Jueves, Mayo 23, 2024

Desalinización: los beneficios de quitarle la sal al agua de mar para convertirla en agua potable

EL MOSTRADOR – La desalinización del agua es un concepto comúnmente conocido como el proceso de quitar la sal al agua de mar, a través de diferentes métodos para convertirla en agua potable y así poder suministrar a la población de acceso a agua dulce.

Sin embargo, ¿qué otros beneficios trae para la ciudadanía su implementación?

Existen varias técnicas y principios que se pueden utilizar para desalar el agua de mar.

A la fecha, en el país se usan cinco métodos distintos, los cuales son:

– Destilación del agua de mar, el cual se basa en calentar agua y condensar el vapor

– Congelación del agua de mar, aplicando frío al agua salada, separando los cristales de la molécula

– Evaporación Relámpago, pulverizando el agua de mar en un depósito de baja presión aplicando calor

– Electrodiálisis, que consiste en varias membranas con polos eléctricos, en donde se hace pasar el agua de mar y los iones quedan atrapados, obteniendo agua dulce, mismo principio que se utiliza en las diálisis, en medicina.

– Ósmosis Inversa, tecnología que utiliza membranas y que mediante presión permite obtener el agua dulce.

De esta forma, este método de obtención de agua potable puede contribuir de forma positiva al cambio climático. Al respecto, el director de la Escuela de Ingeniería de la Universidad del Alba, Julio Inda, explica que “la desalinización ayuda al medio ambiente a través de dos aspectos principales. En primer lugar, se utiliza la tecnología de presión, permitiendo que no se contribuya al aumento del CO2, actuando como efecto invernadero”.

Por otra parte, la desalinización nos puede ayudar, según el experto, a combatir las sequías y las fuertes olas de calor que actualmente estamos enfrentando.

“Las olas de calor se deben a los cambios climáticos; si producimos agua dulce con tecnologías limpias, podemos mitigar las sequías, lo que conlleva a cambios climáticos más pausados”, detalla.

No obstante, hay quienes se preguntan si es posible que el total del agua potable en el país sea desalinizada, al respecto Julio Inda dice que “las posibilidades de tener agua desalinizada en el país es verídico en un 100%.

Chile debe tener políticas de estado al respecto y fijar plazos para que lleguemos en los años venideros a utilizar esta tecnología y abastecer en su totalidad el consumo humano”.

Otros beneficios para la ciudadanía

De acuerdo a datos de la Asociación Chilena de Desalinización (ACADES), en Chile existen más de 25 plantas desalinizadoras de carácter industrial, las que en conjunto producen más de 8.600 litros por segundo.

De ese total, un 75% son empleadas en el sector minero, 20% en ciudades y 5% en los sectores pesquero y eléctrico.

Sin embargo, la aplicación de la desalinización se puede aplicar fácilmente en otros ámbitos, como, por ejemplo, para el riego de vegetales para el consumo humano, la ganadería e incluso la reforestación de ambientes naturales.

“Todo esto tiene diversas ventajas para todos los ciudadanos: tendremos agua para el consumo sin sufrir racionamientos; tendremos los alimentos necesarios sin pasar por la escasez. Por lo tanto, esto debe ser prioridad del Estado, hacerlo mañana ya sería tarde”, manifiesta Inda.

Finalmente, este método no produce contaminación, ya que el agua concentrada que se desecha es entre un 40% a un 60% más concentrada.

“La solución sobrante se ingresaría a la corriente de Humboldt, diluyéndose rápidamente, logrando no afectar a ninguna especie marina. Esta tecnología tiene más ventajas que desventajas: seguir siendo humano con mejor calidad de vida y desacelerar el cambio climático”, concluye el experto.

Cabe destacar que presidente de Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara de Diputados, Víctor Pindo, luego de que Magallanes se declarará por primera vez como zona de emergecia agrícola, detalló que se debería considerar la desalinización como una alternativa para generar nuevas fuentes de agua en el país ante la situación hídrica que se está viviendo.

