Domingo, Febrero 5, 2023

DGC dice que éxito de concesión de desaladoras dependerá de mandante “empoderado” y estratégico

VALOR FUTURO – La Dirección General de Concesiones (DGC) del Ministerio de Obras Públicas afirmó este martes que la existencia de un mandante “empoderado” será clave para el éxito de los proyectos de plantas desaladoras de agua de mar que forman parte de la cartera 2022-2026. “Si bien jurídicamente no se requiere de un mandante, nosotros para poder desarrollar un proyecto de infraestructura de manera ágil, necesitamos de un mandante público decidido, que tenga las competencias y que tenga los conocimientos para decidir sobre lo óptimo en el marco de una estrategia mayor”, dijo el jefe de la División de Desarrollo y Licitación de Proyectos de la DGC, Luis Felipe Elton, en el seminario virtual `Desarrollo de proyectos de Desalación vía Concesiones MOP`, organizado por el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI). “Requerimos de un mandante empoderado que logre un acuerdo marco para el financiamiento futuro del Capex y del Opex de los proyectos”, agregó.

Actualmente, dos proyectos de desalación forman parte de la cartera de concesiones, uno en la Región de Coquimbo (USD 286 millones), cuya licitación se proyecta para 2025, y otro en la de O`Higgins (USD 163 millones), que se prevé para 2026. Ambos proyectos, nacidos de Iniciativas privadas de concesión (IP) presentadas por la consultora de ingeniería CKC, consideran un modelo multipropósito que permitiría entregar agua a la agricultura y la minería, pero también sumar agua para el consumo humano sin impactar mayormente las tarifas, precisamente por la participación de otras industrias en el `pool` de consumidores. “Se trata de proyectos interesantes, que fueron declarados como `de interés público`, que poseen indicadores de rentabilidad social y privada, pero que es preciso insertarlas en algo más grande, al tiempo que reforzamos nuestros equipos en la DGC”, insistió el funcionario.

Fuente: Valor Futuro, Martes 15 de Noviembre de 2022 

VALOR FUTURO – La Dirección General de Concesiones (DGC) del Ministerio de Obras Públicas afirmó este martes que la existencia de un mandante “empoderado” será clave para el éxito de los proyectos de plantas desaladoras de agua de mar que forman parte de la cartera 2022-2026. “Si bien jurídicamente no se requiere de un mandante, nosotros para poder desarrollar un proyecto de infraestructura de manera ágil, necesitamos de un mandante público decidido, que tenga las competencias y que tenga los conocimientos para decidir sobre lo óptimo en el marco de una estrategia mayor”, dijo el jefe de la División de Desarrollo y Licitación de Proyectos de la DGC, Luis Felipe Elton, en el seminario virtual `Desarrollo de proyectos de Desalación vía Concesiones MOP`, organizado por el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI). “Requerimos de un mandante empoderado que logre un acuerdo marco para el financiamiento futuro del Capex y del Opex de los proyectos”, agregó.

Actualmente, dos proyectos de desalación forman parte de la cartera de concesiones, uno en la Región de Coquimbo (USD 286 millones), cuya licitación se proyecta para 2025, y otro en la de O`Higgins (USD 163 millones), que se prevé para 2026. Ambos proyectos, nacidos de Iniciativas privadas de concesión (IP) presentadas por la consultora de ingeniería CKC, consideran un modelo multipropósito que permitiría entregar agua a la agricultura y la minería, pero también sumar agua para el consumo humano sin impactar mayormente las tarifas, precisamente por la participación de otras industrias en el `pool` de consumidores. “Se trata de proyectos interesantes, que fueron declarados como `de interés público`, que poseen indicadores de rentabilidad social y privada, pero que es preciso insertarlas en algo más grande, al tiempo que reforzamos nuestros equipos en la DGC”, insistió el funcionario.

Fuente: Valor Futuro, Martes 15 de Noviembre de 2022 

TITULARES