.

¿Por qué?

Nosotros tenemos que llegar a por lo menos niveles de seguridad en cuanto a tiempo disponible en puerto no inferiores al 90%, al menos, y ojalá más, pero todavía estamos un poquito por debajo de eso.

¿Se ha podido avanzar en estudios de maniobras para no quedarse fuera de rutas de naves como el CMA CGM Alexander von Humboldt que llegó a Callao?

Efectivamente, usted está muy bien informado, así que le voy a decir que se están haciendo estudios, STI está trabajando en la simulación y ya se van a empezar a trabajar en las simulaciones con la Armada.

Perú está avanzando con una serie de proyectos portuarios, entre ellos, la modernización de Callao y la construcción de Chancay ¿Cómo se percibe esto desde el Puerto de San Antonio que no ha podido avanzar lo suficiente con el Puerto Exterior?

Efectivamente, hay ofertas portuarias importantes en la Costa Pacífico Sur y, como nosotros lo vemos, el hecho que haya una oferta portuaria importante significa que hay buenas condiciones para que puedan operar hacia el sur del Pacífico naves de mayor tamaño y, por tanto, nosotros no nos vemos en una situación de una competencia con los otros puertos, sino que nos vemos como una condición de complementariedad. Los análisis que se han hecho en nada apuntan a que la construcción del Puerto de Chancay, que entiendo que va a tener un millón de TEUs, va a afectar la llegada de naves al puerto. Sin prejuicio de eso, efectivamente, para el Puerto Exterior, más allá de que -tal vez- hubiera sido mejor haber tenido un nivel de avance mayor hacia el año 2023, estamos haciendo todos los esfuerzos para que cumplamos nuestra meta de que hacia el año 2036 ya contemos con un puerto operativo, ese es el horizonte y en ese creo que estamos yendo por buen camino.

¿Se está a tiempo?

Usted sabe que hoy día, estos grandes proyectos, el mayor ámbito al que deben responder dice relación con los impactos, porque esto tiene un impacto sobre la zona marina, tiene un impacto sobre el borde costero, pero también tiene impactos hacia la ciudad y no solamente me refiero sólo la parte inmediata, a la parte urbana de San Antonio, sino que también la parte alta, entonces, obviamente que una de las cuestiones que nosotros tenemos que hacer es satisfacer adecuadamente las exigencias de evaluación de análisis que nos ha pedido el servicio ambiental para poder el año 2024 entregar la adenda donde nosotros satisfagamos todas las exigencias, todos los requerimientos y de esa manera contar con la Resolución de Calificación Ambiental hacia el año 2025.

¿Qué otra complejidad se avizora?

El puerto también tiene un desafío de ingeniería, un desafío constructivo, tiene un desafío en el levantamiento del financiamiento, pero estamos trabajando para verlo con todo eso. Usted sabe que ya la ingeniería de puerto está y eso es algo muy importante. No tengo dudas que vamos a contar con muchas empresas interesadas en venir a hacer el puerto. Esta es una obra compleja, usted sabe bien está el tema del dragado y luego ya la construcción propiamente del molo que va a tener más de 4 kilómetros de largo.

¿Debe estar tranquila la comunidad de San Antonio con el proyecto?

Uno de los temas fundamentales es dar la tranquilidad a la comunidad de San Antonio de que el impacto durante la construcción del puerto va a ser debidamente atenuado, mitigado y que van a hacer las compensaciones en el caso que haya que tomar medidas que son, a veces, un poco más complejas; por ejemplo, reasentar comunidades y también que durante la operación del puerto, no solamente no va a haber una afectación negativa, sino que van a ver elementos positivos, porque se va a mejorar la condición urbana. También, los accesos en la zona alta de San Antonio van a ser mucho mejores, más seguros, de mayor calidad y eso va a redituar también a través de un conjunto de otros proyectos que el puerto va a impulsar y que lo tenemos que hacer en conjunto, no solamente con el puerto, sino que con la demás entidades del Estado, el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Vivienda, etcétera.

¿Hay realmente respaldo del Estado y el Gobierno para llevar adelante esta iniciativa?

