Martes, Septiembre 21, 2021

Colombiana ISA alista oferta para licitación de megalínea entre Antofagasta y Santiago

DIARIO FINANCIERO – La firma trabaja en una propuesta para construir Kimal-Lo Aguirre, que en septiembre tiene agendada la recepción de ofertas.Además, insistirá con una iniciativa para aumentar capacidad de Cardones-Polpaico.

A poco más de dos años de la entrada en operación de la megalínea de transmisión Cardones-Polpaico, que une Atacama con Santiago, ISA Interchile emitió un bono verde por US$ 1.200 millones, principalmente para refinanciar lo utilizado para la construcción de la obra.

Tras debutar en el mercado financiero internacional, ahora se apuntará a seguir creciendo en Chile. Gabriel Melguizo, gerente general de la compañía, dice que esto se hará a través de licitaciones, adquisición de activos y de incursión en nuevos negocios, como el almacenamiento. Su plan de inversiones a 2030, implica más de US$ 2.000 millones.

En este esquema, siguen de cerca la licitación del proyecto Kimal-Lo Aguirre, una obra de transmisión de US$ 1.480 millones en corriente continua de 1.500 kilómetros entre Antofagasta y Santiago, y que a fines de septiembre recibirá ofertas.

Melguizo adelanta que están trabajando en la presentación de una oferta y que no descartan la posibilidad de unirse con otras empresas en un consorcio. “Tenemos todos los pergaminos para ganarnos ese proyecto”, recalca, agregando que “estamos trabajando como grupo ISA en la presentación de esta propuesta y en esas conversaciones para poder presentar una oferta muy competitiva”.

Entre los argumentos, destaca que han construido el mayor proyecto de transporte de energía en Chile, han aprendido de las dificultades, conocen las comunidades y el funcionamiento del Estado.

De hecho, dice que si bien levantar Cardones-Polpaico “no estuvo exento de dificultades (…), tenemos todas las lecciones aprendidas sistematizadas y eso ha llevado al mejoramiento de procesos”, dice.

Consultado sobre las dificultades que se están viendo para desarrollar nuevas líneas, apunta a que el reto no es lo técnico, sino que está en la conversación. Para viabilizar todo esto, dice que la solución pasa por realizar estudios de franjas por donde pasarán las líneas (como está establecido en la legislación), pero con una conversación muy activa desde el inicio.

Aunque “no es la solución mágica”, dice, es un elemento importante. De todos modos, se muestra de acuerdo con que en el caso de Kimal-Lo Aguirre no se realizara ese estudio, ya que no se podía seguir postergando la iniciativa.

Fortalecer línea entre Atacama y Santiago

Mirando el sistema de transmisión eléctrica, el ejecutivo asegura que hay un “riesgo gigante” en poner todas las fichas en una sola iniciativa (como Kimal-Lo Aguirre) y que se deben buscar alternativas adicionales para poder cumplir con el objetivo de traer la energía renovable del norte a la zona central.

“Si se revisa la historia de los proyectos de transmisión en Chile, prácticamente todos han tenido demoras y éstas han sido principalmente por temas ambientales, sociales y prediales. Insistimos en que hay un riesgo de retraso de la línea. Si llega a pasar eso, podría poner en riesgo la descarbonización de la matriz”, dice.

Por esto, Interchile, filial de la colombiana ISA, seguirá insistiendo con un proyecto para aumentar la capacidad de Cardones-Polpaico -que había sido presentado a las autoridades el año pasado-, el cual se planteó en dos etapas que permitirían aumentar en 35% la capacidad del tendido en cinco años.

La idea nació luego de que esa línea estuviese funcionando a su máxima capacidad desde su inicio. A lo que sumaba -según la firma- que el proyecto Kimal-Lo Aguirre, que es el llamado a solucionar el déficit, recién entraría hacia finales de 2031.

Y aunque su idea no ha logrado la venia por parte de autoridades, Melguizo recalca que no lo han abandonado y que han incorporado mejoras a la propuesta. “Vamos a presentarlo nuevamente en el contexto de conversaciones un poco más amplias que permitan mostrar que se han administrado algunos riesgos que se veían”, adelanta.

Según sincera, “nos han dicho que no varias veces, pero en conversaciones con algunas entidades del Estado encontramos que el proyecto es muy bien recibido y estamos insistiendo en el análisis de las diferentes etapas”. Reconoce que se incluyen elementos innovadores que implican “romper paradigmas” y para eso se necesitan “muy buenos estudios y conversaciones”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 02 de Agosto de 2021

DIARIO FINANCIERO – La firma trabaja en una propuesta para construir Kimal-Lo Aguirre, que en septiembre tiene agendada la recepción de ofertas.Además, insistirá con una iniciativa para aumentar capacidad de Cardones-Polpaico.

