Domingo, Mayo 19, 2024

Crystal Lagoons e Instituto Fraunhofer instalarán en Antofagasta planta piloto para desalar agua a bajo costo

EL MERCURIO – Finalmente fue la ciudad de Antofagasta el escenario escogido por la firma Crystal Lagoons para iniciar la construcción de una planta piloto para desalinizar agua sin uso de energía.
La firma, fundada por el bioquímico Fernando Fischmann, hace ya tiempo que desarrolla un proyecto de innovación, en alianza con el Instituto Fraunhofer de Alemania, la principal entidad de investigación aplicada de Europa. El objetivo de esta alianza de cooperación científica es desarrollar un proyecto piloto y probar una tecnología de desalinización que, a diferenta del sistema convencional, reduce radicalmente el consumo energético en dicho proceso.
Mientras el sistema hasta ahora conocido utiliza la osmosis inversa, la tecnología de desalinización de Crystal Lagoons consiste en un proceso de destilación por membranas que utiliza la diferencia de temperatura para obtener agua dulce a partir de agua salada. Es decir, no ocupa energía adicional para dicho proceso, sino energía residual de procesos industriales.
Una de las principales características de esta tecnología es su sustentabilidad y su menor costo. De hecho, fue patentada en Estados Unidos bajo el programa Green Fast Track, que privilegia la concesión de patentes a tecnologías que son un aporte para la ecología mundial.
En el detalle, el costo de producción de agua desalinizada con la tecnología de la multinacional es un 70% menor que con las tecnologías convencionales de “osmosis inversa”, de acuerdo a las simulaciones y análisis realizados previamente por Fraunhofer Alemania, a través de varios estudios que fueron encargados por Crystal Lagoons a partir de 2017.
Por ello es que esta tecnología podría constituirse en un modelo de solución viable para enfrentar la megasequía que afecta al país, y asimismo, escalarla para su uso a nivel global.
Para la planta piloto escogieron un sitio en la ciudad de Antofagasta, con el objetivo de iniciar la construcción durante este año, con una inversión de $207 millones. Una vez en funcionamiento y operando bajo condiciones reales, se procederá a escalar a nivel industrial.
El presidente y fundador de Crystal Lagoons, Fernando Fischmann, es director del Instituto Fraunhofer, la principal entidad de investigación aplicada de Europa y una de las más importantes del mundo, con 72 institutos y unidades de investigación, 25 mil empleados en Europa, América, Australia y Asia, y vinculada a 18 Premios Nobel, a través de sus distintas redes de cooperación científica.
Fuente:  El Mercurio, Domingo 15 de Septiembre de 2019

EL MERCURIO – Finalmente fue la ciudad de Antofagasta el escenario escogido por la firma Crystal Lagoons para iniciar la construcción de una planta piloto para desalinizar agua sin uso de energía.
La firma, fundada por el bioquímico Fernando Fischmann, hace ya tiempo que desarrolla un proyecto de innovación, en alianza con el Instituto Fraunhofer de Alemania, la principal entidad de investigación aplicada de Europa. El objetivo de esta alianza de cooperación científica es desarrollar un proyecto piloto y probar una tecnología de desalinización que, a diferenta del sistema convencional, reduce radicalmente el consumo energético en dicho proceso.
Mientras el sistema hasta ahora conocido utiliza la osmosis inversa, la tecnología de desalinización de Crystal Lagoons consiste en un proceso de destilación por membranas que utiliza la diferencia de temperatura para obtener agua dulce a partir de agua salada. Es decir, no ocupa energía adicional para dicho proceso, sino energía residual de procesos industriales.
Una de las principales características de esta tecnología es su sustentabilidad y su menor costo. De hecho, fue patentada en Estados Unidos bajo el programa Green Fast Track, que privilegia la concesión de patentes a tecnologías que son un aporte para la ecología mundial.
En el detalle, el costo de producción de agua desalinizada con la tecnología de la multinacional es un 70% menor que con las tecnologías convencionales de “osmosis inversa”, de acuerdo a las simulaciones y análisis realizados previamente por Fraunhofer Alemania, a través de varios estudios que fueron encargados por Crystal Lagoons a partir de 2017.
Por ello es que esta tecnología podría constituirse en un modelo de solución viable para enfrentar la megasequía que afecta al país, y asimismo, escalarla para su uso a nivel global.
Para la planta piloto escogieron un sitio en la ciudad de Antofagasta, con el objetivo de iniciar la construcción durante este año, con una inversión de $207 millones. Una vez en funcionamiento y operando bajo condiciones reales, se procederá a escalar a nivel industrial.
El presidente y fundador de Crystal Lagoons, Fernando Fischmann, es director del Instituto Fraunhofer, la principal entidad de investigación aplicada de Europa y una de las más importantes del mundo, con 72 institutos y unidades de investigación, 25 mil empleados en Europa, América, Australia y Asia, y vinculada a 18 Premios Nobel, a través de sus distintas redes de cooperación científica.
Fuente:  El Mercurio, Domingo 15 de Septiembre de 2019

TITULARES