Yo creo que las señales dadas por el Gobierno apuntan en ese sentido y, particularmente, la conformación de este Consejo Asesor del proyecto Puerto Exterior, que es un proyecto que incluye, no es cierto, obviamente el Puerto Exterior stricto sensu, pero también la generación del corredor ferroviario, que es otro desafío muy importante y ese va a estar a cargo de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado. También se van a mejorar los accesos viales y ahí se están haciendo trabajando con el Ministerio de Obras Públicas en mejorar la conectividad con la Ruta 66 con la Ruta 68. Este es un proyecto que es multisectorial no es solo el lado mar, porque -aquí- hay muchas más condiciones para que esto sea una red logística razonable. Esto implica que tiene que construirse el centro intercambio modal, que va a estar ubicado en la Región Metropolitana, saliendo hacia la zona costera en el sector de Peñaflor.

¿A propósito de complementariedad, como usted dice, esta red de gran escala incluye la extensión de Valparaíso?

Uno no puede solamente pensar localmente en términos de el Puerto de San Antonio. Este es un sistema portuario nacional. Valparaíso y San Antonio son parte de la macro zona central y tiene que ser puertos que sean capaces de auxiliarse y complementarse.

La proyección del Puerto Exterior siempre consideró que Valparaíso tenía en operación el terminal 2 y, en ese sentido, el que ellos lo puedan desarrollar, no lo vemos como un riesgo para Puerto Exterior. Lo he dicho en otras entrevistas: Veo el sistema central como complementario donde el gran puerto, el buque insignia del sistema portuario nacional, va a ser el Puerto de San Antonio, el buque insignia de la zona central va a ser el futuro Puerto Exterior, pero también se necesita que operen con en buenas condiciones y con las mejores calidad de operaciones tanto Valparaíso como Coquimbo.

Dada la situación del país, con bajo crecimiento, entre otros factores ¿Podrá el Estado endeudarse para construir el molo del Puerto Exterior?

Estamos ya avanzando a partir de la autorización que emitió el Ministro de Hacienda, Mario Marcel, el pasado mes de junio para explorar mecanismo de financiamiento. Le diría que estamos muy optimistas, porque todas las primeras conversaciones han ido en un sentido muy positivo y, claro, levantar 1500 millones de dólares por una empresa como San Antonio, uno mira sus estados financiero, parece difícil, pero uno tiene que trabajar con estructuración financiera de largo plazo.

¿Cuál será el mecanismo?

No es que vamos a solicitar inmediatamente 1.500 millones de dólares y nos van a pasar los 1.500 millones de dólares. Nosotros tenemos que estructurar el financiamiento, eso implica ir levantando el financiamiento para ir avanzando las distintas fases que luego se van refinanciando paulatinamente en la medida que se va avanzando en el proyecto. Entonces, esto va a ser un mix, seguramente, una estructuración mixta con distinto instrumento financieros y nosotros, ya le diría, que estamos en una etapa en que vamos a posiblemente durante el año 2024 a cerrar los primeros pasos la estructuración y ya se financia la primera parte.

¿Cómo está abordando la Empresa Portuaria San Antonio y su Comunidad Logística los temas de digitalización?

La digitalización, el mejoramiento de los procesos para carga y descarga, embarque y desembarque ya se adjudicó. El directorio adjudicó el contrato para el PCS que es un sistema que permite administrar de mejor manera todo lo que es el sistema de transferencia de carga y es una inversión que va a hacer la Empresa Portuaria San Antonio en su fase inicial, luego cuando ya entre en operación, va a haber un financiamiento compartido con los usuarios del sistema, pero eso va en marcha, está adjudicado y todo el desafío del sistema debería estar en 18 meses operativos.

Hay un ya antiguo mandato del Ministerio de Transportes de lograr mover 30% de la carga por vía férrea ¿En qué pie se encuentra el Puerto de San Antonio y, en consecuencia, sus concesionarios al respecto?

Más allá del futuro corredor ferroviario, hoy día lo que tenemos que hacer es mejorar las condiciones de carga y descarga vía ferroviaria en el actual puerto y ahí estamos ya impulsando el proyecto de lo que se llama el Terminal Intermodal Barrancas. Ahí, ya tenemos un acuerdo y estamos trabajando muy bien con la Empresa de los Ferrocarriles del Estado, tenemos una gran relación como empresas, entonces tenemos un conocimiento en este tipo de materias, una confianza profesional de los equipos y esto sin duda hacia fines de 2025 ya debería estar concluido para empezar a operar, no más allá del 2026.