A poco más de dos años de la entrada en operación de la megalínea de transmisión Cardones-Polpaico, que une Atacama con Santiago, ISA Interchile emitió un bono verde por US$ 1.200 millones, principalmente para refinanciar lo utilizado para la construcción de la obra.

Tras debutar en el mercado financiero internacional, ahora se apuntará a seguir creciendo en Chile. Gabriel Melguizo, gerente general de la compañía, dice que esto se hará a través de licitaciones, adquisición de activos y de incursión en nuevos negocios, como el almacenamiento. Su plan de inversiones a 2030, implica más de US$ 2.000 millones.

En este esquema, siguen de cerca la licitación del proyecto Kimal-Lo Aguirre, una obra de transmisión de US$ 1.480 millones en corriente continua de 1.500 kilómetros entre Antofagasta y Santiago, y que a fines de septiembre recibirá ofertas.

Melguizo adelanta que están trabajando en la presentación de una oferta y que no descartan la posibilidad de unirse con otras empresas en un consorcio. “Tenemos todos los pergaminos para ganarnos ese proyecto”, recalca, agregando que “estamos trabajando como grupo ISA en la presentación de esta propuesta y en esas conversaciones para poder presentar una oferta muy competitiva”.

Entre los argumentos, destaca que han construido el mayor proyecto de transporte de energía en Chile, han aprendido de las dificultades, conocen las comunidades y el funcionamiento del Estado.

De hecho, dice que si bien levantar Cardones-Polpaico “no estuvo exento de dificultades (…), tenemos todas las lecciones aprendidas sistematizadas y eso ha llevado al mejoramiento de procesos”, dice.

Consultado sobre las dificultades que se están viendo para desarrollar nuevas líneas, apunta a que el reto no es lo técnico, sino que está en la conversación. Para viabilizar todo esto, dice que la solución pasa por realizar estudios de franjas por donde pasarán las líneas (como está establecido en la legislación), pero con una conversación muy activa desde el inicio.

Aunque “no es la solución mágica”, dice, es un elemento importante. De todos modos, se muestra de acuerdo con que en el caso de Kimal-Lo Aguirre no se realizara ese estudio, ya que no se podía seguir postergando la iniciativa.

Fortalecer línea entre Atacama y Santiago

Mirando el sistema de transmisión eléctrica, el ejecutivo asegura que hay un “riesgo gigante” en poner todas las fichas en una sola iniciativa (como Kimal-Lo Aguirre) y que se deben buscar alternativas adicionales para poder cumplir con el objetivo de traer la energía renovable del norte a la zona central.

“Si se revisa la historia de los proyectos de transmisión en Chile, prácticamente todos han tenido demoras y éstas han sido principalmente por temas ambientales, sociales y prediales. Insistimos en que hay un riesgo de retraso de la línea. Si llega a pasar eso, podría poner en riesgo la descarbonización de la matriz”, dice.

Por esto, Interchile, filial de la colombiana ISA, seguirá insistiendo con un proyecto para aumentar la capacidad de Cardones-Polpaico -que había sido presentado a las autoridades el año pasado-, el cual se planteó en dos etapas que permitirían aumentar en 35% la capacidad del tendido en cinco años.

La idea nació luego de que esa línea estuviese funcionando a su máxima capacidad desde su inicio. A lo que sumaba -según la firma- que el proyecto Kimal-Lo Aguirre, que es el llamado a solucionar el déficit, recién entraría hacia finales de 2031.

Y aunque su idea no ha logrado la venia por parte de autoridades, Melguizo recalca que no lo han abandonado y que han incorporado mejoras a la propuesta. “Vamos a presentarlo nuevamente en el contexto de conversaciones un poco más amplias que permitan mostrar que se han administrado algunos riesgos que se veían”, adelanta.

Según sincera, “nos han dicho que no varias veces, pero en conversaciones con algunas entidades del Estado encontramos que el proyecto es muy bien recibido y estamos insistiendo en el análisis de las diferentes etapas”. Reconoce que se incluyen elementos innovadores que implican “romper paradigmas” y para eso se necesitan “muy buenos estudios y conversaciones”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 02 de Agosto de 2021

TITULARES

X