Sábado, Enero 28, 2023

Chile y Colombia encabezan la carrera por el hidrógeno verde en Latinoamérica

DIARIO FINANCIERO – Aunque su papel como combustible del futuro no está 100% definido, la carrera de los países por ser uno de los productores está en pleno desarrollo. A nivel global, Australia, Países Bajos, Alemania, China, Arabia Saudita y Chile están liderando por medio de diversos proyectos.

El hidrógeno verde se obtiene, principalmente, al someter el agua de mar a un proceso de electrólisis con energías renovables, como la eólica o la solar.

Además del país del sur, en Latinoamérica existen siete países que ya han incluido en sus hojas de ruta temas relacionados con el desarrollo y producción de este elemento, sin embargo, solo cuatro lo incluyen en sus programas de estrategia a largo plazo: Colombia, Uruguay, Costa Rica y Chile.

En el marco del webinar international “LAC Green Hydrogen Action”, organizado por la Alianza Latinoamericana de Hidrógeno, José Javier Gómez, oficial de Asuntos Ambientales de la Cepal, explicó que la estrategia de los países en pro del desarrollo del hidrógeno verde es un proceso clave y debe ser lo más participativo posible.

“Ojalá sea política de Estado que traspase los gobiernos e incluso tenga un impulso permanente”, dijo.

Además, promovió que incluso los países que se basan en los hidrocarburos, como el petróleo y gas, inicien el conocimiento de este elemento, que sirve como base -por ejemplo- para combustibles sintéticos. Según Gómez, a 2050 la producción de petróleo sólo representará un cuarto de lo que es hoy, lo que hará sufrir a las industrias.

Explicó que las estrategias de los gobiernos para sentar las bases regulatorias del hidrógeno verde deben ser flexibles para que se acomoden a las circunstancias globales.

A nivel global se están invirtiendo miles de millones de dólares, pero en la región esto se ve más complejo porque “los países no tienen la capacidad fiscal para hacer las inversiones que están haciendo en lugares como Japón”, explicó.

Algunos proyectos

Mientras toma vuelo y se resuelven temas regulatorios, en los países se están viendo proyectos con distintos grados de avance. El gobierno de Colombia, por ejemplo, financió 10 iniciativas de hidrógeno verde y azul (en base a combustibles fósiles), los cuales serán desarrollados por nueve compañías, entre ellas Energal, BioGas y H2 Nostrum. Estas compañías se suman a Promigas, Ecopetrol y TGI que están trabajando desde fines de 2021 en proyectos pilotos.

En el caso de Chile, existen seis proyectos que involucran inversiones por unos US$ 1.000 millones y que serán desarrollados por HIF, Enel Green Power, Engie y GNL Quintero, entre otras compañías.

Recientemente, el Consorcio Hydra -conformado por entidades como la francesa Engie y la chilena Antofagasta Minerals- presentó el primer prototipo de un tren de potencia a hidrógeno, el cual ya está siendo testeado en una faena minera, con el objetivo de ser utilizado en camiones mineros.

Proveer la demanda

A juicio de expertos, el generar la demanda para este combustible es relevante de cara a su viabilidad futura. Según Gómez, empresas como Ecopetrol, Petroperú o Codelco en Chile pueden jugar un papel relevante comprando los tipos de hidrógeno -como el azul o el gris- que otros países están desarrollando, para ir creando una relación de confianza entre la oferta y demanda.

Esto, asumiendo que aún hay pasos que ir dando en temas como certificación de la producción, para garantizar que cumple con ciertos estándares.

De todos modos, cada jurisdicción de la región tiene sus propios desafíos, según se desprende de sus presentaciones en el LAC Green Hydrogen Action. Daniel Cámac, presidente de la Asociación Peruana de Hidrógeno, señaló que en su país se necesita trabajar en ampliar el conocimiento sobre las fortalezas y beneficios que produce el uso de hidrógeno verde en la economía.

“Podemos estar en esta carrera mundial de producir hidrógeno a precios competitivos, pero sin esta estrategia es difícil avanzar”, dice.

Mónica Gasca, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Hidrógeno, dijo que empezarán a “promover el conocimiento del hidrógeno para que llegue al lado de la demanda, para incentivarla”.

María Paz de la Cruz, gerenta general de H2 Chile, destacó lo avanzado del país en materia de desarrollo de hidrógeno, pero enfatizó que “aún se debe perfeccionar la regulación existente, hay normas que se deben mirar en cuanto a permisología y normas”.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hidrógeno, Israel Hurtado, apuntó que en su caso el reto es comenzar la producción e ir avanzando en la reducción de costos, clave para incentivar la demanda.