Mientras tanto, el transporte terrestre también requiere atención ¿Contará San Antonio con una estación o antepuerto similar a la Zeal de Valparaíso?

Para disminuir los impactos en la ciudad y, adicionalmente o junto con ello, hacer más eficiente la operación portuaria, ya en el mes de febrero, hacia fines del mes de febrero, debería estar en operación el regulador de frecuencia que le hemos llamado Alto San Antonio temporal y es temporal, porque esta es la primera fase del proyecto definitivo. Estamos en una etapa de prueba de operaciones con los camiones de una compañía que no voy a nombrar, pero que es muy conocida, así que nosotros esperamos que tengamos hacia el 15 de febrero, o sea, la segunda quincena de febrero.

¿Qué incluye esta solución?

Ya operativos están haciendo los últimos retoques tanto a la plataforma a la superficie, se están implementando los elementos tecnológicos los pórticos y ya tenemos claro quiénes van a operar, tanto en la parte de lo que dice relación propiamente tal con la operación es decir, quienes van a estar a cargo de que opere la plataforma computacional y el despacho de los camiones y también ya está asignado el contrato para quienes van a ser toda la labor si usted quiere de mantenimiento de la infraestructura, la vigilancia, que es un tema muy importante, va a ser una zona que va a contar con vigilancia, obviamente tecnológica, pero también con guardia de vigilancia y tiene que tener mantenimiento. Creo que, a partir de marzo, vamos a tener estupendas noticias para la gente de San Antonio que va a ver un mejor y más racional flujo de camiones y también va a ser muy bueno para los transportistas que no van a tener que estar esperando innecesariamente van a estar en una zona cómoda y segura.

A propósito de los cambios que vivirá el Puerto de San Antonio ¿Qué es lo que ocurrirá con Puerto Panul al cierre de con concesión? ¿Perderá San Antonio la capacidad de mover granel limpio?

El problema de darle una entrevista usted, y a un medio con el suyo, es que ustedes manejan muy bien todos los temas, entonces me hace un examen exhaustivo. Usted sabe bien que los contratos unos termina el 2029 otros 2030 y otros 2031. Voy, primero, a decir una cosa más de carácter general, que es que en 2024 tenemos que empezar a trabajar en las condiciones en que van a operar los actuales terminales concesionados del 2029 en adelante. Nosotros no podemos esperar a estar en el 2026-2027 para pensar en esto. Yo estuve muchos años a cargo de la Dirección de Concesiones y si las cuestiones no ser planifican a tiempo, llegamos tarde y no solamente llegamos tarde, Andrés, llegamos mal y cuando uno llega tarde y mal paga caro en términos de plata y también paga caro en términos de que la solución no es la más óptima, así que, eso, créame, que tengo perfecta claridad de ello.

Nosotros tenemos que asegurar que el Puerto de San Antonio cuente con un terminal especializado para el transferencia de graneles tanto líquidos, como sólidos; es decir, nosotros vamos a trabajar y vamos a asegurar que siga existiendo esa capacidad portuaria de transferencia líquidos y sólidos.

Pero ¿Se deberá relocalizar ese terminal, pensando en la extensión del Paseo Bellamar al norte?

Con lo de Panul tenemos tiempo suficiente, vamos a tener que conversar, obviamente, con la Municipalidad de San Antonio, porque usted lo dijo significó esto una reestructuración del Plan Regulador, pero nosotros estamos convencidos que hay soluciones, estamos absolutamente convencidos que hay soluciones y que, además, vamos a llegar a acuerdos con el municipio de San Antonio para hacer perfectamente congruente un mejor desarrollo desde la ciudad, con asegurar que San Antonio siga teniendo esta capacidad, si usted quiere multipropósito.

Más allá de la protección de los humedales y su ecosistema ¿Qué otras acciones ambientales están en carpeta? Le pregunto, porque en el mundo, muchos puertos han comenzado a incorporar equipos eléctricos y a conectar las naves a los muelles para que no emitan contaminantes…

Mire, absolutamente lo hemos pensado y ya hay algunas cuestiones que estamos trabajando con los concesionarios para ir cambiando la alimentación que tienen determinados equipamientos que son diésel para cambiarlo todo a eléctrico, pero cuando uno dice cambiarlo a eléctrico eso es en la medida de que el país tenga un matriz eléctrica buena o limpia y Chile está avanzando mucho en eso.

