Jueves, Junio 24, 2021

XXXIII Diálogo del CPI analizó los desafíos de Chile en infraestructura digital

CPI – Es clave que el país aumente la cobertura en fibra óptica; se avance en la formación de capital humano especializado y que se genere una estrategia nacional de desarrollo digital y una institucionalidad que la implemente.

A partir de un trabajo realizado por los Círculos TIC -conformado por especialistas – en la materia, el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) organizó el Diálogo “Propuestas para una política de tecnologías digitales en Chile”.

Una de las conclusiones a las que llegó el XXXIII Diálogo del CPI es que, si bien el país ha avanzado en materia de digitalizar su economía, aún dista mucho de los indicadores que exhiben otros países que son miembros de la OCDE, realidad que podría limitar su desarrollo futuro. En el encuentro expusieron el ex ministro de Educación y OO.PP., Sergio Bitar; el presidente de Telefónica, Claudio Muñoz, y el ex presidente de ACTI, Raúl Ciudad.

La economía mundial está entrando en una nueva fase, definida no sólo por los flujos transfronterizos de bienes y capital, sino también por los flujos de datos que se han incrementado 45 veces en solo una década. Asimismo, la digitalización de la economía tiene un gran impacto en la productividad, además de impulsar la innovación y demandar formación de capital humano de alta calidad.

Se estima que en Chile la inversión en la industria de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) representa apenas al 3,5% del PIB, muy lejos de las cifras que exhiben naciones como Corea del Sur, donde supera el 10%.

Ante esta realidad, los asistentes coincidieron en que es clave avanzar con rapidez en cuatro ámbitos de manera de que nuestro país no se quede atrás. Estas áreas son Infraestructura, Recursos humanos, Investigación y desarrollo e Institucionalidad.

En el primer tema, Sergio Bitar -quien integra el grupo Círculos TIC-, destacó que, pese a los avances en conectividad, hoy en Chile el 53% de los hogares (2,8 millones) no tiene conexión de banda ancha fija y el 26% de la población (4,7 millones) no está conectada a Internet por móvil ni fijo.

Además existe una escasa infraestructura de fibra óptica al hogar, con apenas un 3% de penetración de servicio, versus el 90% de Japón.

Agregó que se estima que se necesitan entre $25.000 millones y $30.000 millones de inversión en infraestructura digital en la próxima década. “Creemos que el Fondo de Infraestructura, con sus US$10.000 millones, puede apoyar una fórmula de APP para el desarrollo de Chile en esta área”, afirmó.

Otro ámbito preocupante en el país es la gran brecha en capital humano. Bitar afirmó que el número de chilenos y chilenas que sabe computación, habla inglés y está en condiciones de desenvolverse en actividades de programación, diseño de software e inteligencia artificial aún es muy bajo. Además, no ha crecido la matrícula en las carreras técnicas relacionadas con las tecnologías digitales y hay un déficit de 5.000 profesionales al año.

“Así lo confirma un estudio del BID que revela que, en innovación basada en tecnología, nuestro país está detrás de naciones como México, Brasil y Argentina”, complementó.

Conectividad sin exclusiones

El presidente ejecutivo de Telefónica, Claudio Muñoz, comentó que, si bien el país registra un buen desarrollo de la conectividad inalámbrica, se necesita una capacidad de fibra óptica mucho mayor, tanto para la interconexión interna como para la vinculación con otros países.

“Hoy el acceso a la conectividad no es homogéneo en Chile y sin exclusiones, eso es un imperativo y que nadie se vea privado del desarrollo digital. Debemos dar un salto importante”, señaló.

Muñoz explicó que un tema fundamental es aumentar la penetración de banda ancha de muy alta velocidad en hogares-escuelas-empresas.

Sin embargo, para lograrlo, dijo, se requiere de un trabajo colaborativo entre todas las instituciones que intervienen: Gobierno, Congreso, Academia, empresas.

