Lunes, Febrero 6, 2023

Consejo de Concesiones pide a Monumentos Nacionales evaluar costos sociales por freno a infraestructura crítica

DIARIO FINANCIERO – El Consejo de Concesiones hizo un llamado de atención y pidió al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) evaluar los efectos que tienen sus decisiones de paralizar proyectos de infraestructura crítica, en específico, los relacionados con el desarrollo de hospitales públicos.
La instancia de carácter consultivo del Ministerio de Obras Públicas (MOP) analizó, en su sesión de mayo, la concesión de hospitales denominada Red Biobío, que considera cuatro inmuebles (Santa Bárbara, Nacimiento, Coronel y Lota) con una inversión estimada en US$ 369 millones.
Bajo este contexto, el organismo planteó: “El Consejo de Concesiones valora la labor del Consejo de Monumentos Nacionales, en la preservación de nuestro patrimonio cultural. Sin embargo, es necesario que se realice una evaluación de los costos sociales que tienen las paralizaciones de infraestructura crítica debido a regulaciones del CMN. Esto es especialmente prioritario en la construcción de los hospitales, cuya necesidad se ha hecho aún más evidente en las circunstancias actuales”, dijo la instancia que fue presidida por María Soledad Arellano y en la que participaron los consejeros Juan Andrés Varas, Rodrigo Delgadillo, Iván Poduje y Tomás Flores.
Este tema, con anterioridad, ha generado un gran debate en la industria inmobiliaria. Por un lado, un sector de los privados cuestiona el enorme poder que tiene el CMN para llevar a cabo el principal objetivo para el que fue creado: proteger el patrimonio cultural y natural que se ha declarado. En la vereda del frente, se plantea que las compañías constructoras e inmobiliarias tienen una responsabilidad por la poca investigación que realizarían sobre cuáles son todas las normativas patrimoniales vigentes que reúne un paño, terreno u edificio.
La polémica lleva años sin ser zanjada, aunque se espera que la nueva ley del patrimonio ayudaría a evitar nuevos conflictos.
En enero de 2017, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) publicó unl documento, denominado “Fundamenta: Hacia una gestión sustentable del patrimonio arquitectónico en Chile”, donde expuso -entre otros aspectos- la obsolescencia de la actual Ley de Monumentos Nacionales (LMN), la ambigüedad asociada al concepto de patrimonio, su valor, jerarquía y protección, y la multiplicidad de actores, instituciones, gobiernos locales, organismos técnicos y diversos ministerios que participan de los distintos procesos declaratorios.
En el documento, la CChC enfatizó en que no solo no existe un marco financiero que respalde las declaratorias y las hagas factibles, sino que la falta de compensaciones o incentivos adecuados para la conservación del patrimonio por parte de los propietarios, induce al deterioro de los inmuebles.
Algunos ejemplos de emblemáticos proyectos u obras que se han detenido por la actual Ley de Monumentos Nacionales son la Villa San Luis en Las Condes (el CMN acaba de aprobar la propuesta de memorial) y en el ámbito de la salud, la extensa paralización de las obras que sufrió el nuevo Hospital Salvador-Geriátrico en Providencia, un proyecto de US$ 300 millones que sumaría 640 camas.
El nuevo recinto debía estar listo en 2019, sin embargo, todo se retrasó y se estima que podría estar operativo recién en 2025. Todo, pues el Consejo de Monumentos Nacionales paralizó las obras luego que la constructora informara que había dado con unas ruinas. Como ha asegurado el consejero Iván Poduje, se trató de “unas modestas vasijas de cerámica” que “ningún museo estuvo dispuesto a recibir”.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 06 de Julio de 2020

DIARIO FINANCIERO – El Consejo de Concesiones hizo un llamado de atención y pidió al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) evaluar los efectos que tienen sus decisiones de paralizar proyectos de infraestructura crítica, en específico, los relacionados con el desarrollo de hospitales públicos.
La instancia de carácter consultivo del Ministerio de Obras Públicas (MOP) analizó, en su sesión de mayo, la concesión de hospitales denominada Red Biobío, que considera cuatro inmuebles (Santa Bárbara, Nacimiento, Coronel y Lota) con una inversión estimada en US$ 369 millones.
Bajo este contexto, el organismo planteó: “El Consejo de Concesiones valora la labor del Consejo de Monumentos Nacionales, en la preservación de nuestro patrimonio cultural. Sin embargo, es necesario que se realice una evaluación de los costos sociales que tienen las paralizaciones de infraestructura crítica debido a regulaciones del CMN. Esto es especialmente prioritario en la construcción de los hospitales, cuya necesidad se ha hecho aún más evidente en las circunstancias actuales”, dijo la instancia que fue presidida por María Soledad Arellano y en la que participaron los consejeros Juan Andrés Varas, Rodrigo Delgadillo, Iván Poduje y Tomás Flores.
Este tema, con anterioridad, ha generado un gran debate en la industria inmobiliaria. Por un lado, un sector de los privados cuestiona el enorme poder que tiene el CMN para llevar a cabo el principal objetivo para el que fue creado: proteger el patrimonio cultural y natural que se ha declarado. En la vereda del frente, se plantea que las compañías constructoras e inmobiliarias tienen una responsabilidad por la poca investigación que realizarían sobre cuáles son todas las normativas patrimoniales vigentes que reúne un paño, terreno u edificio.
La polémica lleva años sin ser zanjada, aunque se espera que la nueva ley del patrimonio ayudaría a evitar nuevos conflictos.
En enero de 2017, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) publicó unl documento, denominado “Fundamenta: Hacia una gestión sustentable del patrimonio arquitectónico en Chile”, donde expuso -entre otros aspectos- la obsolescencia de la actual Ley de Monumentos Nacionales (LMN), la ambigüedad asociada al concepto de patrimonio, su valor, jerarquía y protección, y la multiplicidad de actores, instituciones, gobiernos locales, organismos técnicos y diversos ministerios que participan de los distintos procesos declaratorios.
En el documento, la CChC enfatizó en que no solo no existe un marco financiero que respalde las declaratorias y las hagas factibles, sino que la falta de compensaciones o incentivos adecuados para la conservación del patrimonio por parte de los propietarios, induce al deterioro de los inmuebles.
Algunos ejemplos de emblemáticos proyectos u obras que se han detenido por la actual Ley de Monumentos Nacionales son la Villa San Luis en Las Condes (el CMN acaba de aprobar la propuesta de memorial) y en el ámbito de la salud, la extensa paralización de las obras que sufrió el nuevo Hospital Salvador-Geriátrico en Providencia, un proyecto de US$ 300 millones que sumaría 640 camas.
El nuevo recinto debía estar listo en 2019, sin embargo, todo se retrasó y se estima que podría estar operativo recién en 2025. Todo, pues el Consejo de Monumentos Nacionales paralizó las obras luego que la constructora informara que había dado con unas ruinas. Como ha asegurado el consejero Iván Poduje, se trató de “unas modestas vasijas de cerámica” que “ningún museo estuvo dispuesto a recibir”.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 06 de Julio de 2020

TITULARES