Jueves, Junio 20, 2024

Comité de Ministros acoge recursos de Fénix Gold cambiando su calificación ambiental a favorable

PULSO – El Comité de Ministros en su octava sesión se pronunció respecto a las reclamaciones de tres proyectos distintos que presentaban una Resolución de Calificación Ambiental del Estudio de Impacto Ambiental desfavorables. Se trata de Fénix Gold, Línea de Alta Tensión 1 x 220 kv Tubul-Lagunillas y Planta WTE Araucanía.

El primero de estos, desarrollado por Fénix Gold Limitada, consiste en la construcción de una nueva mina de oro de explotación a rajo abierto en la cordillera de Copiapó. La empresa presentó una reclamación que el Comité de Ministros decidió acoger, cambiando su calificación ambiental a favorable.

Sin embargo, en cuanto al componente de fauna, específicamente por los impactos que podría traer sobre las chinchillas, los ministros recalificaron el impacto como significativo, por lo que se impusieron un conjunto de condiciones para poder mitigarlos.

Respecto a las reclamaciones entorno al proyecto de Línea de Alta Tensión 1×220 kv entre Tubul y Lagunillas, el organismo decidió rechazarlas y mantener la resolución como desfavorable considerando que se encontraba adecuadamente fundamentada.

Este es un proyecto para construir y operar una línea de transmisión energética, aportando al Sistema Eléctrico Nacional. El problema radica en que tendría impactos significativos sobre pueblos indígenas porque implicaría la intervención del uso o dificultad de acceso hacia los recursos naturales del humedal Tubul-Raqui. Además, implicaría alteración visual del paisaje; afectación para la manifestación de tradiciones y cultura; y afectación de sitios arqueológicos y patrimoniales.

Según la compañía a cargo, Wind2 Power, el proyecto contempla medidas adecuadas y suficientes para hacerse cargo de estos impactos, sin embargo, no logró convenció al comité.

Finalmente, los ministros también resolvieron mantener la calificación desfavorable de la Planta WTE Araucanía. Este consiste en la construcción y operación de una planta de incineración de residuos sólidos domiciliarios y asimilables no reciclados, que trataría cerca de 600 toneladas diarias. A través de esto generaría 15 MW de energía.

A través de la reclamación de WTE Araucanía, titular del proyecto, negó varios puntos de las resolución ambiental, entre estos, que se haya delimitado de forma errónea el área de influencia de las emisiones atmosféricas, que haya sido procedente la realización de un proceso de consulta indígena, y que este se ubicaría en un área no autorizada por el Plan Regulador Comunal.

Los ministros analizaron los informes técnicos incluidos en la reclamación y estimaron que el proyecto no descarta adecuadamente los impactos por emisiones atmosféricas a tres comunidades indígenas, lo que habría concluido en una consulta indígena.

Fuente: Pulso, Miércoles 20 de Diciembre de 2023

PULSO – El Comité de Ministros en su octava sesión se pronunció respecto a las reclamaciones de tres proyectos distintos que presentaban una Resolución de Calificación Ambiental del Estudio de Impacto Ambiental desfavorables. Se trata de Fénix Gold, Línea de Alta Tensión 1 x 220 kv Tubul-Lagunillas y Planta WTE Araucanía.

El primero de estos, desarrollado por Fénix Gold Limitada, consiste en la construcción de una nueva mina de oro de explotación a rajo abierto en la cordillera de Copiapó. La empresa presentó una reclamación que el Comité de Ministros decidió acoger, cambiando su calificación ambiental a favorable.

Sin embargo, en cuanto al componente de fauna, específicamente por los impactos que podría traer sobre las chinchillas, los ministros recalificaron el impacto como significativo, por lo que se impusieron un conjunto de condiciones para poder mitigarlos.

Respecto a las reclamaciones entorno al proyecto de Línea de Alta Tensión 1×220 kv entre Tubul y Lagunillas, el organismo decidió rechazarlas y mantener la resolución como desfavorable considerando que se encontraba adecuadamente fundamentada.

Este es un proyecto para construir y operar una línea de transmisión energética, aportando al Sistema Eléctrico Nacional. El problema radica en que tendría impactos significativos sobre pueblos indígenas porque implicaría la intervención del uso o dificultad de acceso hacia los recursos naturales del humedal Tubul-Raqui. Además, implicaría alteración visual del paisaje; afectación para la manifestación de tradiciones y cultura; y afectación de sitios arqueológicos y patrimoniales.

Según la compañía a cargo, Wind2 Power, el proyecto contempla medidas adecuadas y suficientes para hacerse cargo de estos impactos, sin embargo, no logró convenció al comité.

Finalmente, los ministros también resolvieron mantener la calificación desfavorable de la Planta WTE Araucanía. Este consiste en la construcción y operación de una planta de incineración de residuos sólidos domiciliarios y asimilables no reciclados, que trataría cerca de 600 toneladas diarias. A través de esto generaría 15 MW de energía.

A través de la reclamación de WTE Araucanía, titular del proyecto, negó varios puntos de las resolución ambiental, entre estos, que se haya delimitado de forma errónea el área de influencia de las emisiones atmosféricas, que haya sido procedente la realización de un proceso de consulta indígena, y que este se ubicaría en un área no autorizada por el Plan Regulador Comunal.

Los ministros analizaron los informes técnicos incluidos en la reclamación y estimaron que el proyecto no descarta adecuadamente los impactos por emisiones atmosféricas a tres comunidades indígenas, lo que habría concluido en una consulta indígena.

Fuente: Pulso, Miércoles 20 de Diciembre de 2023

TITULARES