Lunes, Mayo 20, 2024

Consejo de Concesiones recomienda declarar de interés público ampliación de la Ruta 5 entre Iquique y Arica

DIARIO FINANCIERO – La iniciativa suma una inversión de US$ 320 millones y considera 255 kilómetros de la Ruta 5: 148 kilómetros de doble calzada, 83 km de tramos con calzada simple con terceras pistas en subida y 25 de calzada simple en fondos de quebradas.

Un paso relevante para avanzar en sus estudios con miras a su futura construcción a través del sistema de concesiones cumplió la iniciativa que busca dar un salto en el estándar de la Ruta 5 Norte en el tramo entre Iquique y Arica. El Consejo de Concesiones, organismo consultivo del Ministerio de Obras Públicas, recomendó que se declare de interés público esta iniciativa privada para mejorar la que se considera una de las autopistas más peligrosas del país por la cantidad de cuestas que tiene.

La propuesta había sido presentada en 2019 por la firma chilena asesoría de GOCGroup, ligada a Alejandro Molina, con una inversión por US$ 320 millones que considera el desarrollo de 255 kilómetros de la Ruta 5: 148 kms. de doble calzada, 83 kms. de tramos con calzada simple con terceras pistas en subida y 25 kms. de calzada simple en fondos de quebradas.

Adicionalmente, considera la ampliación, mejoramiento, conservación y explotación de la Ruta 15-CH hacia Colchane desde el cruce con la Ruta 5 Norte en Huara, en Tarapacá, lo que suma 28 kilómetros a la concesión.

Según el proponente, el proyecto se justifica por el “importante crecimiento que han tenido las distintas actividades que se desarrollan en ambas regiones”. Además, señala que en el ámbito portuario “se plantea la necesidad de mejorar la conexión de los puertos de Iquique y de Arica”.

Añade que en general “permitirá el mejoramiento de la conectividad para los sectores productivos (minero, agrícola, acuícola, pesquero, comercial, turístico y/o patrimonial)”.

En el diseño original, la iniciativa solicitaba un subsidio del Estado, pero el actual proyecto no lo incluye. De todos modos, la ruta se financiaría con la instalación de cuatro pórticos de peaje, con valores, para vehículos livianos, entre $ 980 y $ 2.555.

Pese a la recomendación favorable del Consejo de Concesiones, la instancia conformada por María Soledad Arellano, Juan Andrés Varas, Rodrigo Delgadillo, Iván Poduje y Tomás Flores, solicitó un conjunto de aclaraciones.

Entre ellas, señalaron que si bien el contar con una carretera de doble vía en la Ruta 5 entre Arica e Iquique es extremadamente relevante a nivel de conectividad estratégica y del desarrollo regional del extremo norte como eje estructurante, el proyecto planteado por el proponente no resuelve las observaciones que el Consejo realizó en junio de 2019.

Por eso, plantean que se realice una Fase 0 previa que analice en detalle los aspectos no resueltos, como los beneficios derivados del proyecto considerando que habría una subestimación de costos de inversión y una sobrestimación de la demanda en algunos puntos, para así justificar la inclusión de un tramo de ruta 15- CH.

Asimismo, puntualiza que “se deberá estudiar alternativas que permitan resolver las dificultades que significan los cruces de las quebradas y, en específico, evaluando opciones de trazados factibles para el tramo de Cuesta Camarones”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 18 de Agosto de 2021

DIARIO FINANCIERO – La iniciativa suma una inversión de US$ 320 millones y considera 255 kilómetros de la Ruta 5: 148 kilómetros de doble calzada, 83 km de tramos con calzada simple con terceras pistas en subida y 25 de calzada simple en fondos de quebradas.

Un paso relevante para avanzar en sus estudios con miras a su futura construcción a través del sistema de concesiones cumplió la iniciativa que busca dar un salto en el estándar de la Ruta 5 Norte en el tramo entre Iquique y Arica. El Consejo de Concesiones, organismo consultivo del Ministerio de Obras Públicas, recomendó que se declare de interés público esta iniciativa privada para mejorar la que se considera una de las autopistas más peligrosas del país por la cantidad de cuestas que tiene.

La propuesta había sido presentada en 2019 por la firma chilena asesoría de GOCGroup, ligada a Alejandro Molina, con una inversión por US$ 320 millones que considera el desarrollo de 255 kilómetros de la Ruta 5: 148 kms. de doble calzada, 83 kms. de tramos con calzada simple con terceras pistas en subida y 25 kms. de calzada simple en fondos de quebradas.

Adicionalmente, considera la ampliación, mejoramiento, conservación y explotación de la Ruta 15-CH hacia Colchane desde el cruce con la Ruta 5 Norte en Huara, en Tarapacá, lo que suma 28 kilómetros a la concesión.

Según el proponente, el proyecto se justifica por el “importante crecimiento que han tenido las distintas actividades que se desarrollan en ambas regiones”. Además, señala que en el ámbito portuario “se plantea la necesidad de mejorar la conexión de los puertos de Iquique y de Arica”.

Añade que en general “permitirá el mejoramiento de la conectividad para los sectores productivos (minero, agrícola, acuícola, pesquero, comercial, turístico y/o patrimonial)”.

En el diseño original, la iniciativa solicitaba un subsidio del Estado, pero el actual proyecto no lo incluye. De todos modos, la ruta se financiaría con la instalación de cuatro pórticos de peaje, con valores, para vehículos livianos, entre $ 980 y $ 2.555.

Pese a la recomendación favorable del Consejo de Concesiones, la instancia conformada por María Soledad Arellano, Juan Andrés Varas, Rodrigo Delgadillo, Iván Poduje y Tomás Flores, solicitó un conjunto de aclaraciones.

Entre ellas, señalaron que si bien el contar con una carretera de doble vía en la Ruta 5 entre Arica e Iquique es extremadamente relevante a nivel de conectividad estratégica y del desarrollo regional del extremo norte como eje estructurante, el proyecto planteado por el proponente no resuelve las observaciones que el Consejo realizó en junio de 2019.

Por eso, plantean que se realice una Fase 0 previa que analice en detalle los aspectos no resueltos, como los beneficios derivados del proyecto considerando que habría una subestimación de costos de inversión y una sobrestimación de la demanda en algunos puntos, para así justificar la inclusión de un tramo de ruta 15- CH.

Asimismo, puntualiza que “se deberá estudiar alternativas que permitan resolver las dificultades que significan los cruces de las quebradas y, en específico, evaluando opciones de trazados factibles para el tramo de Cuesta Camarones”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 18 de Agosto de 2021

TITULARES