Domingo, Junio 13, 2021

Contraloría responde a gremio constructor por trabas a obras y pide mejorar la normativa

EL MERCURIO – La Contraloría General de la República, que lidera Jorge Bermúdez, decidió reaccionar a las últimas críticas realizadas por el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Patricio Donoso, en un artículo de “El Mercurio” publicado ayer. Esto por trabas que, según el gremio, afectan a 158 proyectos inmobiliarios -edificios de departamentos- en Santiago, que están detenidos, afectando inversiones por US$ 5.700 millones.
Donoso afirmó que el entrampamiento en el desarrollo de estas iniciativas se debe a un cambio de criterio en la interpretación de la normativa que proviene de la Contraloría y de dudas existentes en el ámbito urbano.
Consultada la Contraloría respecto de las afirmaciones de la CChC, la entidad señaló -por escrito- que en el último tiempo el organismo “ha recibido una serie de presentaciones de diversos organismos y particulares, denunciando actuaciones ilegales de municipios y del Minvu (Ministerio de Vivienda y Urbanismo), así como también aprensiones respecto de la planificación territorial, o la ausencia de esta, que involucra la autorización de proyectos inmobiliarios. En atención a dichas presentaciones, la Contraloría se ha limitado a ejercer el rol que la Constitución y la ley le asignan; es decir, ejercer el control de legalidad de los órganos del Estado y definir el sentido y alcance de las leyes y reglamentos”.
La institución añadió que “la norma en materia urbanística ha generado diversas interpretaciones entre los organismos involucrados: Ministerio de Vivienda, direcciones de Obras, municipios, Poder Judicial y la Contraloría, entre otros. Por lo tanto, la solución es adecuar la normativa urbanística, en particular la ordenanza general de urbanismo y construcciones, además de dictar los planes reguladores pendientes”. Agregó que “los permisos de edificación tienen que ajustarse a la normativa”.
La Contraloría también abordó la situación de Estación Central, comuna donde se han concentrado los problemas de construcción y que está en el centro de los cuestionamientos por el desarrollo de los denominados “guetos verticales” o edificios de gran tamaño.
Según los datos de la CChC, los proyectos paralizados en la capital involucran a 37.553 unidades de departamentos, correspondiendo 21.155 a Estación Central.
“En el caso de Estación Central, la Contraloría no ha tenido un cambio de criterio ni ha pretendido aplicar retroactivamente sus dictámenes. Ha sido el propio Minvu, que desde el 16 de mayo de 2016 (DDU 313), señaló que no era posible construir en edificación continua si no existía un plan regulador que estableciese una norma de altura. Por lo tanto, la Contraloría solo confirmó que esa interpretación se ajustaba a derecho”.
La Contraloría sostuvo que no es efectivo que la entidad haya invalidado de forma retroactiva los permisos. “Lo que ha señalado es que corresponde a las direcciones de Obras Municipales revisar los permisos de edificación otorgados con posterioridad a la circular del Minvu y que no se hubieren ajustado a la normativa”, agregó.
El organismo fiscalizador manifestó su voluntad a buscar soluciones. “En paralelo a las eventuales modificaciones normativas y a la dictación de los planes reguladores pendientes, la Contraloría siempre ha estado dispuesta al diálogo y a integrar espacios que coordinen el trabajo entre los actores involucrados y destrabar nudos críticos. Prueba de ello son las reuniones que se han sostenido con la Cámara Chilena de la Construcción y otros actores, así como la capacitación de seremis de Vivienda en materia urbanística, a fin de evitar errores en la aplicación de la normativa”.
EL ENTE CONTRALOR DIJO QUE ESTÁ DISPUESTO “AL DIÁLOGO Y A INTEGRAR ESPACIOS QUE COORDINEN EL TRABAJO ENTRE LOS ACTORES INVOLUCRADOS Y DESTRABAR NUDOS CRÍTICOS”
Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Sábado 09 de marzo de 2019

EL MERCURIO – La Contraloría General de la República, que lidera Jorge Bermúdez, decidió reaccionar a las últimas críticas realizadas por el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Patricio Donoso, en un artículo de “El Mercurio” publicado ayer. Esto por trabas que, según el gremio, afectan a 158 proyectos inmobiliarios -edificios de departamentos- en Santiago, que están detenidos, afectando inversiones por US$ 5.700 millones.
Donoso afirmó que el entrampamiento en el desarrollo de estas iniciativas se debe a un cambio de criterio en la interpretación de la normativa que proviene de la Contraloría y de dudas existentes en el ámbito urbano.
Consultada la Contraloría respecto de las afirmaciones de la CChC, la entidad señaló -por escrito- que en el último tiempo el organismo “ha recibido una serie de presentaciones de diversos organismos y particulares, denunciando actuaciones ilegales de municipios y del Minvu (Ministerio de Vivienda y Urbanismo), así como también aprensiones respecto de la planificación territorial, o la ausencia de esta, que involucra la autorización de proyectos inmobiliarios. En atención a dichas presentaciones, la Contraloría se ha limitado a ejercer el rol que la Constitución y la ley le asignan; es decir, ejercer el control de legalidad de los órganos del Estado y definir el sentido y alcance de las leyes y reglamentos”.
La institución añadió que “la norma en materia urbanística ha generado diversas interpretaciones entre los organismos involucrados: Ministerio de Vivienda, direcciones de Obras, municipios, Poder Judicial y la Contraloría, entre otros. Por lo tanto, la solución es adecuar la normativa urbanística, en particular la ordenanza general de urbanismo y construcciones, además de dictar los planes reguladores pendientes”. Agregó que “los permisos de edificación tienen que ajustarse a la normativa”.
La Contraloría también abordó la situación de Estación Central, comuna donde se han concentrado los problemas de construcción y que está en el centro de los cuestionamientos por el desarrollo de los denominados “guetos verticales” o edificios de gran tamaño.
Según los datos de la CChC, los proyectos paralizados en la capital involucran a 37.553 unidades de departamentos, correspondiendo 21.155 a Estación Central.
“En el caso de Estación Central, la Contraloría no ha tenido un cambio de criterio ni ha pretendido aplicar retroactivamente sus dictámenes. Ha sido el propio Minvu, que desde el 16 de mayo de 2016 (DDU 313), señaló que no era posible construir en edificación continua si no existía un plan regulador que estableciese una norma de altura. Por lo tanto, la Contraloría solo confirmó que esa interpretación se ajustaba a derecho”.
La Contraloría sostuvo que no es efectivo que la entidad haya invalidado de forma retroactiva los permisos. “Lo que ha señalado es que corresponde a las direcciones de Obras Municipales revisar los permisos de edificación otorgados con posterioridad a la circular del Minvu y que no se hubieren ajustado a la normativa”, agregó.
El organismo fiscalizador manifestó su voluntad a buscar soluciones. “En paralelo a las eventuales modificaciones normativas y a la dictación de los planes reguladores pendientes, la Contraloría siempre ha estado dispuesta al diálogo y a integrar espacios que coordinen el trabajo entre los actores involucrados y destrabar nudos críticos. Prueba de ello son las reuniones que se han sostenido con la Cámara Chilena de la Construcción y otros actores, así como la capacitación de seremis de Vivienda en materia urbanística, a fin de evitar errores en la aplicación de la normativa”.
EL ENTE CONTRALOR DIJO QUE ESTÁ DISPUESTO “AL DIÁLOGO Y A INTEGRAR ESPACIOS QUE COORDINEN EL TRABAJO ENTRE LOS ACTORES INVOLUCRADOS Y DESTRABAR NUDOS CRÍTICOS”
Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Sábado 09 de marzo de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X