Sábado, Mayo 8, 2021

Daniel Fernández, presidente de Camport, advierte: Los problemas logísticos “están claros, lo que falta es acción”

LA SEGUNDA – Daniel Fernández, presidente de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), ya le planteó a la próxima ministra de Transportes, Gloria Hutt, fortalecer la institucionalidad del sistema logístico para avanzar en superar los cuellos de botella que enfrenta el sector, fundamentalmente en accesos viales y ferroviarios, y que amenazan con agravarse.

Para enfrentar los problemas logísticos, ¿en qué más esperan avanzar con el nuevo gobierno?
Los diagnósticos están hechos y los problemas están claros. Lo que ha faltado es acción. Ha faltado acción por ejemplo en ferrocarriles. EFE tiene un proyecto ferroviario para carga entre Santiago, San Antonio y Valparaíso —lugar donde considera pasajeros también—, y sin embargo no avanza porque a veces no están los recursos.

Además de ese proyecto está la propuesta de tren rápido TVS entre Santiago y Valparaíso, que contempla pasajeros y carga, presentado por un consorcio chino-chileno. Pareciera que hay una competencia.
Es que yo creo que la hay, en la práctica. No veo que sean proyectos exactamente consistentes uno con otro y ahí la autoridad tiene que tomar una definición de por dónde va a apostar: si lo va a hacer por el proyecto de Ferrocarriles hecho a través de privados o como sea, o esta presentación que se ha hecho, que complementa también con transporte de pasajeros.

O sea, es tiempo de que el Gobierno tome una decisión.
Uno no puede pautear a las autoridades, no corresponde ni nada, pero sí lo que nosotros planteamos es que se requiere más acción.

¿El nuevo gobierno debiera perseverar en el Puerto de Gran Escala en San Antonio?
Lo que Puerto San Antonio está impulsando es avanzar en los estudios para hacer una licitación, en acciones como preguntar condiciones al Tribunal de la Libre Competencia, en hacer estudios de impacto ambiental e ingeniería. Es decir, hay todo un proceso que me parece muy bien que se vaya avanzando. Creo que por ahí por el año 2030, muy en condicional, tiene que ser el llamado a licitación y luego privados tienen que ofrecer hacer las inversiones.

¿Cómo está el ambiente de negocios en el sector?
En el caso nuestro el comercio exterior sigue creciendo, se ve mayor actividad económica a nivel mundial, se ve mayor actividad económica interna en estos meses, eso influye mucho, por ejemplo, en la importación de automóviles. Vemos que probablemente va a haber un aumento en el movimiento de carga, pero más que en cantidad es que la forma en que va a llegar esa carga es diferente. Antes eran naves más chicas, una cosa más pausada, ahora vas a tener arribos puntuales de enormes cantidades de carga que te van a dejar en el frente de atraque. Cuando llegue un portacontenedores con 5.000 de ellos y el ferrocarril o un tren de camiones empiece a llevar esos contenedores, por ejemplo a Santiago, la unidad operativa de control de tráfico tiene un desafío y eso es lo que hablamos, de sistema de logística.

¿Con la infraestructura que existe actualmente están preparados?
Los puertos sí. Tenemos capacidad suficiente en los puertos, pero tenemos el cuello de botella en los accesos. Y ya se está notando. Entonces, cuando estas naves portacontenedores grandes, que ahora están llegando dos o tres al mes, empiecen a llegar 10 o 15 al mes en diferentes puertos, tendremos un problema grave.

Entonces debiéramos ver más cuellos de botella.
Se va a notar más, va a ser más visible.

¿Cómo un “superlunes” de marzo?
Ese es un buen ejemplo. Podríamos tener muchos “superlunes” de camiones, ferrocarriles y bodegas en los próximos años. Entonces, hay que prepararse, sobre todo en ciudades como Valparaíso, San Antonio, Antofagasta, Iquique y Concepción.