El secretario ejecutivo del CPI, Carlos Cruz, opinó que para lograr avances concretos en este punto es necesario lograr consensos sobre cómo dotar a Chile de una oferta digital que le permita de aquí a 10 años ser un país que incorpore la inteligencia artificial a nivel país y de las ciudades.

“Como CPI hemos planteado fórmulas como el desarrollo de la fibra óptica, bajo la lógica de concesiones, para estructurar una carretera digital a lo largo del país que permita integrar lo que las empresas hoy ya tienen, a través de una modalidad de compensación”, añadió.

Cruz llamó, además, a definir criterios de valoración con objeto de cuantificar los beneficios que proyectos como el de fibra óptica traería a una población y a la economía de un país.

El ex presidente de ACTI, Raúl Ciudad, complementó que en Chile no hay una estrategia nacional de desarrollo digital y no hay una institucionalidad bien definida.

“Chile está muy atrasado en este tema y las agendas digitales no han dado los resultados esperados. Algunos indicadores así lo demuestran: inversión en TIC menor al 2% del PIB; la penetración en banda ancha llega al 70% y hay que llegar a 95%; y lo más complejo, la inversión en I+D+i -esencia del avance hacia la economía del conocimiento y al desarrollo- está estancada y cayendo. Es sólo el 0,38% del PIB”, destacó Ciudad.

A su juicio es fundamental poner en marcha la institucionalidad, para proveer la coordinación, planificación, ejecución y administración de una Agenda de la Estrategia Nacional de Desarrollo de Chile, en lo que corresponde a la ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento.

A continuación ponemos a su disposición un PDF en el que se compilan las presentaciones realizadas en el Diálogo: Ver documento

MINUTA DIÁLOGO

A continuación ponemos a su disposición la Minuta correspondiente a dicho encuentro, con los comentarios recibidos luego de su circulación entre los asistentes al Diálogo:

XXXIII Diálogo del CPI: Propuestas programáticas para una Política de Tecnologías Digitales en ChileVer Minuta

Fuente: CPI, Miércoles 24 de octubre de 2018

CPI – Es clave que el país aumente la cobertura en fibra óptica; se avance en la formación de capital humano especializado y que se genere una estrategia nacional de desarrollo digital y una institucionalidad que la implemente.

A partir de un trabajo realizado por los Círculos TIC -conformado por especialistas – en la materia, el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) organizó el Diálogo “Propuestas para una política de tecnologías digitales en Chile”.

Una de las conclusiones a las que llegó el XXXIII Diálogo del CPI es que, si bien el país ha avanzado en materia de digitalizar su economía, aún dista mucho de los indicadores que exhiben otros países que son miembros de la OCDE, realidad que podría limitar su desarrollo futuro. En el encuentro expusieron el ex ministro de Educación y OO.PP., Sergio Bitar; el presidente de Telefónica, Claudio Muñoz, y el ex presidente de ACTI, Raúl Ciudad.

La economía mundial está entrando en una nueva fase, definida no sólo por los flujos transfronterizos de bienes y capital, sino también por los flujos de datos que se han incrementado 45 veces en solo una década. Asimismo, la digitalización de la economía tiene un gran impacto en la productividad, además de impulsar la innovación y demandar formación de capital humano de alta calidad.

Se estima que en Chile la inversión en la industria de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) representa apenas al 3,5% del PIB, muy lejos de las cifras que exhiben naciones como Corea del Sur, donde supera el 10%.

Ante esta realidad, los asistentes coincidieron en que es clave avanzar con rapidez en cuatro ámbitos de manera de que nuestro país no se quede atrás. Estas áreas son Infraestructura, Recursos humanos, Investigación y desarrollo e Institucionalidad.

En el primer tema, Sergio Bitar -quien integra el grupo Círculos TIC-, destacó que, pese a los avances en conectividad, hoy en Chile el 53% de los hogares (2,8 millones) no tiene conexión de banda ancha fija y el 26% de la población (4,7 millones) no está conectada a Internet por móvil ni fijo.

