Martes, Mayo 21, 2024

Chile: Scooters, patines o hoverboards, movilidad eléctrica low cost

AMÉRICA RETAIL – Desplazarse por la ciudad de forma rápida, ecológica y gastando poco es el deseo de todos. Hoy es posible gracias a los vehículos de menor tamaño impulsados por electricidad, que además cuentan con la ventaja de ser compactos, livianos y resistentes. Acá te contamos las ventajas de cada uno de estos nuevos medios de transporte urbano.
La emergencia climática se ha tomado la agenda mediática en el último tiempo. Por ello, los ciudadanos se han sentido con la obligación de colaborar y aportar con un grano de arena en el cuidado del medioambiente.
Así es como se ha instalado el concepto de la electromovilidad, una forma limpia, sustentable y efectiva de desplazarse por las grandes ciudades. Y todavía más: es económica, pues la carga eléctrica tiene un costo muy inferior a los combustibles fósiles.
Hoy en las calles de Santiago, por ejemplo, no sólo vemos buses o autos eléctricos, sino que poco a poco han ido apareciendo más alternativas, como scooters, hoverboards, bicicletas, skates, patines o triciclos impulsados a electricidad, artículos que antes se usaban casi exclusivamente para la recreación.
Si bien la nueva Ley de Convivencia Vial –vigente desde fines de 2018– establece que estos vehículos de menor tamaño no pueden circular por la vereda, sino que deben usar ciclovías o simplemente la calle al igual que los autos, en la práctica todavía no es así.
De hecho, en los últimos meses expertos en movilidad urbana han llamado a redefinir el concepto de peatón, luego de constatar la creciente cifra de personas conduciendo alguno de estos artefactos en las aceras.
Jóvenes: el grupo objetivo
La oferta de este tipo de vehículos en Chile está creciendo. Y las razones son variadas.
La mayoría de quienes se desplazan por las ciudades son personas jóvenes, pertenecientes a las generaciones millennials y centennials, que normalmente no tienen hijos y viven cerca de su trabajo. Según los expertos en movilidad, ellos necesitan un medio de transporte económico, veloz, autónomo y que sea compacto, idealmente para que no sea necesario un estacionamiento.
Un hoverbard, por ejemplo, es una excelente solución de movilidad para quienes se mueven en tramos cortos o medios. En este caso, al momento de comprarlos es importante tomar en cuenta cuántos kilómetros tiene de autonomía.

Si lo que quiere el usuario es lograr mayor velocidad o desplazarse por lugares con pendientes, su alternativa debería ser un scooter eléctrico. Al adquirirlo, además de la autonomía tendrá que tener en cuenta la potencia del motor.
Y si lo que necesita es un producto compacto, los patines eléctricos son la mejor opción. Y la razón está a la vista: son fáciles de quitar y de guardar.
La bicicleta eléctrica también puede clasificarse dentro de los productos compactosHoy no sólo está disponible en su versión clásica, sino que también existen modelos plegables, ideales para ir a la oficina, guardarla y luego volver a ocuparla.

En tanto, al contar con skate eléctrico el usuario tendrá garantizada la durabilidad de las ruedas, pues la mayoría cuenta con ruedas sólidas que no se pinchan.
Así, queda en evidencia que cada persona podrá elegir el modelo de estos nuevos vehículos eléctricos según su necesidad.
Falabella, como promotora de la electromovilidad, cuenta con una amplia gama de opciones, tanto en modelos como precios. Como es de esperar, invita a sumarte al desafío por el medioambiente.
Ver artículo
Fuente: América Retail, Miércoles 16 de Octubre de 2019

AMÉRICA RETAIL – Desplazarse por la ciudad de forma rápida, ecológica y gastando poco es el deseo de todos. Hoy es posible gracias a los vehículos de menor tamaño impulsados por electricidad, que además cuentan con la ventaja de ser compactos, livianos y resistentes. Acá te contamos las ventajas de cada uno de estos nuevos medios de transporte urbano.
La emergencia climática se ha tomado la agenda mediática en el último tiempo. Por ello, los ciudadanos se han sentido con la obligación de colaborar y aportar con un grano de arena en el cuidado del medioambiente.
Así es como se ha instalado el concepto de la electromovilidad, una forma limpia, sustentable y efectiva de desplazarse por las grandes ciudades. Y todavía más: es económica, pues la carga eléctrica tiene un costo muy inferior a los combustibles fósiles.
Hoy en las calles de Santiago, por ejemplo, no sólo vemos buses o autos eléctricos, sino que poco a poco han ido apareciendo más alternativas, como scooters, hoverboards, bicicletas, skates, patines o triciclos impulsados a electricidad, artículos que antes se usaban casi exclusivamente para la recreación.
Si bien la nueva Ley de Convivencia Vial –vigente desde fines de 2018– establece que estos vehículos de menor tamaño no pueden circular por la vereda, sino que deben usar ciclovías o simplemente la calle al igual que los autos, en la práctica todavía no es así.
De hecho, en los últimos meses expertos en movilidad urbana han llamado a redefinir el concepto de peatón, luego de constatar la creciente cifra de personas conduciendo alguno de estos artefactos en las aceras.
Jóvenes: el grupo objetivo
La oferta de este tipo de vehículos en Chile está creciendo. Y las razones son variadas.
La mayoría de quienes se desplazan por las ciudades son personas jóvenes, pertenecientes a las generaciones millennials y centennials, que normalmente no tienen hijos y viven cerca de su trabajo. Según los expertos en movilidad, ellos necesitan un medio de transporte económico, veloz, autónomo y que sea compacto, idealmente para que no sea necesario un estacionamiento.
Un hoverbard, por ejemplo, es una excelente solución de movilidad para quienes se mueven en tramos cortos o medios. En este caso, al momento de comprarlos es importante tomar en cuenta cuántos kilómetros tiene de autonomía.

Si lo que quiere el usuario es lograr mayor velocidad o desplazarse por lugares con pendientes, su alternativa debería ser un scooter eléctrico. Al adquirirlo, además de la autonomía tendrá que tener en cuenta la potencia del motor.
Y si lo que necesita es un producto compacto, los patines eléctricos son la mejor opción. Y la razón está a la vista: son fáciles de quitar y de guardar.
La bicicleta eléctrica también puede clasificarse dentro de los productos compactosHoy no sólo está disponible en su versión clásica, sino que también existen modelos plegables, ideales para ir a la oficina, guardarla y luego volver a ocuparla.

En tanto, al contar con skate eléctrico el usuario tendrá garantizada la durabilidad de las ruedas, pues la mayoría cuenta con ruedas sólidas que no se pinchan.
Así, queda en evidencia que cada persona podrá elegir el modelo de estos nuevos vehículos eléctricos según su necesidad.
Falabella, como promotora de la electromovilidad, cuenta con una amplia gama de opciones, tanto en modelos como precios. Como es de esperar, invita a sumarte al desafío por el medioambiente.
Ver artículo
Fuente: América Retail, Miércoles 16 de Octubre de 2019

TITULARES