Ver entrevista

Fuente: La Segunda, Martes 6 de marzo de 2018

LA SEGUNDA – Daniel Fernández, presidente de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), ya le planteó a la próxima ministra de Transportes, Gloria Hutt, fortalecer la institucionalidad del sistema logístico para avanzar en superar los cuellos de botella que enfrenta el sector, fundamentalmente en accesos viales y ferroviarios, y que amenazan con agravarse.

Para enfrentar los problemas logísticos, ¿en qué más esperan avanzar con el nuevo gobierno?
Los diagnósticos están hechos y los problemas están claros. Lo que ha faltado es acción. Ha faltado acción por ejemplo en ferrocarriles. EFE tiene un proyecto ferroviario para carga entre Santiago, San Antonio y Valparaíso —lugar donde considera pasajeros también—, y sin embargo no avanza porque a veces no están los recursos.

Además de ese proyecto está la propuesta de tren rápido TVS entre Santiago y Valparaíso, que contempla pasajeros y carga, presentado por un consorcio chino-chileno. Pareciera que hay una competencia.
Es que yo creo que la hay, en la práctica. No veo que sean proyectos exactamente consistentes uno con otro y ahí la autoridad tiene que tomar una definición de por dónde va a apostar: si lo va a hacer por el proyecto de Ferrocarriles hecho a través de privados o como sea, o esta presentación que se ha hecho, que complementa también con transporte de pasajeros.

O sea, es tiempo de que el Gobierno tome una decisión.
Uno no puede pautear a las autoridades, no corresponde ni nada, pero sí lo que nosotros planteamos es que se requiere más acción.

¿El nuevo gobierno debiera perseverar en el Puerto de Gran Escala en San Antonio?
Lo que Puerto San Antonio está impulsando es avanzar en los estudios para hacer una licitación, en acciones como preguntar condiciones al Tribunal de la Libre Competencia, en hacer estudios de impacto ambiental e ingeniería. Es decir, hay todo un proceso que me parece muy bien que se vaya avanzando. Creo que por ahí por el año 2030, muy en condicional, tiene que ser el llamado a licitación y luego privados tienen que ofrecer hacer las inversiones.

¿Cómo está el ambiente de negocios en el sector?
En el caso nuestro el comercio exterior sigue creciendo, se ve mayor actividad económica a nivel mundial, se ve mayor actividad económica interna en estos meses, eso influye mucho, por ejemplo, en la importación de automóviles. Vemos que probablemente va a haber un aumento en el movimiento de carga, pero más que en cantidad es que la forma en que va a llegar esa carga es diferente. Antes eran naves más chicas, una cosa más pausada, ahora vas a tener arribos puntuales de enormes cantidades de carga que te van a dejar en el frente de atraque. Cuando llegue un portacontenedores con 5.000 de ellos y el ferrocarril o un tren de camiones empiece a llevar esos contenedores, por ejemplo a Santiago, la unidad operativa de control de tráfico tiene un desafío y eso es lo que hablamos, de sistema de logística.

¿Con la infraestructura que existe actualmente están preparados?
Los puertos sí. Tenemos capacidad suficiente en los puertos, pero tenemos el cuello de botella en los accesos. Y ya se está notando. Entonces, cuando estas naves portacontenedores grandes, que ahora están llegando dos o tres al mes, empiecen a llegar 10 o 15 al mes en diferentes puertos, tendremos un problema grave.

Entonces debiéramos ver más cuellos de botella.
Se va a notar más, va a ser más visible.

¿Cómo un “superlunes” de marzo?
Ese es un buen ejemplo. Podríamos tener muchos “superlunes” de camiones, ferrocarriles y bodegas en los próximos años. Entonces, hay que prepararse, sobre todo en ciudades como Valparaíso, San Antonio, Antofagasta, Iquique y Concepción.

Ver entrevista

Fuente: La Segunda, Martes 6 de marzo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X