Domingo, Agosto 7, 2022

Directora regional del ONU Medio Ambiente: “Cambiar la fuente de energía de la energía y transporte es crítico”

DIARIO FINANCIERO – El martes la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio a conocer el último informe de Brecha de Emisiones 2021 en el cual advirtió que, a pesar de las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC) comprometidas por los países, la temperatura global aumentaría a 2,7º Celsius sobre la media preindustrial hacia fin de siglo, lejos de la meta de 1,5º del Acuerdo de París. Por ello, llamó a poner en marcha “urgente” acciones adicionales para reducir las emisiones a la mitad en los próximos ocho años.

A excepción de Brasil, los países de la región no están entre los grandes emisores de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del mundo. No obstante, la directora regional para Latinoamérica y El Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Jacqueline Álvarez, afirma que un cambio en los grandes emisores significa grandes reducciones, pero eso “no quita que los demás también tengan que hacerlo. Lo fundamental es ser constantes con las metas, que no son solamente proyecciones de largo plazo y que hay que tratar de ir cumpliéndolas de a poco”, afirma.

Jacqueline Álvarez, directora regional del PNUMA para América Latina y el Caribe.

Desde su perspectiva, los países de la región pueden avanzar descarbonización. Explica que la utilización de combustibles fósiles necesita “tener cambios sustentables y sistemáticos” y sustituirlos por energías renovables. “El transporte y la energía son dos sectores con enorme influencia en la región y realmente cambiar la fuente energética de esos sectores es crítica, y Chile no se aleja de eso”, sostiene.

Dice que de seguir con el ritmo actual, solamente se cumpliría un 7,5% de la reducción de emisiones para final de siglo. “No podemos seguir posponiendo. Tenemos más sequías, más inundaciones, más efectos o crisis climáticas que están acentuadas y eso se traduce en más pobreza, en agricultura deficiente, en personas que pasan hambre”.

Además, comenta que el informe de la ONU resaltó la tendencia de países como Argentina, México y Brasil en que sus emisiones en 2030 van a ser mayores a las de 2010. Un alza que explica por el aumento de las emisiones de metano en las dos últimas décadas a causa de la agricultura y los residuos.

Mercados de carbono

La próxima semana parte la Cumbre del Clima COP26 en Glasgow, donde se espera se retome la discusión del artículo 6 que regula los mercados de carbono, es decir, que pone reglas claras para que grandes emisores que requieran compensar emisiones puedan comprar bonos de proyectos verdes en países con baja generación de emisiones. No obstante, las últimas conferencias del clima no han podido avanzar en su aprobación.

Álvarez comenta que el informe de la ONU destaca a los mercados de carbono como una medida que puede reducir las emisiones e impulsar la ambición de sus países y plantea que también podría ayudar a los países más vulnerables a financiar soluciones de mitigación y adaptación al cambio climático, pero advierte que tiene que estar respaldado por monitoreo y transparencia, “no es solamente la transacción como tal”.

“los países que se van a poder beneficiar más son los pequeños, que de alguna manera son los que necesitan “lograr ayudas externas o ayudas que faciliten su economía desde otra perspectiva”, afirma Álvarez.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 27 de Octubre de 2021

DIARIO FINANCIERO – El martes la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio a conocer el último informe de Brecha de Emisiones 2021 en el cual advirtió que, a pesar de las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC) comprometidas por los países, la temperatura global aumentaría a 2,7º Celsius sobre la media preindustrial hacia fin de siglo, lejos de la meta de 1,5º del Acuerdo de París. Por ello, llamó a poner en marcha “urgente” acciones adicionales para reducir las emisiones a la mitad en los próximos ocho años.

A excepción de Brasil, los países de la región no están entre los grandes emisores de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del mundo. No obstante, la directora regional para Latinoamérica y El Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Jacqueline Álvarez, afirma que un cambio en los grandes emisores significa grandes reducciones, pero eso “no quita que los demás también tengan que hacerlo. Lo fundamental es ser constantes con las metas, que no son solamente proyecciones de largo plazo y que hay que tratar de ir cumpliéndolas de a poco”, afirma.

Jacqueline Álvarez, directora regional del PNUMA para América Latina y el Caribe.

Desde su perspectiva, los países de la región pueden avanzar descarbonización. Explica que la utilización de combustibles fósiles necesita “tener cambios sustentables y sistemáticos” y sustituirlos por energías renovables. “El transporte y la energía son dos sectores con enorme influencia en la región y realmente cambiar la fuente energética de esos sectores es crítica, y Chile no se aleja de eso”, sostiene.

Dice que de seguir con el ritmo actual, solamente se cumpliría un 7,5% de la reducción de emisiones para final de siglo. “No podemos seguir posponiendo. Tenemos más sequías, más inundaciones, más efectos o crisis climáticas que están acentuadas y eso se traduce en más pobreza, en agricultura deficiente, en personas que pasan hambre”.

Además, comenta que el informe de la ONU resaltó la tendencia de países como Argentina, México y Brasil en que sus emisiones en 2030 van a ser mayores a las de 2010. Un alza que explica por el aumento de las emisiones de metano en las dos últimas décadas a causa de la agricultura y los residuos.

Mercados de carbono

La próxima semana parte la Cumbre del Clima COP26 en Glasgow, donde se espera se retome la discusión del artículo 6 que regula los mercados de carbono, es decir, que pone reglas claras para que grandes emisores que requieran compensar emisiones puedan comprar bonos de proyectos verdes en países con baja generación de emisiones. No obstante, las últimas conferencias del clima no han podido avanzar en su aprobación.

Álvarez comenta que el informe de la ONU destaca a los mercados de carbono como una medida que puede reducir las emisiones e impulsar la ambición de sus países y plantea que también podría ayudar a los países más vulnerables a financiar soluciones de mitigación y adaptación al cambio climático, pero advierte que tiene que estar respaldado por monitoreo y transparencia, “no es solamente la transacción como tal”.

“los países que se van a poder beneficiar más son los pequeños, que de alguna manera son los que necesitan “lograr ayudas externas o ayudas que faciliten su economía desde otra perspectiva”, afirma Álvarez.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 27 de Octubre de 2021

TITULARES

X