Además, le voy a decir algo muy importante Andrés, y usted lo sabe, para una empresa como la nuestra, que busca financiamiento, es fundamental que el proyecto y la operación del actual puerto y del futuro, vaya acompañado de mejoras en las condiciones ambientales específicas. Hoy día, usted sabe, que están los llamados bonos verdes que cuando usted presenta proyectos de infraestructura pública con aspectos positivos para el medio ambiente, por ejemplo, con descarbonización eso se premia -incluso- en las tasas de interés, entonces como lo decía y, por favor entiéndame, que nosotros tenemos conciencia ambiental y queremos que, aunque no hubiera ese “premio”, lo tendríamos que hacer de esa manera, ya que Chile tiene una ley ambiental muy exigente, lo que, adicionalmente, significa que vamos a poder financiar en mejores condiciones.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Miércoles 10 de Enero de 2024

PORTAL PORTUARIO – Consciente de los desafíos actuales y futuros del Puerto de San Antonio, el presidente de la estatal Empresa Portuaria San Antonio, Eduardo Abedrapo, aseguró que el principal puerto chileno “no se ve en competencia”, reafirmando la tesis de “complementariedad”, tanto con estaciones marítimas dentro del país como del exterior.

En conversación con PortalPortuario, Abedrapo -quien asumió en noviembre de 2023 en reemplazo de Sally Bendersky- afirmó que llegó a una “empresa sana” pero llena de “desafíos”.

¿A qué puerto llega usted cuando le toca asumir la presidencia de la Empresa Portuaria San Antonio?

Del punto de vista de la empresa, llego a una empresa sana, que tiene buena calidad de gestión, con sus finanzas ordenadas y con proyectos muy importantes que es bastante evidente que es el tema del proyecto Puerto Exterior. Más allá del Puerto Exterior, la empresa tiene un conjunto de desafíos.

¿Cuáles?

Es un puerto que tiene alta eficiencia, pero -sin duda- que tiene algunos problemas estructurales, tanto del lado de mar como del lado de tierra. Hay que buscar la manera de exprimir al máximo las capacidades portuarias para alcanzar los mejores rendimientos posibles, evidentemente, que esto en parte es responsabilidad de los concesionarios, pero también es responsabilidad de la Empresa Portuaria a ayudar a que eso ocurra y a generar condiciones para todos los concesionarios que puedan operar de la mejor manera.

¿Está desafiado el Puerto de San Antonio en su relación ciudad puerto?

Sabemos que, hoy día, producto tránsito de camiones hay un impacto que resulta inevitable en términos del tráfico de camiones, pero sí creo que resultan evitables algunas situaciones que se producen como la congestión de los camiones que estamos trabajando para para evitarlas.

Uno de los desafíos es bajar el número de días de cierre de puerto ¿Qué avances ha tenido EPSA en esta materia?

Entiendo que se ha ido avanzando mucho en estos años. Esto se hace en base a simulaciones y en base también a contar con determinado instrumental técnico que se ubican en la zona tanto costera como también en las boyas que permiten hacer la medición del alto de ola y considerar si en esas condiciones determinadas pueden operar las embarcaciones. Ya estamos trabajando para poder operar el puerto con alto de ola de más de 2 metros, pero esto hay que ir refrendándolo vez a vez. Hay un conjunto de medidas en las que se está avanzando, pero -evidentemente- que nosotros no estamos satisfechos aún con las condiciones que se está operando hoy día.

¿Por qué?

Nosotros tenemos que llegar a por lo menos niveles de seguridad en cuanto a tiempo disponible en puerto no inferiores al 90%, al menos, y ojalá más, pero todavía estamos un poquito por debajo de eso.

¿Se ha podido avanzar en estudios de maniobras para no quedarse fuera de rutas de naves como el CMA CGM Alexander von Humboldt que llegó a Callao?

Efectivamente, usted está muy bien informado, así que le voy a decir que se están haciendo estudios, STI está trabajando en la simulación y ya se van a empezar a trabajar en las simulaciones con la Armada.

Perú está avanzando con una serie de proyectos portuarios, entre ellos, la modernización de Callao y la construcción de Chancay ¿Cómo se percibe esto desde el Puerto de San Antonio que no ha podido avanzar lo suficiente con el Puerto Exterior?

