Jueves, Junio 24, 2021

Cinco empresas y grupos se perfilan como competidores a los actuales operadores de buses del exTransantiago

DIARIO FINANCIERO – Participantes formularon sus primeras preguntas respecto a la licitación, entre las cuales destacan sus dudas sobre el financiamiento del sistema ad portas del vencimiento del subsidio en 2022.

Un consorcio mixto, dos nacionales y dos extranjeros, son los potenciales rivales que se sumarían a la carrera por la próxima licitación que renovará cerca de 2.100 buses del sistema de transporte urbano de la Región Metropolitana.

Y si bien podrían llegar nuevos competidores al proceso a cargo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), Diario Financiero confirmó la participación de, al menos cinco nuevos actores interesados en el concurso de operador de vías. Estos son: Tándem (ligado a Pullman), Yanguas Bus, Ascendal (ex Tower Transit, de origen australiano-inglés), un operador argentino, y el grupo compuesto por las firmas Alsa (españoles) y Turbus, quienes estarían mirando entrar en el proceso con una propuesta económica en agosto.

De hecho, en el caso del consorcio que formó la empresa de la familia Diez y la firma española, este sería su segundo intento para obtener un cupo en el sistema, ya que la licitación de 2017 fue declarada desierta al año siguiente por la ministra Gloria Hutt.

Por su parte, Ascendal también tiene conocimiento del mercado de transportes chileno, ya que son los concesionarios de los buses que circulan en la ciudad de Punta Arenas.

En este escenario, los actuales concesionarios no se quedarán de brazos cruzados. Un alto ejecutivo del exTransantiago explicó que Redbus, STP y Express están preparando propuestas muy fuertes para defender su posición en el sistema, ya que justamente son los servicios que ahora operan los que se disputarán en la próxima licitación.

Las consultas del mundo privado

Junto al interés que están demostrando tanto nuevos como los antiguos participantes del sistema por este proceso, al mismo tiempo estas compañías han hecho llegar sus observaciones y consultas al Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), entidad que encabeza Fernando Saka. Y las preguntas formuladas por las 42 entidades que compraron bases del concurso de operador de vías fueron respondidas la semana pasada por el Gobierno a través de un documento de 336 páginas

Una de las dudas más repetidas por los participantes se refirieron a la modalidad de financiamiento del transporte capitalino, ya que en mayo de 2022 vence el subsidio transitorio que aporta el 80% de los montos para cubrir los costos del sistema y que este año alcanza a un total $ 670.500 millones.

En ese sentido, una de las preguntas más representativas apunta a conocer qué “garantías” ofrece la autoridad sobre los pagos a los futuros concesionarios, a lo cual el MTT respondió: “El subsidio permanente regulado en dicho cuerpo normativo es suficiente para hacer frente a las obligaciones emanadas del Contrato de Concesión de las presentes Bases de Licitación. Sin perjuicio de lo anterior, el Ministerio, en virtud de su obligación de garantizar la continuidad operacional del Sistema, adoptará las medidas necesarias para asegurar el financiamiento del sistema y el equilibrio entre los ingresos y los costos de éste”.

La preocupación en cuanto a lo que los privados perciben como falta de claridad en cuanto a la operación del subsidio también es compartida por los fabricantes de buses. En esta línea, uno de los ganadores de la licitación de suministrador de flota -que pidió reserva- comentó que es necesario despejar rápido las dudas sobre el tema, porque de lo contrario se podría desmotivar a nuevos operadores a entrar en el sistema. “Si no se resuelve en este gobierno, el próximo tendrá que proponer una solución y eso podría significar que prefiera dar de baja el concurso”, opinó.

Otro tema presente en las consultas al ministerio fueron los usos y condiciones de los terminales, ya que en los recintos adicionales otorgados por la autoridad sólo se permite uso de diésel excluyendo tecnologías como la eléctrica. “En relación con la restricción de utilizar en los Terminales Adicionales buses eléctricos, ¿no constituye una barrera de entrada para los buses distintos del diésel generando una condición de que hace imposible que el concesionario decida libremente la composición de su flota?”, detalla una de las consultas.

En ese sentido, algunos participantes fueron incluso más incisivos con este tema: “¿por qué no se puede instalar infraestructura de carga eléctrico en terminales adicionales?. Lo anterior, teniendo en cuenta que hay terminales de los dispuestos por el MTT que no cumplen condiciones para ello. Se solicita permitirlo”.

Este factor es relevante ya que las bases de licitación establecen que ninguna propuesta puede excluir a los buses eléctricos de su oferta, por cuanto si los participantes deciden no incluir vehículos con esta tecnología, esto implicará recibir cero punto en uno de los ítems, con lo cual quedaría automáticamente fuera del proceso.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 9 de Junio de 2021

DIARIO FINANCIERO – Participantes formularon sus primeras preguntas respecto a la licitación, entre las cuales destacan sus dudas sobre el financiamiento del sistema ad portas del vencimiento del subsidio en 2022.