El coordinador de la Alianza en Costa Rica, Juan Guillermo Murillo, enfatizó que el desarrollo del mercado de hidrógeno verde aún es incipiente, al igual que la oferta y demanda, por lo que hay toda una cadena de suministro y proveedores que impulsar.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 14 de Septiembre de 2022

DIARIO FINANCIERO – Aunque su papel como combustible del futuro no está 100% definido, la carrera de los países por ser uno de los productores está en pleno desarrollo. A nivel global, Australia, Países Bajos, Alemania, China, Arabia Saudita y Chile están liderando por medio de diversos proyectos.

El hidrógeno verde se obtiene, principalmente, al someter el agua de mar a un proceso de electrólisis con energías renovables, como la eólica o la solar.

Además del país del sur, en Latinoamérica existen siete países que ya han incluido en sus hojas de ruta temas relacionados con el desarrollo y producción de este elemento, sin embargo, solo cuatro lo incluyen en sus programas de estrategia a largo plazo: Colombia, Uruguay, Costa Rica y Chile.

En el marco del webinar international “LAC Green Hydrogen Action”, organizado por la Alianza Latinoamericana de Hidrógeno, José Javier Gómez, oficial de Asuntos Ambientales de la Cepal, explicó que la estrategia de los países en pro del desarrollo del hidrógeno verde es un proceso clave y debe ser lo más participativo posible.

“Ojalá sea política de Estado que traspase los gobiernos e incluso tenga un impulso permanente”, dijo.

Además, promovió que incluso los países que se basan en los hidrocarburos, como el petróleo y gas, inicien el conocimiento de este elemento, que sirve como base -por ejemplo- para combustibles sintéticos. Según Gómez, a 2050 la producción de petróleo sólo representará un cuarto de lo que es hoy, lo que hará sufrir a las industrias.

Explicó que las estrategias de los gobiernos para sentar las bases regulatorias del hidrógeno verde deben ser flexibles para que se acomoden a las circunstancias globales.

A nivel global se están invirtiendo miles de millones de dólares, pero en la región esto se ve más complejo porque “los países no tienen la capacidad fiscal para hacer las inversiones que están haciendo en lugares como Japón”, explicó.

Algunos proyectos

Mientras toma vuelo y se resuelven temas regulatorios, en los países se están viendo proyectos con distintos grados de avance. El gobierno de Colombia, por ejemplo, financió 10 iniciativas de hidrógeno verde y azul (en base a combustibles fósiles), los cuales serán desarrollados por nueve compañías, entre ellas Energal, BioGas y H2 Nostrum. Estas compañías se suman a Promigas, Ecopetrol y TGI que están trabajando desde fines de 2021 en proyectos pilotos.

En el caso de Chile, existen seis proyectos que involucran inversiones por unos US$ 1.000 millones y que serán desarrollados por HIF, Enel Green Power, Engie y GNL Quintero, entre otras compañías.

Recientemente, el Consorcio Hydra -conformado por entidades como la francesa Engie y la chilena Antofagasta Minerals- presentó el primer prototipo de un tren de potencia a hidrógeno, el cual ya está siendo testeado en una faena minera, con el objetivo de ser utilizado en camiones mineros.

Proveer la demanda

A juicio de expertos, el generar la demanda para este combustible es relevante de cara a su viabilidad futura. Según Gómez, empresas como Ecopetrol, Petroperú o Codelco en Chile pueden jugar un papel relevante comprando los tipos de hidrógeno -como el azul o el gris- que otros países están desarrollando, para ir creando una relación de confianza entre la oferta y demanda.

Esto, asumiendo que aún hay pasos que ir dando en temas como certificación de la producción, para garantizar que cumple con ciertos estándares.

De todos modos, cada jurisdicción de la región tiene sus propios desafíos, según se desprende de sus presentaciones en el LAC Green Hydrogen Action. Daniel Cámac, presidente de la Asociación Peruana de Hidrógeno, señaló que en su país se necesita trabajar en ampliar el conocimiento sobre las fortalezas y beneficios que produce el uso de hidrógeno verde en la economía.

“Podemos estar en esta carrera mundial de producir hidrógeno a precios competitivos, pero sin esta estrategia es difícil avanzar”, dice.

Mónica Gasca, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Hidrógeno, dijo que empezarán a “promover el conocimiento del hidrógeno para que llegue al lado de la demanda, para incentivarla”.

María Paz de la Cruz, gerenta general de H2 Chile, destacó lo avanzado del país en materia de desarrollo de hidrógeno, pero enfatizó que “aún se debe perfeccionar la regulación existente, hay normas que se deben mirar en cuanto a permisología y normas”.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hidrógeno, Israel Hurtado, apuntó que en su caso el reto es comenzar la producción e ir avanzando en la reducción de costos, clave para incentivar la demanda.

El coordinador de la Alianza en Costa Rica, Juan Guillermo Murillo, enfatizó que el desarrollo del mercado de hidrógeno verde aún es incipiente, al igual que la oferta y demanda, por lo que hay toda una cadena de suministro y proveedores que impulsar.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 14 de Septiembre de 2022

TITULARES