Jueves, Mayo 23, 2024

Dos nuevos proyectos de hidrógeno verde avanzan en adjudicación de terrenos fiscales e ingresarán a trámite ambiental

PULSO – Durante las próximas semanas, dos nuevas iniciativas se sumarán a la cartera de proyectos de hidrógeno verde en Chile. Se trata de proyectos impulsados por filiales de empresas europeas, cuyo futuro está enlazado a la adjudicación de terrenos fiscales, en el marco de un programa gubernamental.

Detrás de ellos están Nordex Energy Chile, filial del holding alemán Nordex SE, con sede en Hamburgo, conformado por Nordex y la española Acciona Windpower. En el país, tiene dos proyectos de generación renovable en etapa de desarrollo. Se trata de los parques eólicos Llay-Llay, ubicado en la región de Valparaíso, de 56 MW; y Hacienda Quijote, ubicado en la comuna de Canel, región de Coquimbo, de 26 MW.

La otra compañía es EDF Renewables Chile, filial de la estatal francesa Electricité de France (EDF), que en el país opera las centrales fotovoltaicas de Santiago Solar y Bolero y, junto a Ibereólica Renovables, el parque eólico de Cabo Leones I.

El grupo está desarrollando proyectos de infraestructura de hidrógeno verde a través de sus filiales EDF Renewables y EDF Andes.

Nordex Energy Chile y EDF Renewables Chile presentaron iniciativas en el marco del Plan Nacional de Fomento a la Producción de Hidrógeno Verde en Territorio Fiscal, denominada Ventana al Futuro, de los ministerios de Bienes Nacionales y Energía, que fue anunciado como parte de la estrategia de hidrógeno verde a fines de noviembre de 2021 -en el segundo gobierno de Sebastián Piñera-, y que recibió solicitudes para la adjudicación de terrenos fiscales entre el 3 y 14 de enero de 2022.

Dicho programa estableció una ventana única de tiempo para que particulares interesados en el desarrollo de la industria en Chile, pudieran ingresar solicitudes de asignación directa de concesiones de uso oneroso sobre terrenos fiscales. Entre los requisitos de postulación, el programa consideraba que los proyectos tuvieran una capacidad mínima de producción de 20 MW de electrólisis, y que iniciaran su construcción a más tardar el año 2025.

En concreto, las nuevas asignaciones de terrenos a en Chile contemplan tres concesiones, pero involucran dos proyectos distintos. Estos se desarrollarán por parte de Nordex en la comuna de Primavera, región de Magallanes, y por parte EDF en Tocopilla, región de Antofagasta, en un terreno de 400 hectáreas. Estas fueron las únicas empresas que postularon en dichos terrenos y por estos días el Ministerio de Bienes Nacionales conduce el proceso administrativo para la adjudicación final de los terrenos. Esto concluiría entre julio y agosto, según reveló la semana pasada el ministro de Hacienda, Mario Marcel.

Lo anterior se suma a la primera concesión de suelo fiscal entregada en Calama a la empresa Pares & Alvarez, para alimentar al distrito minero de Antofagasta, cuyo decreto ya fue publicado este jueves en el Diario Oficial. Se trata de una superficie de 13,53 hectáreas, cuya concesión contará con un plazo de 40 años, y la renta anual del terreno será por 449 UF, correspondientes a poco más de $16 millones. Según detalla el decreto, desde este jueves el contrato cuenta con 30 días para ser suscrito formalmente.

Desde Bienes Nacionales precisaron que la asignación de terrenos corresponde sólo al primer paso en el proceso, relativo a la concesión de terrenos, y que los proyectos aún deben ingresar al Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental (SEIA) sus respectivas iniciativas.

Tanto EDF Renewables Chile como EDF Renewables Chile fueron contactados por Pulso para conocer detalles de las iniciativas, como montos de inversión, fecha de ingreso a tramitación ambiental y capacidad de electrólisis contempladas. Sin embargo, declinaron entregar detalles hasta que los decretos de asignación de terrenos y los contratos con el Estado se encuentren suscritos.

