Sábado, Mayo 8, 2021

Consejo de Concesiones rechaza IP de cobro centralizado de autopistas presentado por Sonda en 2017

EL MERCURIO – El Consejo de Concesiones, órgano consultivo del Ministerio de Obras Públicas, decidió por unanimidad rechazar el proyecto de `Sistema de cobro centralizado de autopistas`, ingresado en enero de 2017 por la integradora tecnológica chilena Sonda.

Javier Velásquez, jefe de la Unidad de Nuevos Negocios del Consejo, abordó las dudas que los miembros presentaron sobre al proyecto, el cual, finalmente, por falta de información, desecharon.

En primer lugar cuestionaron la inversión que se realizaría, a lo que Velásquez argumentó que el mayor gasto se proyectaba en el edificio de 12 pisos que se construiría, “pero no existe (en el proyecto) desglose porque depende de la cantidad de autopistas que se adhieran y la cantidad de pórticos que se reemplacen”.

Otra duda que plantearon los miembros del Consejo fue sobre la tecnología que utilizaría el sistema de cobro. Velásquez detalló que se acoplaría a un nuevo sistema, distinto al usado por cada concesionaria y muy similar al del Administrador Financiero del Transantiago (AFT).

Además, el pago a los concesionarios no quedó claro en la presentación del proyecto, sin embargo, Velásquez apuntó que si bien no se responde esa interrogante, “el modelo presentado daría a suponer, que el pago sería mensual”.

Con estas dudas resueltas, los argumentos presentados por los consejeros para rechazar el proyecto se basaron principalmente en que “los riesgos (de crédito) de cobranza atrasada y vencida, pueden ser superiores a los estimados por Sonda, más aún si se incorporan carreteras interurbanas”, factor que consideraron como una desventaja respecto al sistema actual que tiene transferido el riesgo de cobro a las sociedades concesionarias.

En segundo lugar, recordaron que “existen contratos vigentes con las autopistas urbanas que requerirán modificaciones como condición previa de esta IP, para ello, Sonda estima un plazo de negociación con las sociedades concesionarias de un año, lo cual podría estar subestimado y generar retardo en la obtención de beneficios”. Sin embargo, los consejeros advirtieron que no existe un instrumento legal que obligue a las concesionarias aceptar la incorporación al modelo planteado por Sonda.

Finalmente, en tanto que se podrían generar pasivos desde el inicio de la operación, porque “los ingresos que deberá pagar (Sonda) a las concesionarias adscritas al sistema consideran pagar todos los incobrables, pero no indica de qué manera asegurará estos pagos”, y por “no considerar el crecimiento de la evasión”, los miembros del Consejo optaron por rechazar.

Este proyecto, denominado “Sistema de cobro centralizado de autopistas” (IP 435), contemplaba una inversión de UF 492.685 (US$ 19,62 millones). Sonda proveería un hardware y software para recibir transacciones de uso de autopistas de todos los concesionarios para su procesamiento, facturación y cobro.

Además, el proyecto contemplaba la construcción e implementación de un edificio de 3.600 m2 para albergar el centro de control, en el cual se ubicaría un Data Center de alta autonomía.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Miércoles 22 de agosto de 2018

EL MERCURIO – El Consejo de Concesiones, órgano consultivo del Ministerio de Obras Públicas, decidió por unanimidad rechazar el proyecto de `Sistema de cobro centralizado de autopistas`, ingresado en enero de 2017 por la integradora tecnológica chilena Sonda.

Javier Velásquez, jefe de la Unidad de Nuevos Negocios del Consejo, abordó las dudas que los miembros presentaron sobre al proyecto, el cual, finalmente, por falta de información, desecharon.

En primer lugar cuestionaron la inversión que se realizaría, a lo que Velásquez argumentó que el mayor gasto se proyectaba en el edificio de 12 pisos que se construiría, “pero no existe (en el proyecto) desglose porque depende de la cantidad de autopistas que se adhieran y la cantidad de pórticos que se reemplacen”.

Otra duda que plantearon los miembros del Consejo fue sobre la tecnología que utilizaría el sistema de cobro. Velásquez detalló que se acoplaría a un nuevo sistema, distinto al usado por cada concesionaria y muy similar al del Administrador Financiero del Transantiago (AFT).

Además, el pago a los concesionarios no quedó claro en la presentación del proyecto, sin embargo, Velásquez apuntó que si bien no se responde esa interrogante, “el modelo presentado daría a suponer, que el pago sería mensual”.

Con estas dudas resueltas, los argumentos presentados por los consejeros para rechazar el proyecto se basaron principalmente en que “los riesgos (de crédito) de cobranza atrasada y vencida, pueden ser superiores a los estimados por Sonda, más aún si se incorporan carreteras interurbanas”, factor que consideraron como una desventaja respecto al sistema actual que tiene transferido el riesgo de cobro a las sociedades concesionarias.

En segundo lugar, recordaron que “existen contratos vigentes con las autopistas urbanas que requerirán modificaciones como condición previa de esta IP, para ello, Sonda estima un plazo de negociación con las sociedades concesionarias de un año, lo cual podría estar subestimado y generar retardo en la obtención de beneficios”. Sin embargo, los consejeros advirtieron que no existe un instrumento legal que obligue a las concesionarias aceptar la incorporación al modelo planteado por Sonda.

Finalmente, en tanto que se podrían generar pasivos desde el inicio de la operación, porque “los ingresos que deberá pagar (Sonda) a las concesionarias adscritas al sistema consideran pagar todos los incobrables, pero no indica de qué manera asegurará estos pagos”, y por “no considerar el crecimiento de la evasión”, los miembros del Consejo optaron por rechazar.

Este proyecto, denominado “Sistema de cobro centralizado de autopistas” (IP 435), contemplaba una inversión de UF 492.685 (US$ 19,62 millones). Sonda proveería un hardware y software para recibir transacciones de uso de autopistas de todos los concesionarios para su procesamiento, facturación y cobro.

Además, el proyecto contemplaba la construcción e implementación de un edificio de 3.600 m2 para albergar el centro de control, en el cual se ubicaría un Data Center de alta autonomía.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Miércoles 22 de agosto de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X