Sábado, Mayo 8, 2021

Crisis hídrica: hacia una nueva relación entre la academia y lo público, por Ricardo Barra

DIARIO CONCEPCIÓN –  Hace unos días nos reunimos en la Universidad de Concepción, investigadores de diferentes facultades y centros, con funcionarios públicos de distintas reparticiones. Todos ellos con competencias en el área de la regulación del agua.
Convocados por el director regional de Aguas y el seremi de Obras Públicas, fue un encuentro muy interesante donde los académicos de la UdeC, pero también de otras universidades, mostramos nuestras investigaciones y su potencial utilidad en el trabajo que estos servidores públicos realizan en torno al agua. Todo ello para finalmente tener un diálogo franco sobre las dificultades de los científicos para comunicar sus resultados y su uso para resolver problemas en la gestión del agua en nuestra región.
No recuerdo que se haya dado una oportunidad como esta en el pasado, aunque ha habido numerosos seminarios, charlas conferencias y congresos sobre el tema del agua en nuestra región.
Pero esto es otra cosa, es construir una nueva relación estableciendo confianzas y objetivos comunes en un periodo de crisis hídrica que enfrentamos como planeta. Una situación que requiere por parte del Estado, las universidades y la sociedad toda, de respuestas concretas basadas en sólidos fundamentos científicos.
Existe hoy en nuestra región una enorme capacidad de respuesta frente a la crisis hídrica, que sin embargo no ha sido desplegada como corresponde.
Este error ha sido en parte por la falla de los investigadores en la difusión del valor de la actividad científica y sus resultados para la sociedad. Así también -hay que decirlo- por la escasa apreciación de la sociedad chilena al conocimiento científico.
A pesar de este contexto, la situación está cambiando con la creación del nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, junto con la instalación de la Seremi del ramo, que también participó del encuentro.
El paso siguiente es que la universidad escuche también lo que los servicios públicos en la gestión del agua tienen que decir, para ir construyendo un relato que permita abordar con mayor celeridad las necesidades en nuestra Región, complementando los aportes efectivos que como comunidad científica generemos a tales requerimientos.
Estamos a las puertas de celebrar los 30 años del Centro Eula en nuestra Universidad: la invitación es a seguir trabajando en un contexto cada vez más complejo de cambio climático, donde el aporte de las ciencias ambientales en este escenario, es fundamental.
Celebraremos nuestros 30 años con una jornada científica el próximo 1 de abril de 2020, donde mostraremos los principales cambios ambientales ocurridos en la cuenca y Región del Bío Bío en estas tres décadas.
Algunas son buenas noticias y otras no tanto, que se constituyen en nuevos desafíos que debemos abordar como región, si es que queremos avanzar en la sustentabilidad de nuestro desarrollo.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción, Domingo 16 de Febrero de 2020

DIARIO CONCEPCIÓN –  Hace unos días nos reunimos en la Universidad de Concepción, investigadores de diferentes facultades y centros, con funcionarios públicos de distintas reparticiones. Todos ellos con competencias en el área de la regulación del agua.
Convocados por el director regional de Aguas y el seremi de Obras Públicas, fue un encuentro muy interesante donde los académicos de la UdeC, pero también de otras universidades, mostramos nuestras investigaciones y su potencial utilidad en el trabajo que estos servidores públicos realizan en torno al agua. Todo ello para finalmente tener un diálogo franco sobre las dificultades de los científicos para comunicar sus resultados y su uso para resolver problemas en la gestión del agua en nuestra región.
No recuerdo que se haya dado una oportunidad como esta en el pasado, aunque ha habido numerosos seminarios, charlas conferencias y congresos sobre el tema del agua en nuestra región.
Pero esto es otra cosa, es construir una nueva relación estableciendo confianzas y objetivos comunes en un periodo de crisis hídrica que enfrentamos como planeta. Una situación que requiere por parte del Estado, las universidades y la sociedad toda, de respuestas concretas basadas en sólidos fundamentos científicos.
Existe hoy en nuestra región una enorme capacidad de respuesta frente a la crisis hídrica, que sin embargo no ha sido desplegada como corresponde.
Este error ha sido en parte por la falla de los investigadores en la difusión del valor de la actividad científica y sus resultados para la sociedad. Así también -hay que decirlo- por la escasa apreciación de la sociedad chilena al conocimiento científico.
A pesar de este contexto, la situación está cambiando con la creación del nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, junto con la instalación de la Seremi del ramo, que también participó del encuentro.
El paso siguiente es que la universidad escuche también lo que los servicios públicos en la gestión del agua tienen que decir, para ir construyendo un relato que permita abordar con mayor celeridad las necesidades en nuestra Región, complementando los aportes efectivos que como comunidad científica generemos a tales requerimientos.
Estamos a las puertas de celebrar los 30 años del Centro Eula en nuestra Universidad: la invitación es a seguir trabajando en un contexto cada vez más complejo de cambio climático, donde el aporte de las ciencias ambientales en este escenario, es fundamental.
Celebraremos nuestros 30 años con una jornada científica el próximo 1 de abril de 2020, donde mostraremos los principales cambios ambientales ocurridos en la cuenca y Región del Bío Bío en estas tres décadas.
Algunas son buenas noticias y otras no tanto, que se constituyen en nuevos desafíos que debemos abordar como región, si es que queremos avanzar en la sustentabilidad de nuestro desarrollo.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción, Domingo 16 de Febrero de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X