Un consorcio mixto, dos nacionales y dos extranjeros, son los potenciales rivales que se sumarían a la carrera por la próxima licitación que renovará cerca de 2.100 buses del sistema de transporte urbano de la Región Metropolitana.

Y si bien podrían llegar nuevos competidores al proceso a cargo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), Diario Financiero confirmó la participación de, al menos cinco nuevos actores interesados en el concurso de operador de vías. Estos son: Tándem (ligado a Pullman), Yanguas Bus, Ascendal (ex Tower Transit, de origen australiano-inglés), un operador argentino, y el grupo compuesto por las firmas Alsa (españoles) y Turbus, quienes estarían mirando entrar en el proceso con una propuesta económica en agosto.

De hecho, en el caso del consorcio que formó la empresa de la familia Diez y la firma española, este sería su segundo intento para obtener un cupo en el sistema, ya que la licitación de 2017 fue declarada desierta al año siguiente por la ministra Gloria Hutt.

Por su parte, Ascendal también tiene conocimiento del mercado de transportes chileno, ya que son los concesionarios de los buses que circulan en la ciudad de Punta Arenas.

En este escenario, los actuales concesionarios no se quedarán de brazos cruzados. Un alto ejecutivo del exTransantiago explicó que Redbus, STP y Express están preparando propuestas muy fuertes para defender su posición en el sistema, ya que justamente son los servicios que ahora operan los que se disputarán en la próxima licitación.

Las consultas del mundo privado

Junto al interés que están demostrando tanto nuevos como los antiguos participantes del sistema por este proceso, al mismo tiempo estas compañías han hecho llegar sus observaciones y consultas al Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), entidad que encabeza Fernando Saka. Y las preguntas formuladas por las 42 entidades que compraron bases del concurso de operador de vías fueron respondidas la semana pasada por el Gobierno a través de un documento de 336 páginas

Una de las dudas más repetidas por los participantes se refirieron a la modalidad de financiamiento del transporte capitalino, ya que en mayo de 2022 vence el subsidio transitorio que aporta el 80% de los montos para cubrir los costos del sistema y que este año alcanza a un total $ 670.500 millones.

En ese sentido, una de las preguntas más representativas apunta a conocer qué “garantías” ofrece la autoridad sobre los pagos a los futuros concesionarios, a lo cual el MTT respondió: “El subsidio permanente regulado en dicho cuerpo normativo es suficiente para hacer frente a las obligaciones emanadas del Contrato de Concesión de las presentes Bases de Licitación. Sin perjuicio de lo anterior, el Ministerio, en virtud de su obligación de garantizar la continuidad operacional del Sistema, adoptará las medidas necesarias para asegurar el financiamiento del sistema y el equilibrio entre los ingresos y los costos de éste”.

La preocupación en cuanto a lo que los privados perciben como falta de claridad en cuanto a la operación del subsidio también es compartida por los fabricantes de buses. En esta línea, uno de los ganadores de la licitación de suministrador de flota -que pidió reserva- comentó que es necesario despejar rápido las dudas sobre el tema, porque de lo contrario se podría desmotivar a nuevos operadores a entrar en el sistema. “Si no se resuelve en este gobierno, el próximo tendrá que proponer una solución y eso podría significar que prefiera dar de baja el concurso”, opinó.

Otro tema presente en las consultas al ministerio fueron los usos y condiciones de los terminales, ya que en los recintos adicionales otorgados por la autoridad sólo se permite uso de diésel excluyendo tecnologías como la eléctrica. “En relación con la restricción de utilizar en los Terminales Adicionales buses eléctricos, ¿no constituye una barrera de entrada para los buses distintos del diésel generando una condición de que hace imposible que el concesionario decida libremente la composición de su flota?”, detalla una de las consultas.

En ese sentido, algunos participantes fueron incluso más incisivos con este tema: “¿por qué no se puede instalar infraestructura de carga eléctrico en terminales adicionales?. Lo anterior, teniendo en cuenta que hay terminales de los dispuestos por el MTT que no cumplen condiciones para ello. Se solicita permitirlo”.

Este factor es relevante ya que las bases de licitación establecen que ninguna propuesta puede excluir a los buses eléctricos de su oferta, por cuanto si los participantes deciden no incluir vehículos con esta tecnología, esto implicará recibir cero punto en uno de los ítems, con lo cual quedaría automáticamente fuera del proceso.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 9 de Junio de 2021

TITULARES

X