Martes, Enero 31, 2023

Conoce cómo la tecnología puede ayudar a acortar la brecha del agua en Perú

ANDINA PERÚ – En el marco de la celebración del Día Mundial del Agua, que se celebra cada 22 de marzo, la crisis global por el líquido elemento hace necesario el uso de la tecnología para un mayor acceso al agua potable.

De acuerdo con proyecciones estimadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), miles de millones de personas se quedarán sin acceso a servicios de agua potable, saneamiento e higiene en el hogar antes del 2030.

Solo en Lima, cerca de un millón de habitantes carece del servicio de alcantarillado y más de 600,000 no cuentan con acceso al agua potable de acuerdo con la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass); mientras que, en el ámbito rural, 1.5 millones carecen de agua y 4.7 millones no tienen acceso a redes de desagüe, según cifras de la última Encuesta Nacional de Programas Presupuestales 2020.

Ante este escenario, la compañía Siemens explica tres tendencias en las que la tecnología ayuda a mejorar los sistemas hídricos y de saneamiento, y contribuye a acortar la brecha de acceso al agua en Perú.

1. Digitalización en el ciclo del agua

La vinculación inteligente de datos de las diferentes etapas del ciclo del agua a través de diversas fuentes como: sensores, medidores de variables hidráulicas, eléctricas y meteorológicas están creando nuevas oportunidades para utilizar el agua de manera más eficiente y sostenible.

Las posibilidades que ofrecen la simulación y el modelamiento en el mundo virtual, llámese el “gemelo digital”, reducen costos en la fase de construcción y gastos de funcionamiento.

2. Desalinización del agua de mar

La mayoría de las plantas desalinizadoras nuevas emplean ósmosis inversa, un proceso a través del cual el agua dulce se separa del agua de mar a través de membranas semipermeables y presión aplicada empleando energía solar del mundo.

De esta manera se reduce el uso de la energía, se preservan los suministros actuales de agua dulce, aumentan las fuentes de este recurso para la utilización de la sociedad y puede ser empleada en diferentes industrias de producción.

3. Control inteligente del ciclo del agua

El cambio climático ha desencadenado escasez hídrica en nuestras ciudades. La carencia de lluvias puede colapsar los sistemas de distribución de agua potable, lo que conduce a un desabastecimiento afectando a la población más vulnerable.

“Con el objetivo de hacer un uso más eficiente del recurso hídrico, los proyectos de agua y saneamiento están digitalizándose. Así, a través de los datos obtenidos de ciclo del agua: captación, tratamiento, distribución y/o recolección final, se puede prevenir fallas, mejorar tiempos de intervención y reducir el tiempo además de los costos en inspecciones presenciales”, señaló Pablo Morales, gerente de ventas de Siemens.

“Además, al analizar los datos de forma cruzada, podemos mejorar la distribución del agua por horas y según las zonas de mayor necesidad. De esta forma, la tecnología de Siemens está contribuyendo a cerrar la brecha de agua en todo el Perú en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible N.° 6: Agua y saneamiento para todos antes de 2030 establecido por Naciones Unidas”, agregó.

La escasez del agua impacta directamente en la economía del país, aumentando las desigualdades sociales y afectando significativamente la salud pública.

Estrategias como la digitalización, automatización y electrificación sientan las bases de procesos eficientes, fiables y sostenibles en la industria del agua; fortaleciendo el aprovechamiento del recurso y garantizando un suministro adecuado en ciudades y zonas rurales.

Más en Andina:

Ver artículo

Fuente: Andina Perú, Miércoles 23 de Marzo de 2022

ANDINA PERÚ – En el marco de la celebración del Día Mundial del Agua, que se celebra cada 22 de marzo, la crisis global por el líquido elemento hace necesario el uso de la tecnología para un mayor acceso al agua potable.

De acuerdo con proyecciones estimadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), miles de millones de personas se quedarán sin acceso a servicios de agua potable, saneamiento e higiene en el hogar antes del 2030.

Solo en Lima, cerca de un millón de habitantes carece del servicio de alcantarillado y más de 600,000 no cuentan con acceso al agua potable de acuerdo con la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass); mientras que, en el ámbito rural, 1.5 millones carecen de agua y 4.7 millones no tienen acceso a redes de desagüe, según cifras de la última Encuesta Nacional de Programas Presupuestales 2020.

Ante este escenario, la compañía Siemens explica tres tendencias en las que la tecnología ayuda a mejorar los sistemas hídricos y de saneamiento, y contribuye a acortar la brecha de acceso al agua en Perú.

1. Digitalización en el ciclo del agua

La vinculación inteligente de datos de las diferentes etapas del ciclo del agua a través de diversas fuentes como: sensores, medidores de variables hidráulicas, eléctricas y meteorológicas están creando nuevas oportunidades para utilizar el agua de manera más eficiente y sostenible.

Las posibilidades que ofrecen la simulación y el modelamiento en el mundo virtual, llámese el “gemelo digital”, reducen costos en la fase de construcción y gastos de funcionamiento.

2. Desalinización del agua de mar

La mayoría de las plantas desalinizadoras nuevas emplean ósmosis inversa, un proceso a través del cual el agua dulce se separa del agua de mar a través de membranas semipermeables y presión aplicada empleando energía solar del mundo.

De esta manera se reduce el uso de la energía, se preservan los suministros actuales de agua dulce, aumentan las fuentes de este recurso para la utilización de la sociedad y puede ser empleada en diferentes industrias de producción.

3. Control inteligente del ciclo del agua

El cambio climático ha desencadenado escasez hídrica en nuestras ciudades. La carencia de lluvias puede colapsar los sistemas de distribución de agua potable, lo que conduce a un desabastecimiento afectando a la población más vulnerable.

“Con el objetivo de hacer un uso más eficiente del recurso hídrico, los proyectos de agua y saneamiento están digitalizándose. Así, a través de los datos obtenidos de ciclo del agua: captación, tratamiento, distribución y/o recolección final, se puede prevenir fallas, mejorar tiempos de intervención y reducir el tiempo además de los costos en inspecciones presenciales”, señaló Pablo Morales, gerente de ventas de Siemens.

“Además, al analizar los datos de forma cruzada, podemos mejorar la distribución del agua por horas y según las zonas de mayor necesidad. De esta forma, la tecnología de Siemens está contribuyendo a cerrar la brecha de agua en todo el Perú en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible N.° 6: Agua y saneamiento para todos antes de 2030 establecido por Naciones Unidas”, agregó.

La escasez del agua impacta directamente en la economía del país, aumentando las desigualdades sociales y afectando significativamente la salud pública.

Estrategias como la digitalización, automatización y electrificación sientan las bases de procesos eficientes, fiables y sostenibles en la industria del agua; fortaleciendo el aprovechamiento del recurso y garantizando un suministro adecuado en ciudades y zonas rurales.

Más en Andina:

Ver artículo

Fuente: Andina Perú, Miércoles 23 de Marzo de 2022

TITULARES