Efectivamente, hay ofertas portuarias importantes en la Costa Pacífico Sur y, como nosotros lo vemos, el hecho que haya una oferta portuaria importante significa que hay buenas condiciones para que puedan operar hacia el sur del Pacífico naves de mayor tamaño y, por tanto, nosotros no nos vemos en una situación de una competencia con los otros puertos, sino que nos vemos como una condición de complementariedad. Los análisis que se han hecho en nada apuntan a que la construcción del Puerto de Chancay, que entiendo que va a tener un millón de TEUs, va a afectar la llegada de naves al puerto. Sin prejuicio de eso, efectivamente, para el Puerto Exterior, más allá de que -tal vez- hubiera sido mejor haber tenido un nivel de avance mayor hacia el año 2023, estamos haciendo todos los esfuerzos para que cumplamos nuestra meta de que hacia el año 2036 ya contemos con un puerto operativo, ese es el horizonte y en ese creo que estamos yendo por buen camino.

¿Se está a tiempo?

Usted sabe que hoy día, estos grandes proyectos, el mayor ámbito al que deben responder dice relación con los impactos, porque esto tiene un impacto sobre la zona marina, tiene un impacto sobre el borde costero, pero también tiene impactos hacia la ciudad y no solamente me refiero sólo la parte inmediata, a la parte urbana de San Antonio, sino que también la parte alta, entonces, obviamente que una de las cuestiones que nosotros tenemos que hacer es satisfacer adecuadamente las exigencias de evaluación de análisis que nos ha pedido el servicio ambiental para poder el año 2024 entregar la adenda donde nosotros satisfagamos todas las exigencias, todos los requerimientos y de esa manera contar con la Resolución de Calificación Ambiental hacia el año 2025.

¿Qué otra complejidad se avizora?

El puerto también tiene un desafío de ingeniería, un desafío constructivo, tiene un desafío en el levantamiento del financiamiento, pero estamos trabajando para verlo con todo eso. Usted sabe que ya la ingeniería de puerto está y eso es algo muy importante. No tengo dudas que vamos a contar con muchas empresas interesadas en venir a hacer el puerto. Esta es una obra compleja, usted sabe bien está el tema del dragado y luego ya la construcción propiamente del molo que va a tener más de 4 kilómetros de largo.

¿Debe estar tranquila la comunidad de San Antonio con el proyecto?

Uno de los temas fundamentales es dar la tranquilidad a la comunidad de San Antonio de que el impacto durante la construcción del puerto va a ser debidamente atenuado, mitigado y que van a hacer las compensaciones en el caso que haya que tomar medidas que son, a veces, un poco más complejas; por ejemplo, reasentar comunidades y también que durante la operación del puerto, no solamente no va a haber una afectación negativa, sino que van a ver elementos positivos, porque se va a mejorar la condición urbana. También, los accesos en la zona alta de San Antonio van a ser mucho mejores, más seguros, de mayor calidad y eso va a redituar también a través de un conjunto de otros proyectos que el puerto va a impulsar y que lo tenemos que hacer en conjunto, no solamente con el puerto, sino que con la demás entidades del Estado, el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Vivienda, etcétera.

¿Hay realmente respaldo del Estado y el Gobierno para llevar adelante esta iniciativa?

Yo creo que las señales dadas por el Gobierno apuntan en ese sentido y, particularmente, la conformación de este Consejo Asesor del proyecto Puerto Exterior, que es un proyecto que incluye, no es cierto, obviamente el Puerto Exterior stricto sensu, pero también la generación del corredor ferroviario, que es otro desafío muy importante y ese va a estar a cargo de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado. También se van a mejorar los accesos viales y ahí se están haciendo trabajando con el Ministerio de Obras Públicas en mejorar la conectividad con la Ruta 66 con la Ruta 68. Este es un proyecto que es multisectorial no es solo el lado mar, porque -aquí- hay muchas más condiciones para que esto sea una red logística razonable. Esto implica que tiene que construirse el centro intercambio modal, que va a estar ubicado en la Región Metropolitana, saliendo hacia la zona costera en el sector de Peñaflor.

¿A propósito de complementariedad, como usted dice, esta red de gran escala incluye la extensión de Valparaíso?

Uno no puede solamente pensar localmente en términos de el Puerto de San Antonio. Este es un sistema portuario nacional. Valparaíso y San Antonio son parte de la macro zona central y tiene que ser puertos que sean capaces de auxiliarse y complementarse.

