Miércoles, Agosto 4, 2021

Corazones de barrio en el centro de la ciudad, por Manuel José Errázuriz

COOPERATIVA – “Corazones de barrio” es en sí una estrategia de regeneración urbana con la que pretendemos llegar a comunas que presentan distintos grados de vulnerabilidad social, con la idea de poder impactar positivamente en el entorno y la calidad de vida de las personas que viven en ese territorio.

La idea de una “ciudad de 15 minutos” cada vez cobra más fuerza en el mundo. Un concepto de planificación urbana que contempla la creación de microcentros en zonas carentes de equipamiento público o que estén altamente deteriorados, para que las personas que habitan en el sector no tengan que desplazarse grandes distancias para encontrar servicios propios de una ciudad céntrica.

En Chile ya estamos abriendo los ojos a esta mirada urbanística como una gran solución que nos permita disminuir la inequidad territorial que muchos chilenos viven es sus comunas, por ejemplo, en la Región Metropolitana.

Nos empapamos de este concepto de ciudad y, como Ministerio de Vivienda y Urbanismo creamos “Corazones de Barrio”, un programa con el que buscamos corregir los distintos problemas que presentan las ciudades y barrios en su desarrollo tales como la segregación, falta de servicios y equipamiento urbano, escases de áreas verdes e insuficiencia en el acceso al transporte público.

“Corazones de barrio” es en sí una estrategia de regeneración urbana con la que pretendemos llegar a comunas que presentan distintos grados de vulnerabilidad social, con la idea de poder impactar positivamente en el entorno y la calidad de vida de las personas que viven en ese territorio. De esta forma lograremos reactivar la vida comunitaria, la cohesión social y también generar que los vecinos se identifiquen con el lugar donde viven. Pero, además, esto tendrá un importante impacto en la economía local, porque el sector se reactivará y se generarán nuevas oportunidades de desarrollo.

Sin embargo, aquí es fundamental el trabajo mancomunado que debemos realizar con los municipios para entender bien las necesidades de los habitantes de la zona donde llegará el programa, y más importante aún, generar proyectos que luego serán votados por todos los habitantes de la comuna a través de una encuesta ciudadana.

La buena noticia es que el programa se materializará en la comuna de Padre Hurtado con un proyecto de alto impacto que constará de dos etapas. En la primera se ejecutará la construcción de un espacio público que ocupará un 85% del terreno, donde se instalará una cancha de patinaje, pista atlética, zona de multideportes, picnic, un anfiteatro, áreas verdes, entre otros espacios comunitarios. Las obras se entregarán en el segundo semestre del año 2022 y contemplan una inversión de 1.350 millones de pesos. La segunda fase contempla la edificación de un gran centro cívico que tendrá una cancha, auditorio, salas multiusos y espacios para talleres, por una a una inversión de 2.900 millones de pesos.

Los vecinos de Padre Hurtado ya están participando en una gran consulta ciudadana que nos permitirá saber sus opiniones respecto a qué proyectos sienten son los más interesantes o útiles para ellos, qué modificaciones harían o qué ideas tienen para mejorar el proyecto. Sus opiniones son el corazón del proyecto y nos permitirá seguir avanzando a las siguientes etapas hasta lograr el anhelado “Corazón de barrio” para la comuna.

Ver artículo

Fuente: Cooperativa, Miércoles 31 de Marzo de 2021

COOPERATIVA – “Corazones de barrio” es en sí una estrategia de regeneración urbana con la que pretendemos llegar a comunas que presentan distintos grados de vulnerabilidad social, con la idea de poder impactar positivamente en el entorno y la calidad de vida de las personas que viven en ese territorio.

La idea de una “ciudad de 15 minutos” cada vez cobra más fuerza en el mundo. Un concepto de planificación urbana que contempla la creación de microcentros en zonas carentes de equipamiento público o que estén altamente deteriorados, para que las personas que habitan en el sector no tengan que desplazarse grandes distancias para encontrar servicios propios de una ciudad céntrica.

En Chile ya estamos abriendo los ojos a esta mirada urbanística como una gran solución que nos permita disminuir la inequidad territorial que muchos chilenos viven es sus comunas, por ejemplo, en la Región Metropolitana.

Nos empapamos de este concepto de ciudad y, como Ministerio de Vivienda y Urbanismo creamos “Corazones de Barrio”, un programa con el que buscamos corregir los distintos problemas que presentan las ciudades y barrios en su desarrollo tales como la segregación, falta de servicios y equipamiento urbano, escases de áreas verdes e insuficiencia en el acceso al transporte público.

“Corazones de barrio” es en sí una estrategia de regeneración urbana con la que pretendemos llegar a comunas que presentan distintos grados de vulnerabilidad social, con la idea de poder impactar positivamente en el entorno y la calidad de vida de las personas que viven en ese territorio. De esta forma lograremos reactivar la vida comunitaria, la cohesión social y también generar que los vecinos se identifiquen con el lugar donde viven. Pero, además, esto tendrá un importante impacto en la economía local, porque el sector se reactivará y se generarán nuevas oportunidades de desarrollo.

Sin embargo, aquí es fundamental el trabajo mancomunado que debemos realizar con los municipios para entender bien las necesidades de los habitantes de la zona donde llegará el programa, y más importante aún, generar proyectos que luego serán votados por todos los habitantes de la comuna a través de una encuesta ciudadana.

La buena noticia es que el programa se materializará en la comuna de Padre Hurtado con un proyecto de alto impacto que constará de dos etapas. En la primera se ejecutará la construcción de un espacio público que ocupará un 85% del terreno, donde se instalará una cancha de patinaje, pista atlética, zona de multideportes, picnic, un anfiteatro, áreas verdes, entre otros espacios comunitarios. Las obras se entregarán en el segundo semestre del año 2022 y contemplan una inversión de 1.350 millones de pesos. La segunda fase contempla la edificación de un gran centro cívico que tendrá una cancha, auditorio, salas multiusos y espacios para talleres, por una a una inversión de 2.900 millones de pesos.

Los vecinos de Padre Hurtado ya están participando en una gran consulta ciudadana que nos permitirá saber sus opiniones respecto a qué proyectos sienten son los más interesantes o útiles para ellos, qué modificaciones harían o qué ideas tienen para mejorar el proyecto. Sus opiniones son el corazón del proyecto y nos permitirá seguir avanzando a las siguientes etapas hasta lograr el anhelado “Corazón de barrio” para la comuna.

Ver artículo

Fuente: Cooperativa, Miércoles 31 de Marzo de 2021

TITULARES

X