Sábado, Febrero 24, 2024

Desarrollo de barrios sostenibles, por Montserrat Delpino Chamy

EL MOSTRADOR – El desarrollo inmobiliario en Chile ha generado diversos impactos. La densificación a través de edificios de gran altura y la construcción de viviendas unifamiliares en zonas periurbanas sin equipamientos básicos, han generado espacios que no son capaces de potenciar vínculos sociales.

Es decir, se está construyendo vivienda sin hacer barrio, que es el eslabón clave entre las personas y la ciudad. Apuntar hacia iniciativas que apoyen la regeneración o la construcción de vecindarios sostenibles puede ser una política exitosa en lo económico, social y ambiental.

Por eso, el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) ha trabajado en definir seis ámbitos clave de acción para la planificación barrial: localización eficiente, densidad apropiada, movilidad y caminabilidad, mixtura de usos y diversidad, infraestructura verde y metabolismo urbano circular.

Esto significa diseñar desarrollos habitacionales que incorporen el concepto de densidad apropiada, integren áreas verdes accesibles y de bajo consumo hídrico, incluyan diversas tipologías de vivienda en el mismo proyecto, consoliden centralidades y asegurar posibilidades para el desarrollo de economías locales, por mencionar algunas.

La implementación de políticas públicas para generar vecindarios sostenibles en nuestro país tiene el potencial de fomentar la construcción, mejorar la cohesión social y la calidad de vida de las personas y dinamizar el comercio local, aumentando el acceso a áreas verdes, equipamientos y servicios básicos a distancias caminables. Además, promueven la eficiencia energética y la conservación ambiental.

El modelo de la “Ciudad de 15 minutos”, que busca la proximidad de los servicios en los diversos espacios, o el enfoque de las ecociudades, que buscan la sostenibilidad ambiental, son ejemplos útiles para inspirar y guiar estos esfuerzos. Otras iniciativas internacionales, como los planteamientos del Nuevo Urbanismo, proponiendo ciudades más caminables y conectadas, o la Ciudad de los Cuidados, centrada en el bienestar y la cohesión social, ofrecen modelos atractivos para emular en la construcción de nuevos barrios para Chile.

La academia y los centros de estudio están trabajando en estos enfoques para contribuir en el desafío de construir comunidades más integradas, esbozando modelos innovadores y replicables que promuevan la calidad de vida, la equidad social y la sostenibilidad ambiental, en un camino hacia ciudades más inclusivas, saludables y prósperas.

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Viernes 22 de Diciembre de 2023

EL MOSTRADOR – El desarrollo inmobiliario en Chile ha generado diversos impactos. La densificación a través de edificios de gran altura y la construcción de viviendas unifamiliares en zonas periurbanas sin equipamientos básicos, han generado espacios que no son capaces de potenciar vínculos sociales.

Es decir, se está construyendo vivienda sin hacer barrio, que es el eslabón clave entre las personas y la ciudad. Apuntar hacia iniciativas que apoyen la regeneración o la construcción de vecindarios sostenibles puede ser una política exitosa en lo económico, social y ambiental.

Por eso, el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) ha trabajado en definir seis ámbitos clave de acción para la planificación barrial: localización eficiente, densidad apropiada, movilidad y caminabilidad, mixtura de usos y diversidad, infraestructura verde y metabolismo urbano circular.

Esto significa diseñar desarrollos habitacionales que incorporen el concepto de densidad apropiada, integren áreas verdes accesibles y de bajo consumo hídrico, incluyan diversas tipologías de vivienda en el mismo proyecto, consoliden centralidades y asegurar posibilidades para el desarrollo de economías locales, por mencionar algunas.

La implementación de políticas públicas para generar vecindarios sostenibles en nuestro país tiene el potencial de fomentar la construcción, mejorar la cohesión social y la calidad de vida de las personas y dinamizar el comercio local, aumentando el acceso a áreas verdes, equipamientos y servicios básicos a distancias caminables. Además, promueven la eficiencia energética y la conservación ambiental.

El modelo de la “Ciudad de 15 minutos”, que busca la proximidad de los servicios en los diversos espacios, o el enfoque de las ecociudades, que buscan la sostenibilidad ambiental, son ejemplos útiles para inspirar y guiar estos esfuerzos. Otras iniciativas internacionales, como los planteamientos del Nuevo Urbanismo, proponiendo ciudades más caminables y conectadas, o la Ciudad de los Cuidados, centrada en el bienestar y la cohesión social, ofrecen modelos atractivos para emular en la construcción de nuevos barrios para Chile.

La academia y los centros de estudio están trabajando en estos enfoques para contribuir en el desafío de construir comunidades más integradas, esbozando modelos innovadores y replicables que promuevan la calidad de vida, la equidad social y la sostenibilidad ambiental, en un camino hacia ciudades más inclusivas, saludables y prósperas.

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Viernes 22 de Diciembre de 2023

TITULARES