Miércoles, Septiembre 27, 2023

Coordinador Eléctrico quita el piso a proyecto de Interchile para aumentar capacidad de Cardones-Polpaico

DIARIO FINANCIERO – Un respaldo importante perdió la firma colombiana ISA Interchile en su propuesta para ampliar la capacidad de la línea de transmisión Cardones-Polpaico, que con 753 kilómetros une las regiones de Atacama, moviendo grandes bloques de electricidad desde el norte al centro del país.
Dentro del trabajo que realiza la Comisión Nacional de Energía para formular el plan de Expansión de la Transmisión 2020, Interchile -así como otras 34 empresas- llegó con propuestas complementarias a lo que había presentado a inicios de año el Coordinador Eléctrico Nacional. Y la idea es ambiciosa: un proyecto -que tenía tres partes- para ampliar la capacidad de la línea para pasar de una capacidad de 1.700 MVA a 3.100 MVA, invirtiendo US$ 1.700 millones.

Sin embargo, según un documento disponible en el sistema de correspondencia pública del sitio web del Coordinador, muestra que el 9 de julio, Rodrigo Bloomfield, director ejecutivo del organismo, envió a la CNE un nuevo informe como insumo para que la autoridad formule el listado de obras, el que tiene una visión más bien crítica de la propuesta de la colombiana, firma con la que, además, mantiene una diferencia pendiente de resolución en el Panel de Expertos, especie de tribunal que dirime disputas al interior del sistema.
De las tres partes que incluye la propuesta de Interchile, el Coordinador solo recomienda que se analice la primera, que consiste en obras que permitirían sumar 600 MVA de capacidad a las líneas. De todos modos, dice que “el re-tensado de conductores (que se propone) debe ser analizado en detalle para verificar su viabilidad técnica y riesgos de implementación, pues involucra un análisis estructural de las torres y la realización de dicho trabajo con líneas energizadas. Lo anterior, debido a que el incremento de capacidad de transmisión de la línea se explica en parte por dicho re-tensado”.
Agregó que “cabe destacar que la evaluación técnica que se realice debe contemplar la madurez de la tecnología propuesta (proyectos de referencia de similares características y en operación), costos de tecnologías con desempeños similares, competitividad del mercado, así como también la verificación de la seguridad y calidad de suministro en base a los estudios estáticos y dinámicos correspondientes”.
Mas duro fue con la segunda y tercera parte del proyecto -quizás las más relevantes- porque implicarían cambiar la tecnología que usa una parte del tendido, pasando de corriente alterna a continua (HVDC).
El organismo dijo que “no han sido analizadas en esta oportunidad debido a que, en consideración a la información disponible proporcionada, en opinión de este Coordinador se produciría un detrimento de la seguridad de servicio del sistema de transmisión de 500 kV y del SEN (Sistema Eléctrico Nacional)”.
“Por otro lado, las soluciones propuestas no incluyen estudios de análisis sistémicos ni de ingeniería más detallados que demuestren que el diseño propuesto cumple con la NTSyCS (Norma Técnica de Seguridad y Calidad de Servicio) a un costo razonable y eficiente, lo cual es fundamental para un proyecto de estas características, y en particular tratándose de un tipo de solución que no ha sido implementada o esté en operación en ninguna parte en el mundo a la fecha”, sentenció.
Según explican expertos, el proyecto podría presentar riesgos tanto en su etapa de construcción -ya que el cambio de tendido se debe realizar con una línea funcionando-, como de operación al relajar normas de seguridad, aunque en la propuesta original de Interchile señalan que se cumple con los criterios establecidos en este tema.
Con esto, la colombiana pierde un respaldo técnico importante de cara a ser considerada dentro de plan que debe dar a conocer -en su versión preliminar- la autoridad a mas tardar el 30 de octubre.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 17 de Julio de 2020

DIARIO FINANCIERO – Un respaldo importante perdió la firma colombiana ISA Interchile en su propuesta para ampliar la capacidad de la línea de transmisión Cardones-Polpaico, que con 753 kilómetros une las regiones de Atacama, moviendo grandes bloques de electricidad desde el norte al centro del país.
Dentro del trabajo que realiza la Comisión Nacional de Energía para formular el plan de Expansión de la Transmisión 2020, Interchile -así como otras 34 empresas- llegó con propuestas complementarias a lo que había presentado a inicios de año el Coordinador Eléctrico Nacional. Y la idea es ambiciosa: un proyecto -que tenía tres partes- para ampliar la capacidad de la línea para pasar de una capacidad de 1.700 MVA a 3.100 MVA, invirtiendo US$ 1.700 millones.

Sin embargo, según un documento disponible en el sistema de correspondencia pública del sitio web del Coordinador, muestra que el 9 de julio, Rodrigo Bloomfield, director ejecutivo del organismo, envió a la CNE un nuevo informe como insumo para que la autoridad formule el listado de obras, el que tiene una visión más bien crítica de la propuesta de la colombiana, firma con la que, además, mantiene una diferencia pendiente de resolución en el Panel de Expertos, especie de tribunal que dirime disputas al interior del sistema.
De las tres partes que incluye la propuesta de Interchile, el Coordinador solo recomienda que se analice la primera, que consiste en obras que permitirían sumar 600 MVA de capacidad a las líneas. De todos modos, dice que “el re-tensado de conductores (que se propone) debe ser analizado en detalle para verificar su viabilidad técnica y riesgos de implementación, pues involucra un análisis estructural de las torres y la realización de dicho trabajo con líneas energizadas. Lo anterior, debido a que el incremento de capacidad de transmisión de la línea se explica en parte por dicho re-tensado”.
Agregó que “cabe destacar que la evaluación técnica que se realice debe contemplar la madurez de la tecnología propuesta (proyectos de referencia de similares características y en operación), costos de tecnologías con desempeños similares, competitividad del mercado, así como también la verificación de la seguridad y calidad de suministro en base a los estudios estáticos y dinámicos correspondientes”.
Mas duro fue con la segunda y tercera parte del proyecto -quizás las más relevantes- porque implicarían cambiar la tecnología que usa una parte del tendido, pasando de corriente alterna a continua (HVDC).
El organismo dijo que “no han sido analizadas en esta oportunidad debido a que, en consideración a la información disponible proporcionada, en opinión de este Coordinador se produciría un detrimento de la seguridad de servicio del sistema de transmisión de 500 kV y del SEN (Sistema Eléctrico Nacional)”.
“Por otro lado, las soluciones propuestas no incluyen estudios de análisis sistémicos ni de ingeniería más detallados que demuestren que el diseño propuesto cumple con la NTSyCS (Norma Técnica de Seguridad y Calidad de Servicio) a un costo razonable y eficiente, lo cual es fundamental para un proyecto de estas características, y en particular tratándose de un tipo de solución que no ha sido implementada o esté en operación en ninguna parte en el mundo a la fecha”, sentenció.
Según explican expertos, el proyecto podría presentar riesgos tanto en su etapa de construcción -ya que el cambio de tendido se debe realizar con una línea funcionando-, como de operación al relajar normas de seguridad, aunque en la propuesta original de Interchile señalan que se cumple con los criterios establecidos en este tema.
Con esto, la colombiana pierde un respaldo técnico importante de cara a ser considerada dentro de plan que debe dar a conocer -en su versión preliminar- la autoridad a mas tardar el 30 de octubre.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 17 de Julio de 2020

TITULARES