Sábado, Mayo 8, 2021

Consorcio chino-chileno reinicia su ofensiva para concretar tren rápido de Valparaíso-Santiago

EL MERCURIO – El histórico colapso que sufrió la Ruta 68 el domingo pasado, cuando el flujo de vehículos que circulaba alcanzó los 4.400 por hora, en circunstancias que es una vía diseñada para soportar el tránsito de 2.600 vehículos por hora, trajo a colación nuevamente el tema del tren rápido entre Valparaíso y Santiago, proyecto anhelado especialmente por quienes viajan por motivos laborales y que ha sido largamente analizado, desde hace décadas, sin que hasta ahora se haya dado algún visto bueno para materializarlo.

A raíz de ello, resurgió con fuerza la idea de concretar el proyecto, para lo cual existen dos opciones, una de las cuales es impulsada por el Estado y ya hay un estudio de prefactibilidad encargado por el Gobierno Regional de Valparaíso y la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE). La otra opción es la que le fue presentada en enero de este año a la ex Presidenta Bachelet, que demandaría una inversión del orden de los US$ 1.600 millones, desarrollado por el Consorcio TVS, integrado por la multinacional de transportes China Railways Group Limited (CREC), el grupo chileno Sigdo Koppers y Latinoamérica Infraestructura, gestora de la iniciativa, quienes proponen solventar la totalidad de la obra, a cambio de una concesión de 50 años.

Según detalló el gerente general de TVS, Álvaro González, “el proyecto lo empezamos a trabajar después de presentárselo al Ministerio de Transportes en enero, hicimos una mesa de trabajo en la que ellos nombraron un encargado y ellos nos pidieron más información técnica, también nos reunimos con la Empresa Portuaria de Valparaíso, con los alcaldes, hemos seguido avanzando en el tema técnico y lo que estaría faltando es más bien cerrar ese tema técnico para que haya una decisión más bien política de darle el visto bueno o no al proyecto”.

En cuanto a las actuales autoridades, González precisó que hasta ahora no han sostenido ninguna reunión “porque ellos se instalaron recién, pero esperamos reunirnos dentro de poco para presentar nuestras credenciales y recibir también las observaciones o los comentarios que tengan del proyecto. Independiente de eso, lo que hemos visto es que hay buenas expresiones con respecto al proyecto por parte de las autoridades que entraron”.

Con respecto a la existencia de otro proyecto impulsado por el Estado, sobre el cual ya se hizo un estudio de prefactibilidad encargado por EFE y el Gobierno Regional de Valparaíso, González sostuvo que “lo que vimos es que era un proyecto bien distinto al nuestro y que requería como US$ 3.500 millones, con un tren que iba a servir la carga a San Antonio y con un tren de baja velocidad a Valparaíso que llegaba arriba, a Placilla”.

En lo referente al financiamiento, González recordó que su proyecto sería completamente financiado por TVS, mientras que EFE “tiene una deuda de 2.800 millones de dólares, tiene un patrimonio negativo de 300 millones de dólares y pierde 200 mil millones de pesos al año; entonces, es más difícil obtener financiamiento para un proyecto de este tipo pensando en esos números”.

En ese contexto, agregó que el proyecto de TVS “no compite con otros recursos públicos, como el proyecto que tiene EFE, que compite con Salud, con Educación, con las inversiones que hay que hacer en otro tipo de sectores, y además compite con sus propios proyectos, como el tren a Batuco, el mantenimiento de los rieles al sur, con el propio Melitrén, es decir, EFE tiene muchos proyectos regionales y de la macrozona central donde debería poner recursos, entonces vemos que ahí hay un tema de escasez de recursos compleja y nosotros estamos bien tranquilos en ese aspecto”.

El modelo de negocios de TVS, de aprobarse su proyecto, explicó González, vendría a “prestar servicios a los operadores de carga y de pasajeros, por lo que nosotros pedimos la concesión a 50 años”.

A raíz del grave colapso de la Ruta 68, el diputado por el Distrito 7 de la Región de Valparaíso, Víctor Torres (DC), planteó que el problema “requiere cambios y soluciones estructurales, nada se resuelve con más o menos vías exclusivas; esperamos luz verde para el tren rápido, que se levanta como un proyecto que ha dejado de ser un sueño para transformarse en una necesidad imperiosa”.

Torres precisó que “se ha constituido una mesa de trabajo y dentro de las soluciones esperamos que este proyecto cuente con respaldo. Por ello, he oficiado al Ministerio de Obras Públicas, a Transportes y a EFE para saber qué pasó con la propuesta que se entregó en enero al Ministerio de Transportes, cómo poder impulsar el proyecto y empezar a cambiar el rostro de la conectividad entre Santiago y nuestra región”.

A su juicio, “la solución no puede ser más carreteras; el parque automotriz ha aumentado considerablemente y el tránsito entre ambas regiones es cada vez mayor (…). El tren debe priorizarse”.

Por su parte, el consejero regional Manuel Millones (UDI) subrayó que “es urgente enfrentar la congestión de la Ruta 68. Y para abordar dicho conflicto, el gobierno tiene que acelerar los estudios de preinversión del tren rápido a Santiago, cuyo estudio de prefactibilidad fue financiado con recursos del Consejo Regional de Valparaíso (FNDR) y arrojó una rentabilidad positiva”.

“Pese a ello agregó-, el Ministerio aún no licita el estudio de diseño y otros necesarios para el proyecto”.