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Viernes 10 de Marzo de 2023

EL MOSTRADOR – La desalinización del agua es un concepto comúnmente conocido como el proceso de quitar la sal al agua de mar, a través de diferentes métodos para convertirla en agua potable y así poder suministrar a la población de acceso a agua dulce.

Sin embargo, ¿qué otros beneficios trae para la ciudadanía su implementación?

Existen varias técnicas y principios que se pueden utilizar para desalar el agua de mar.

A la fecha, en el país se usan cinco métodos distintos, los cuales son:

– Destilación del agua de mar, el cual se basa en calentar agua y condensar el vapor

– Congelación del agua de mar, aplicando frío al agua salada, separando los cristales de la molécula

– Evaporación Relámpago, pulverizando el agua de mar en un depósito de baja presión aplicando calor

– Electrodiálisis, que consiste en varias membranas con polos eléctricos, en donde se hace pasar el agua de mar y los iones quedan atrapados, obteniendo agua dulce, mismo principio que se utiliza en las diálisis, en medicina.

– Ósmosis Inversa, tecnología que utiliza membranas y que mediante presión permite obtener el agua dulce.

De esta forma, este método de obtención de agua potable puede contribuir de forma positiva al cambio climático. Al respecto, el director de la Escuela de Ingeniería de la Universidad del Alba, Julio Inda, explica que “la desalinización ayuda al medio ambiente a través de dos aspectos principales. En primer lugar, se utiliza la tecnología de presión, permitiendo que no se contribuya al aumento del CO2, actuando como efecto invernadero”.

Por otra parte, la desalinización nos puede ayudar, según el experto, a combatir las sequías y las fuertes olas de calor que actualmente estamos enfrentando.

“Las olas de calor se deben a los cambios climáticos; si producimos agua dulce con tecnologías limpias, podemos mitigar las sequías, lo que conlleva a cambios climáticos más pausados”, detalla.

No obstante, hay quienes se preguntan si es posible que el total del agua potable en el país sea desalinizada, al respecto Julio Inda dice que “las posibilidades de tener agua desalinizada en el país es verídico en un 100%.

Chile debe tener políticas de estado al respecto y fijar plazos para que lleguemos en los años venideros a utilizar esta tecnología y abastecer en su totalidad el consumo humano”.

Otros beneficios para la ciudadanía

De acuerdo a datos de la Asociación Chilena de Desalinización (ACADES), en Chile existen más de 25 plantas desalinizadoras de carácter industrial, las que en conjunto producen más de 8.600 litros por segundo.

De ese total, un 75% son empleadas en el sector minero, 20% en ciudades y 5% en los sectores pesquero y eléctrico.

Sin embargo, la aplicación de la desalinización se puede aplicar fácilmente en otros ámbitos, como, por ejemplo, para el riego de vegetales para el consumo humano, la ganadería e incluso la reforestación de ambientes naturales.

“Todo esto tiene diversas ventajas para todos los ciudadanos: tendremos agua para el consumo sin sufrir racionamientos; tendremos los alimentos necesarios sin pasar por la escasez. Por lo tanto, esto debe ser prioridad del Estado, hacerlo mañana ya sería tarde”, manifiesta Inda.

Finalmente, este método no produce contaminación, ya que el agua concentrada que se desecha es entre un 40% a un 60% más concentrada.

“La solución sobrante se ingresaría a la corriente de Humboldt, diluyéndose rápidamente, logrando no afectar a ninguna especie marina. Esta tecnología tiene más ventajas que desventajas: seguir siendo humano con mejor calidad de vida y desacelerar el cambio climático”, concluye el experto.

Cabe destacar que presidente de Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara de Diputados, Víctor Pindo, luego de que Magallanes se declarará por primera vez como zona de emergecia agrícola, detalló que se debería considerar la desalinización como una alternativa para generar nuevas fuentes de agua en el país ante la situación hídrica que se está viviendo.

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Viernes 10 de Marzo de 2023

TITULARES