Jueves, Junio 24, 2021

Denuncian que pista de aterrizaje de Juan Fernández se está hundiendo

EL MERCURIO – Su preocupación por el avanzado deterioro que presenta la pista de aterrizaje del aeródromo de la isla Robinson Crusoe manifestó el alcalde de Juan Fernández, Leopoldo González Charpentier. Ello, tras asegurar que por razones naturales la pista se está hundiendo en el sector del cabezal norte.
“Existe hasta ahora una fisura de unos 100 metros, de los mil que tiene, por lo que actualmente se está operando solo en unos 850 metros”, indicó.
González sostuvo que el daño en el terreno se tiene que reparar a la brevedad, antes que comience el invierno, “porque con el aumento de las lluvias, la tierra va a seguir cediendo y entonces el deterioro va a ser mucho mayor”.
Recordó que si bien el Ministerio de Obras Públicas tiene un proyecto más amplio para mejorar las instalaciones del aeródromo, “la licitación de las obras fue cuestionada por la Contraloría y ahora se tiene que hacer una nueva”.
Se trata de una iniciativa que surgió tras el accidente ocurrido al Casa 212 de la Fuerza Aérea, que en 2011 le costó la vida a 21 pasajeros; entre ellos, al animador Felipe Camiroaga. El proyecto, que actualmente no tiene fecha de ejecución, requiere una inversión de al menos $30 mil millones, de los cuales la mitad corresponde a gastos de transporte de los materiales, ya que en la isla no hay áridos para ejecutar la obra.
El diseño original contemplaba el ensanche de la pista de aterrizaje, de 18 a 30 metros, y la extensión del terminal, de 140 a 410 m {+2} . Respecto de la pista, si bien no se puede extender porque está ubicada en una meseta, se consideraba reforzarla con hormigón de 30 cm, para permitir la operación de aviones C130 Hércules de la FACh en casos de emergencia, que tienen un peso aproximado de 74.300 kilos.
Solo reparaciones
Con todo, según información de la Dirección de Aeropuertos del Ministerio de Obras Públicas, el daño sería menor al que señala el alcalde González. “Hoy, la pista del aeródromo está desplazada en 45 metros”, sostiene la entidad.
Respecto de las reparaciones, informó que “en 2019 se inician los trabajos de conservación de la pista, que considera obras en el umbral 14, debido a que este sector ha presentado problemas de deterioro y deslizamiento”.
Aclara que cuando se inicien los trabajos, el umbral de la pista se correrá en 150 metros, lo que significa disminuir provisoriamente el largo de ella.
“Los trabajos se realizarán en tres etapas, para afectar lo menos posible la operación de las aeronaves”, indica el MOP.
En tanto, desde la Dirección General de Aeronáutica se indicó que los vuelos a Juan Fernández se están realizando con normalidad.
El alcalde señala que los habitantes del archipiélago esperan que se concreten diversos proyectos, algunos postergados ya por décadas, como es el caso del camino que uniría al poblado Juan Bautista, en bahía Cumberland, con el aeródromo.
“El camino comenzó a ser construido y se alcanzaron a habilitar unos 14 de los aproximadamente 22 kilómetros que tiene el trazado, pero hubo una campaña de grupos ecologistas y el proyecto se paró en la década del 70”, explica.
Hoy, para llegar al poblado desde el aeródromo, los pasajeros deben bajar por un camino escarpado hasta bahía El Padre y desde allí trasladarse en bote hasta el pueblo, en un viaje que puede durar una hora y media o más, dependiendo de las condiciones del mar.
MEJORAS
El alcalde destacó que hoy se realizan obras para recuperar el borde costero de la isla.

Ver artículo
Fuente: El Mercurio, sábado 16 de febrero de 2019

EL MERCURIO – Su preocupación por el avanzado deterioro que presenta la pista de aterrizaje del aeródromo de la isla Robinson Crusoe manifestó el alcalde de Juan Fernández, Leopoldo González Charpentier. Ello, tras asegurar que por razones naturales la pista se está hundiendo en el sector del cabezal norte.
“Existe hasta ahora una fisura de unos 100 metros, de los mil que tiene, por lo que actualmente se está operando solo en unos 850 metros”, indicó.
González sostuvo que el daño en el terreno se tiene que reparar a la brevedad, antes que comience el invierno, “porque con el aumento de las lluvias, la tierra va a seguir cediendo y entonces el deterioro va a ser mucho mayor”.
Recordó que si bien el Ministerio de Obras Públicas tiene un proyecto más amplio para mejorar las instalaciones del aeródromo, “la licitación de las obras fue cuestionada por la Contraloría y ahora se tiene que hacer una nueva”.
Se trata de una iniciativa que surgió tras el accidente ocurrido al Casa 212 de la Fuerza Aérea, que en 2011 le costó la vida a 21 pasajeros; entre ellos, al animador Felipe Camiroaga. El proyecto, que actualmente no tiene fecha de ejecución, requiere una inversión de al menos $30 mil millones, de los cuales la mitad corresponde a gastos de transporte de los materiales, ya que en la isla no hay áridos para ejecutar la obra.
El diseño original contemplaba el ensanche de la pista de aterrizaje, de 18 a 30 metros, y la extensión del terminal, de 140 a 410 m {+2} . Respecto de la pista, si bien no se puede extender porque está ubicada en una meseta, se consideraba reforzarla con hormigón de 30 cm, para permitir la operación de aviones C130 Hércules de la FACh en casos de emergencia, que tienen un peso aproximado de 74.300 kilos.
Solo reparaciones
Con todo, según información de la Dirección de Aeropuertos del Ministerio de Obras Públicas, el daño sería menor al que señala el alcalde González. “Hoy, la pista del aeródromo está desplazada en 45 metros”, sostiene la entidad.
Respecto de las reparaciones, informó que “en 2019 se inician los trabajos de conservación de la pista, que considera obras en el umbral 14, debido a que este sector ha presentado problemas de deterioro y deslizamiento”.
Aclara que cuando se inicien los trabajos, el umbral de la pista se correrá en 150 metros, lo que significa disminuir provisoriamente el largo de ella.
“Los trabajos se realizarán en tres etapas, para afectar lo menos posible la operación de las aeronaves”, indica el MOP.
En tanto, desde la Dirección General de Aeronáutica se indicó que los vuelos a Juan Fernández se están realizando con normalidad.
El alcalde señala que los habitantes del archipiélago esperan que se concreten diversos proyectos, algunos postergados ya por décadas, como es el caso del camino que uniría al poblado Juan Bautista, en bahía Cumberland, con el aeródromo.
“El camino comenzó a ser construido y se alcanzaron a habilitar unos 14 de los aproximadamente 22 kilómetros que tiene el trazado, pero hubo una campaña de grupos ecologistas y el proyecto se paró en la década del 70”, explica.
Hoy, para llegar al poblado desde el aeródromo, los pasajeros deben bajar por un camino escarpado hasta bahía El Padre y desde allí trasladarse en bote hasta el pueblo, en un viaje que puede durar una hora y media o más, dependiendo de las condiciones del mar.
MEJORAS
El alcalde destacó que hoy se realizan obras para recuperar el borde costero de la isla.

Ver artículo
Fuente: El Mercurio, sábado 16 de febrero de 2019

TITULARES

X