Para Millones, “esta debe ser una obra prioritaria del gobierno del Presidente Piñera y, en paralelo, se debe retomar el compromiso de la cuarta pista entre Santiago y Valparaíso, más un nuevo túnel, teniendo presente que se debe volver a concesionar la Ruta 68, y esa es la oportunidad para inyectar recursos frescos”.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Miércoles 4 de abril de 2018

EL MERCURIO – El histórico colapso que sufrió la Ruta 68 el domingo pasado, cuando el flujo de vehículos que circulaba alcanzó los 4.400 por hora, en circunstancias que es una vía diseñada para soportar el tránsito de 2.600 vehículos por hora, trajo a colación nuevamente el tema del tren rápido entre Valparaíso y Santiago, proyecto anhelado especialmente por quienes viajan por motivos laborales y que ha sido largamente analizado, desde hace décadas, sin que hasta ahora se haya dado algún visto bueno para materializarlo.

A raíz de ello, resurgió con fuerza la idea de concretar el proyecto, para lo cual existen dos opciones, una de las cuales es impulsada por el Estado y ya hay un estudio de prefactibilidad encargado por el Gobierno Regional de Valparaíso y la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE). La otra opción es la que le fue presentada en enero de este año a la ex Presidenta Bachelet, que demandaría una inversión del orden de los US$ 1.600 millones, desarrollado por el Consorcio TVS, integrado por la multinacional de transportes China Railways Group Limited (CREC), el grupo chileno Sigdo Koppers y Latinoamérica Infraestructura, gestora de la iniciativa, quienes proponen solventar la totalidad de la obra, a cambio de una concesión de 50 años.

Según detalló el gerente general de TVS, Álvaro González, “el proyecto lo empezamos a trabajar después de presentárselo al Ministerio de Transportes en enero, hicimos una mesa de trabajo en la que ellos nombraron un encargado y ellos nos pidieron más información técnica, también nos reunimos con la Empresa Portuaria de Valparaíso, con los alcaldes, hemos seguido avanzando en el tema técnico y lo que estaría faltando es más bien cerrar ese tema técnico para que haya una decisión más bien política de darle el visto bueno o no al proyecto”.

En cuanto a las actuales autoridades, González precisó que hasta ahora no han sostenido ninguna reunión “porque ellos se instalaron recién, pero esperamos reunirnos dentro de poco para presentar nuestras credenciales y recibir también las observaciones o los comentarios que tengan del proyecto. Independiente de eso, lo que hemos visto es que hay buenas expresiones con respecto al proyecto por parte de las autoridades que entraron”.

Con respecto a la existencia de otro proyecto impulsado por el Estado, sobre el cual ya se hizo un estudio de prefactibilidad encargado por EFE y el Gobierno Regional de Valparaíso, González sostuvo que “lo que vimos es que era un proyecto bien distinto al nuestro y que requería como US$ 3.500 millones, con un tren que iba a servir la carga a San Antonio y con un tren de baja velocidad a Valparaíso que llegaba arriba, a Placilla”.

En lo referente al financiamiento, González recordó que su proyecto sería completamente financiado por TVS, mientras que EFE “tiene una deuda de 2.800 millones de dólares, tiene un patrimonio negativo de 300 millones de dólares y pierde 200 mil millones de pesos al año; entonces, es más difícil obtener financiamiento para un proyecto de este tipo pensando en esos números”.

En ese contexto, agregó que el proyecto de TVS “no compite con otros recursos públicos, como el proyecto que tiene EFE, que compite con Salud, con Educación, con las inversiones que hay que hacer en otro tipo de sectores, y además compite con sus propios proyectos, como el tren a Batuco, el mantenimiento de los rieles al sur, con el propio Melitrén, es decir, EFE tiene muchos proyectos regionales y de la macrozona central donde debería poner recursos, entonces vemos que ahí hay un tema de escasez de recursos compleja y nosotros estamos bien tranquilos en ese aspecto”.

El modelo de negocios de TVS, de aprobarse su proyecto, explicó González, vendría a “prestar servicios a los operadores de carga y de pasajeros, por lo que nosotros pedimos la concesión a 50 años”.

A raíz del grave colapso de la Ruta 68, el diputado por el Distrito 7 de la Región de Valparaíso, Víctor Torres (DC), planteó que el problema “requiere cambios y soluciones estructurales, nada se resuelve con más o menos vías exclusivas; esperamos luz verde para el tren rápido, que se levanta como un proyecto que ha dejado de ser un sueño para transformarse en una necesidad imperiosa”.

Torres precisó que “se ha constituido una mesa de trabajo y dentro de las soluciones esperamos que este proyecto cuente con respaldo. Por ello, he oficiado al Ministerio de Obras Públicas, a Transportes y a EFE para saber qué pasó con la propuesta que se entregó en enero al Ministerio de Transportes, cómo poder impulsar el proyecto y empezar a cambiar el rostro de la conectividad entre Santiago y nuestra región”.

A su juicio, “la solución no puede ser más carreteras; el parque automotriz ha aumentado considerablemente y el tránsito entre ambas regiones es cada vez mayor (…). El tren debe priorizarse”.

Por su parte, el consejero regional Manuel Millones (UDI) subrayó que “es urgente enfrentar la congestión de la Ruta 68. Y para abordar dicho conflicto, el gobierno tiene que acelerar los estudios de preinversión del tren rápido a Santiago, cuyo estudio de prefactibilidad fue financiado con recursos del Consejo Regional de Valparaíso (FNDR) y arrojó una rentabilidad positiva”.

“Pese a ello agregó-, el Ministerio aún no licita el estudio de diseño y otros necesarios para el proyecto”.

Para Millones, “esta debe ser una obra prioritaria del gobierno del Presidente Piñera y, en paralelo, se debe retomar el compromiso de la cuarta pista entre Santiago y Valparaíso, más un nuevo túnel, teniendo presente que se debe volver a concesionar la Ruta 68, y esa es la oportunidad para inyectar recursos frescos”.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Miércoles 4 de abril de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X