La proyección del Puerto Exterior siempre consideró que Valparaíso tenía en operación el terminal 2 y, en ese sentido, el que ellos lo puedan desarrollar, no lo vemos como un riesgo para Puerto Exterior. Lo he dicho en otras entrevistas: Veo el sistema central como complementario donde el gran puerto, el buque insignia del sistema portuario nacional, va a ser el Puerto de San Antonio, el buque insignia de la zona central va a ser el futuro Puerto Exterior, pero también se necesita que operen con en buenas condiciones y con las mejores calidad de operaciones tanto Valparaíso como Coquimbo.

Dada la situación del país, con bajo crecimiento, entre otros factores ¿Podrá el Estado endeudarse para construir el molo del Puerto Exterior?

Estamos ya avanzando a partir de la autorización que emitió el Ministro de Hacienda, Mario Marcel, el pasado mes de junio para explorar mecanismo de financiamiento. Le diría que estamos muy optimistas, porque todas las primeras conversaciones han ido en un sentido muy positivo y, claro, levantar 1500 millones de dólares por una empresa como San Antonio, uno mira sus estados financiero, parece difícil, pero uno tiene que trabajar con estructuración financiera de largo plazo.

¿Cuál será el mecanismo?

No es que vamos a solicitar inmediatamente 1.500 millones de dólares y nos van a pasar los 1.500 millones de dólares. Nosotros tenemos que estructurar el financiamiento, eso implica ir levantando el financiamiento para ir avanzando las distintas fases que luego se van refinanciando paulatinamente en la medida que se va avanzando en el proyecto. Entonces, esto va a ser un mix, seguramente, una estructuración mixta con distinto instrumento financieros y nosotros, ya le diría, que estamos en una etapa en que vamos a posiblemente durante el año 2024 a cerrar los primeros pasos la estructuración y ya se financia la primera parte.

¿Cómo está abordando la Empresa Portuaria San Antonio y su Comunidad Logística los temas de digitalización?

La digitalización, el mejoramiento de los procesos para carga y descarga, embarque y desembarque ya se adjudicó. El directorio adjudicó el contrato para el PCS que es un sistema que permite administrar de mejor manera todo lo que es el sistema de transferencia de carga y es una inversión que va a hacer la Empresa Portuaria San Antonio en su fase inicial, luego cuando ya entre en operación, va a haber un financiamiento compartido con los usuarios del sistema, pero eso va en marcha, está adjudicado y todo el desafío del sistema debería estar en 18 meses operativos.

Hay un ya antiguo mandato del Ministerio de Transportes de lograr mover 30% de la carga por vía férrea ¿En qué pie se encuentra el Puerto de San Antonio y, en consecuencia, sus concesionarios al respecto?

Más allá del futuro corredor ferroviario, hoy día lo que tenemos que hacer es mejorar las condiciones de carga y descarga vía ferroviaria en el actual puerto y ahí estamos ya impulsando el proyecto de lo que se llama el Terminal Intermodal Barrancas. Ahí, ya tenemos un acuerdo y estamos trabajando muy bien con la Empresa de los Ferrocarriles del Estado, tenemos una gran relación como empresas, entonces tenemos un conocimiento en este tipo de materias, una confianza profesional de los equipos y esto sin duda hacia fines de 2025 ya debería estar concluido para empezar a operar, no más allá del 2026.

Mientras tanto, el transporte terrestre también requiere atención ¿Contará San Antonio con una estación o antepuerto similar a la Zeal de Valparaíso?

Para disminuir los impactos en la ciudad y, adicionalmente o junto con ello, hacer más eficiente la operación portuaria, ya en el mes de febrero, hacia fines del mes de febrero, debería estar en operación el regulador de frecuencia que le hemos llamado Alto San Antonio temporal y es temporal, porque esta es la primera fase del proyecto definitivo. Estamos en una etapa de prueba de operaciones con los camiones de una compañía que no voy a nombrar, pero que es muy conocida, así que nosotros esperamos que tengamos hacia el 15 de febrero, o sea, la segunda quincena de febrero.

¿Qué incluye esta solución?

