Lunes, Abril 22, 2024

Consejo Mundial de Transporte Marítimo pide renovar normas para el uso compartido de buques

PORTAL PORTUARIO – Para servir a tantos puertos y clientes como sea posible, de la manera más eficiente posible, los transportistas marítimos internacionales a menudo comparten espacio en los buques. El uso compartido de naves que beneficia a la Unión Europea está regulado a través del reglamento de exención por categorías de consorcios (CBER), que vence en abril de 2024 y ahora está siendo revisado por la DG COMP de la Comisión Europea.

El Consejo Mundial de Transporte Marítimo (WSC), la Cámara Marítima Internacional (ICS) y la Asociación Asiática de Armadores (ASA) han presentado sus aportes a la Comisión Europea, pidiendo una renovación del CBER y demostrando cómo el uso compartido de buques contribuye a la objetivos de la política de la UE de reducir las emisiones del transporte, aumentar la competitividad y mejorar la eficiencia para reducir costes.

El uso compartido de buques es una medida puramente operativa que permite a los transportistas utilizar los buques de manera más eficiente mientras continúan compitiendo en precio y otros términos comerciales. El uso compartido de naves amplía la gama de destinos y servicios disponibles para los clientes y reduce el espacio vacío a bordo de los barcos, lo que reduce las emisiones. El CBER facilita el uso compartido al proporcionar un marco legal específico del sector.

“Desde una perspectiva operativa y ambiental, el uso compartido de buques es como el transporte público y los esquemas de vehículos compartidos: busca maximizar la eficiencia y reducir las emisiones mediante el uso compartido de los activos y la infraestructura de transporte, reduciendo significativamente las emisiones por unidad de carga transportada”, dice Yuichi Sonoda, Secretario General de la Asociación Asiática de Armadores.

La evaluación del CBER por parte de la Comisión tiene lugar en el contexto de una crisis global sin precedentes. El covid-19 interrumpió la cadena de suministro intermodal en todo el mundo, creando cuellos de botella sustanciales en las terminales marítimas, los almacenes interiores, los centros de distribución, los sistemas de camiones, trenes y barcazas que conectan los puertos con el interior. Esos problemas en tierra, a su vez, provocaron atascos de barcos fuera de los puertos, lo que redujo significativamente la capacidad efectiva de los barcos, incluso cuando los transportistas marítimos desplegaron todos los portacontenedores propios y fletados disponibles.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Miércoles 5 de Octubre de 2022

PORTAL PORTUARIO – Para servir a tantos puertos y clientes como sea posible, de la manera más eficiente posible, los transportistas marítimos internacionales a menudo comparten espacio en los buques. El uso compartido de naves que beneficia a la Unión Europea está regulado a través del reglamento de exención por categorías de consorcios (CBER), que vence en abril de 2024 y ahora está siendo revisado por la DG COMP de la Comisión Europea.

El Consejo Mundial de Transporte Marítimo (WSC), la Cámara Marítima Internacional (ICS) y la Asociación Asiática de Armadores (ASA) han presentado sus aportes a la Comisión Europea, pidiendo una renovación del CBER y demostrando cómo el uso compartido de buques contribuye a la objetivos de la política de la UE de reducir las emisiones del transporte, aumentar la competitividad y mejorar la eficiencia para reducir costes.

El uso compartido de buques es una medida puramente operativa que permite a los transportistas utilizar los buques de manera más eficiente mientras continúan compitiendo en precio y otros términos comerciales. El uso compartido de naves amplía la gama de destinos y servicios disponibles para los clientes y reduce el espacio vacío a bordo de los barcos, lo que reduce las emisiones. El CBER facilita el uso compartido al proporcionar un marco legal específico del sector.

“Desde una perspectiva operativa y ambiental, el uso compartido de buques es como el transporte público y los esquemas de vehículos compartidos: busca maximizar la eficiencia y reducir las emisiones mediante el uso compartido de los activos y la infraestructura de transporte, reduciendo significativamente las emisiones por unidad de carga transportada”, dice Yuichi Sonoda, Secretario General de la Asociación Asiática de Armadores.

La evaluación del CBER por parte de la Comisión tiene lugar en el contexto de una crisis global sin precedentes. El covid-19 interrumpió la cadena de suministro intermodal en todo el mundo, creando cuellos de botella sustanciales en las terminales marítimas, los almacenes interiores, los centros de distribución, los sistemas de camiones, trenes y barcazas que conectan los puertos con el interior. Esos problemas en tierra, a su vez, provocaron atascos de barcos fuera de los puertos, lo que redujo significativamente la capacidad efectiva de los barcos, incluso cuando los transportistas marítimos desplegaron todos los portacontenedores propios y fletados disponibles.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Miércoles 5 de Octubre de 2022

TITULARES