Martes, Mayo 28, 2024

CUADERNO CPI N°144: Plan Ciudades Justas

CPI – El Plan Ciudades Justas presenta las principales medidas de planificación, gestión e inversión urbana del Ministerio de Vivienda y Urbanismo para el período 2023-2026. Es una iniciativa gubernamental encabezada por la División de Desarrollo Urbano del Minvu que intenta “hacer ciudad” bajo criterios de sostenibilidad medioambiental, perspectiva de género y enfoque de cuidados, diversidad y vitalidad urbanas, cohesión social y planificación integrada. La gestión de suelos es un componente esencial del Plan y ya hay en carpeta 50 grandes proyectos en diferentes localidades del país. Mucho del posible éxito del Plan, en todo caso, tendrá que ver con mejorar las coordinaciones entre las entidades públicas involucradas.

El expositor destacó que el Plan de Emergencia Habitacional y su objetivo de reducir en 260.000 unidades en cuatro años el actual déficit habitacional de 650.000 unidades, lejos de ser un obstáculo urbano para iniciativas innovadoras, no le quita espacio a la ciudad y representa justamente una gran oportunidad para crear ciudad. Los lineamientos estratégicos del Plan suponen una nueva agenda de ordenamiento territorial con una reforma profunda a la planificación urbana y a los planes reguladores, además de gestión de suelo, la disponibilidad de territorios de oportunidad y la agenda de género y cuidados. Por el momento, existen muchos grandes terrenos comprados, traspasados o en poder del Minvu en proceso de evaluación. Respecto de planes reguladores municipales, se trata ahora de que las municipalidades dispongan de instrumentos de gestión.

En el Diálogo posterior, se subrayó la necesidad de modificar la sensibilidad en la evaluación social de los nuevos proyectos del Plan para incluir el criterio de integración. Se destacó que la participación privada en el Plan no es un problema. El problema hoy es cuando se tipifica erróneamente esta participación como una dualidad público-privado. Grandes terrenos, se señaló, pueden ser administrados por privados. Lo que se necesita es un mejor Estado y un mayor espacio para privados, todo esto bienvenido para hacer mejores ciudades. La industria de la infraestructura puede aportar mucho en el tema terrenos, empezando por aquellos que las empresas concesionarias tienen interés en mostrar al Estado y su capacidad de habilitar suelos aptos. En cualquier caso, hubo importantes coincidencias sobre la necesidad de trabajar integradamente en iniciativas como el Plan Ciudades Justas.

Ver Cuaderno

Fuente: CPI, Julio de 2023

CPI – El Plan Ciudades Justas presenta las principales medidas de planificación, gestión e inversión urbana del Ministerio de Vivienda y Urbanismo para el período 2023-2026. Es una iniciativa gubernamental encabezada por la División de Desarrollo Urbano del Minvu que intenta “hacer ciudad” bajo criterios de sostenibilidad medioambiental, perspectiva de género y enfoque de cuidados, diversidad y vitalidad urbanas, cohesión social y planificación integrada. La gestión de suelos es un componente esencial del Plan y ya hay en carpeta 50 grandes proyectos en diferentes localidades del país. Mucho del posible éxito del Plan, en todo caso, tendrá que ver con mejorar las coordinaciones entre las entidades públicas involucradas.

El expositor destacó que el Plan de Emergencia Habitacional y su objetivo de reducir en 260.000 unidades en cuatro años el actual déficit habitacional de 650.000 unidades, lejos de ser un obstáculo urbano para iniciativas innovadoras, no le quita espacio a la ciudad y representa justamente una gran oportunidad para crear ciudad. Los lineamientos estratégicos del Plan suponen una nueva agenda de ordenamiento territorial con una reforma profunda a la planificación urbana y a los planes reguladores, además de gestión de suelo, la disponibilidad de territorios de oportunidad y la agenda de género y cuidados. Por el momento, existen muchos grandes terrenos comprados, traspasados o en poder del Minvu en proceso de evaluación. Respecto de planes reguladores municipales, se trata ahora de que las municipalidades dispongan de instrumentos de gestión.

En el Diálogo posterior, se subrayó la necesidad de modificar la sensibilidad en la evaluación social de los nuevos proyectos del Plan para incluir el criterio de integración. Se destacó que la participación privada en el Plan no es un problema. El problema hoy es cuando se tipifica erróneamente esta participación como una dualidad público-privado. Grandes terrenos, se señaló, pueden ser administrados por privados. Lo que se necesita es un mejor Estado y un mayor espacio para privados, todo esto bienvenido para hacer mejores ciudades. La industria de la infraestructura puede aportar mucho en el tema terrenos, empezando por aquellos que las empresas concesionarias tienen interés en mostrar al Estado y su capacidad de habilitar suelos aptos. En cualquier caso, hubo importantes coincidencias sobre la necesidad de trabajar integradamente en iniciativas como el Plan Ciudades Justas.

Ver Cuaderno

Fuente: CPI, Julio de 2023

TITULARES