Ya operativos están haciendo los últimos retoques tanto a la plataforma a la superficie, se están implementando los elementos tecnológicos los pórticos y ya tenemos claro quiénes van a operar, tanto en la parte de lo que dice relación propiamente tal con la operación es decir, quienes van a estar a cargo de que opere la plataforma computacional y el despacho de los camiones y también ya está asignado el contrato para quienes van a ser toda la labor si usted quiere de mantenimiento de la infraestructura, la vigilancia, que es un tema muy importante, va a ser una zona que va a contar con vigilancia, obviamente tecnológica, pero también con guardia de vigilancia y tiene que tener mantenimiento. Creo que, a partir de marzo, vamos a tener estupendas noticias para la gente de San Antonio que va a ver un mejor y más racional flujo de camiones y también va a ser muy bueno para los transportistas que no van a tener que estar esperando innecesariamente van a estar en una zona cómoda y segura.

A propósito de los cambios que vivirá el Puerto de San Antonio ¿Qué es lo que ocurrirá con Puerto Panul al cierre de con concesión? ¿Perderá San Antonio la capacidad de mover granel limpio?

El problema de darle una entrevista usted, y a un medio con el suyo, es que ustedes manejan muy bien todos los temas, entonces me hace un examen exhaustivo. Usted sabe bien que los contratos unos termina el 2029 otros 2030 y otros 2031. Voy, primero, a decir una cosa más de carácter general, que es que en 2024 tenemos que empezar a trabajar en las condiciones en que van a operar los actuales terminales concesionados del 2029 en adelante. Nosotros no podemos esperar a estar en el 2026-2027 para pensar en esto. Yo estuve muchos años a cargo de la Dirección de Concesiones y si las cuestiones no ser planifican a tiempo, llegamos tarde y no solamente llegamos tarde, Andrés, llegamos mal y cuando uno llega tarde y mal paga caro en términos de plata y también paga caro en términos de que la solución no es la más óptima, así que, eso, créame, que tengo perfecta claridad de ello.

Nosotros tenemos que asegurar que el Puerto de San Antonio cuente con un terminal especializado para el transferencia de graneles tanto líquidos, como sólidos; es decir, nosotros vamos a trabajar y vamos a asegurar que siga existiendo esa capacidad portuaria de transferencia líquidos y sólidos.

Pero ¿Se deberá relocalizar ese terminal, pensando en la extensión del Paseo Bellamar al norte?

Con lo de Panul tenemos tiempo suficiente, vamos a tener que conversar, obviamente, con la Municipalidad de San Antonio, porque usted lo dijo significó esto una reestructuración del Plan Regulador, pero nosotros estamos convencidos que hay soluciones, estamos absolutamente convencidos que hay soluciones y que, además, vamos a llegar a acuerdos con el municipio de San Antonio para hacer perfectamente congruente un mejor desarrollo desde la ciudad, con asegurar que San Antonio siga teniendo esta capacidad, si usted quiere multipropósito.

Más allá de la protección de los humedales y su ecosistema ¿Qué otras acciones ambientales están en carpeta? Le pregunto, porque en el mundo, muchos puertos han comenzado a incorporar equipos eléctricos y a conectar las naves a los muelles para que no emitan contaminantes…

Mire, absolutamente lo hemos pensado y ya hay algunas cuestiones que estamos trabajando con los concesionarios para ir cambiando la alimentación que tienen determinados equipamientos que son diésel para cambiarlo todo a eléctrico, pero cuando uno dice cambiarlo a eléctrico eso es en la medida de que el país tenga un matriz eléctrica buena o limpia y Chile está avanzando mucho en eso.

Además, le voy a decir algo muy importante Andrés, y usted lo sabe, para una empresa como la nuestra, que busca financiamiento, es fundamental que el proyecto y la operación del actual puerto y del futuro, vaya acompañado de mejoras en las condiciones ambientales específicas. Hoy día, usted sabe, que están los llamados bonos verdes que cuando usted presenta proyectos de infraestructura pública con aspectos positivos para el medio ambiente, por ejemplo, con descarbonización eso se premia -incluso- en las tasas de interés, entonces como lo decía y, por favor entiéndame, que nosotros tenemos conciencia ambiental y queremos que, aunque no hubiera ese “premio”, lo tendríamos que hacer de esa manera, ya que Chile tiene una ley ambiental muy exigente, lo que, adicionalmente, significa que vamos a poder financiar en mejores condiciones.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Miércoles 10 de Enero de 2024

TITULARES