Además existe una escasa infraestructura de fibra óptica al hogar, con apenas un 3% de penetración de servicio, versus el 90% de Japón.

Agregó que se estima que se necesitan entre $25.000 millones y $30.000 millones de inversión en infraestructura digital en la próxima década. “Creemos que el Fondo de Infraestructura, con sus US$10.000 millones, puede apoyar una fórmula de APP para el desarrollo de Chile en esta área”, afirmó.

Otro ámbito preocupante en el país es la gran brecha en capital humano. Bitar afirmó que el número de chilenos y chilenas que sabe computación, habla inglés y está en condiciones de desenvolverse en actividades de programación, diseño de software e inteligencia artificial aún es muy bajo. Además, no ha crecido la matrícula en las carreras técnicas relacionadas con las tecnologías digitales y hay un déficit de 5.000 profesionales al año.

“Así lo confirma un estudio del BID que revela que, en innovación basada en tecnología, nuestro país está detrás de naciones como México, Brasil y Argentina”, complementó.

Conectividad sin exclusiones

El presidente ejecutivo de Telefónica, Claudio Muñoz, comentó que, si bien el país registra un buen desarrollo de la conectividad inalámbrica, se necesita una capacidad de fibra óptica mucho mayor, tanto para la interconexión interna como para la vinculación con otros países.

“Hoy el acceso a la conectividad no es homogéneo en Chile y sin exclusiones, eso es un imperativo y que nadie se vea privado del desarrollo digital. Debemos dar un salto importante”, señaló.

Muñoz explicó que un tema fundamental es aumentar la penetración de banda ancha de muy alta velocidad en hogares-escuelas-empresas.

Sin embargo, para lograrlo, dijo, se requiere de un trabajo colaborativo entre todas las instituciones que intervienen: Gobierno, Congreso, Academia, empresas.

El secretario ejecutivo del CPI, Carlos Cruz, opinó que para lograr avances concretos en este punto es necesario lograr consensos sobre cómo dotar a Chile de una oferta digital que le permita de aquí a 10 años ser un país que incorpore la inteligencia artificial a nivel país y de las ciudades.

“Como CPI hemos planteado fórmulas como el desarrollo de la fibra óptica, bajo la lógica de concesiones, para estructurar una carretera digital a lo largo del país que permita integrar lo que las empresas hoy ya tienen, a través de una modalidad de compensación”, añadió.

Cruz llamó, además, a definir criterios de valoración con objeto de cuantificar los beneficios que proyectos como el de fibra óptica traería a una población y a la economía de un país.

El ex presidente de ACTI, Raúl Ciudad, complementó que en Chile no hay una estrategia nacional de desarrollo digital y no hay una institucionalidad bien definida.

“Chile está muy atrasado en este tema y las agendas digitales no han dado los resultados esperados. Algunos indicadores así lo demuestran: inversión en TIC menor al 2% del PIB; la penetración en banda ancha llega al 70% y hay que llegar a 95%; y lo más complejo, la inversión en I+D+i -esencia del avance hacia la economía del conocimiento y al desarrollo- está estancada y cayendo. Es sólo el 0,38% del PIB”, destacó Ciudad.

A su juicio es fundamental poner en marcha la institucionalidad, para proveer la coordinación, planificación, ejecución y administración de una Agenda de la Estrategia Nacional de Desarrollo de Chile, en lo que corresponde a la ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento.

A continuación ponemos a su disposición un PDF en el que se compilan las presentaciones realizadas en el Diálogo: Ver documento

MINUTA DIÁLOGO

A continuación ponemos a su disposición la Minuta correspondiente a dicho encuentro, con los comentarios recibidos luego de su circulación entre los asistentes al Diálogo:

XXXIII Diálogo del CPI: Propuestas programáticas para una Política de Tecnologías Digitales en ChileVer Minuta

Fuente: CPI, Miércoles 24 de octubre de 2018

TITULARES

X