Fuente: Pulso, Jueves 13 de Julio de 2023

PULSO – Durante las próximas semanas, dos nuevas iniciativas se sumarán a la cartera de proyectos de hidrógeno verde en Chile. Se trata de proyectos impulsados por filiales de empresas europeas, cuyo futuro está enlazado a la adjudicación de terrenos fiscales, en el marco de un programa gubernamental.

Detrás de ellos están Nordex Energy Chile, filial del holding alemán Nordex SE, con sede en Hamburgo, conformado por Nordex y la española Acciona Windpower. En el país, tiene dos proyectos de generación renovable en etapa de desarrollo. Se trata de los parques eólicos Llay-Llay, ubicado en la región de Valparaíso, de 56 MW; y Hacienda Quijote, ubicado en la comuna de Canel, región de Coquimbo, de 26 MW.

La otra compañía es EDF Renewables Chile, filial de la estatal francesa Electricité de France (EDF), que en el país opera las centrales fotovoltaicas de Santiago Solar y Bolero y, junto a Ibereólica Renovables, el parque eólico de Cabo Leones I.

El grupo está desarrollando proyectos de infraestructura de hidrógeno verde a través de sus filiales EDF Renewables y EDF Andes.

Nordex Energy Chile y EDF Renewables Chile presentaron iniciativas en el marco del Plan Nacional de Fomento a la Producción de Hidrógeno Verde en Territorio Fiscal, denominada Ventana al Futuro, de los ministerios de Bienes Nacionales y Energía, que fue anunciado como parte de la estrategia de hidrógeno verde a fines de noviembre de 2021 -en el segundo gobierno de Sebastián Piñera-, y que recibió solicitudes para la adjudicación de terrenos fiscales entre el 3 y 14 de enero de 2022.

Dicho programa estableció una ventana única de tiempo para que particulares interesados en el desarrollo de la industria en Chile, pudieran ingresar solicitudes de asignación directa de concesiones de uso oneroso sobre terrenos fiscales. Entre los requisitos de postulación, el programa consideraba que los proyectos tuvieran una capacidad mínima de producción de 20 MW de electrólisis, y que iniciaran su construcción a más tardar el año 2025.

En concreto, las nuevas asignaciones de terrenos a en Chile contemplan tres concesiones, pero involucran dos proyectos distintos. Estos se desarrollarán por parte de Nordex en la comuna de Primavera, región de Magallanes, y por parte EDF en Tocopilla, región de Antofagasta, en un terreno de 400 hectáreas. Estas fueron las únicas empresas que postularon en dichos terrenos y por estos días el Ministerio de Bienes Nacionales conduce el proceso administrativo para la adjudicación final de los terrenos. Esto concluiría entre julio y agosto, según reveló la semana pasada el ministro de Hacienda, Mario Marcel.

Lo anterior se suma a la primera concesión de suelo fiscal entregada en Calama a la empresa Pares & Alvarez, para alimentar al distrito minero de Antofagasta, cuyo decreto ya fue publicado este jueves en el Diario Oficial. Se trata de una superficie de 13,53 hectáreas, cuya concesión contará con un plazo de 40 años, y la renta anual del terreno será por 449 UF, correspondientes a poco más de $16 millones. Según detalla el decreto, desde este jueves el contrato cuenta con 30 días para ser suscrito formalmente.

Desde Bienes Nacionales precisaron que la asignación de terrenos corresponde sólo al primer paso en el proceso, relativo a la concesión de terrenos, y que los proyectos aún deben ingresar al Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental (SEIA) sus respectivas iniciativas.

Tanto EDF Renewables Chile como EDF Renewables Chile fueron contactados por Pulso para conocer detalles de las iniciativas, como montos de inversión, fecha de ingreso a tramitación ambiental y capacidad de electrólisis contempladas. Sin embargo, declinaron entregar detalles hasta que los decretos de asignación de terrenos y los contratos con el Estado se encuentren suscritos.

Fuente: Pulso, Jueves 13 de Julio de 2023

TITULARES