Domingo, Mayo 26, 2024

Chile registra en 2019 la mayor caída en ranking de competitividad mundial del IMD

EL MERCURIO – Un fuerte retroceso de 7 lugares registró Chile en el ranking de competitividad mundial 2019 publicado por el IMD, situándose en el puesto 42 entre las 63 economías que abarcó la medición que realizan cada año el centro académico suizo con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.
Esta es la mayor caída que registra el país desde el año 2000, con lo que se vuelve a alejar otra vez desde el puesto 25 que alcanzaba hasta 2011. Además, fue el país que más descendió en 2019 entre todos los analizados, seguido por Portugal, que bajó 6 puestos.
El informe de 2019 se elabora con información estadística y encuestas del año 2018.
Singapur lidera esta vez el ranking, desplazando a Estados Unidos, que ocupó el tercer lugar, mientras Hong Kong mantiene el segundo puesto.
Aunque Chile sigue liderando en la región, registró un descenso general en los cuatro indicadores globales: el mayor descenso se observó en eficiencia de los negocios, que pasó al puesto 41 después de ubicarse en el lugar 26 en 2018. En desempeño económico el país bajó desde el lugar 41 al 48; en infraestructura desde el 43 al 47, y en eficiencia de gobierno, desde el 24 al puesto 26 del ranking.
Eficiencia negocios
El empeoramiento de la eficiencia de los negocios se da principalmente en las prácticas de gestión, donde Chile pasa del lugar 26 al 50, y en mercado laboral, que anotó un retroceso desde el puesto 16 al 35. Según economistas consultados, esto se relaciona con los efectos que tuvo en la economía la reforma laboral de 2016. Por lo mismo, instan a acelerar las reformas comprometidas por el actual gobierno.
En el ítem actitudes y valores en la eficiencia de los negocios, el país baja desde la posición 19 a la 35, y en finanzas, desde el 19 al 26.
Algunos economistas advirtieron que hechos de corrupción en algunas instituciones también incidieron en el resultado.
Las mayores fortalezas corresponden a legislación bancaria, en el puesto 2, y deuda corporativa, con el 9. Las debilidades están en adiestramiento de los empleados, 62; el lugar 61 en espíritu empresarial y 60 en productividad de la fuerza de trabajo.
Eficiencia gobierno
En eficiencia de gobierno, Chile subió dos puestos en lo que respecta al marco para los negocios, ubicándose en el puesto 18 y ascendió un puesto en política fiscal, al 33. Ocupó el puesto 45 en estructura social, bajando dos lugares en el ranking y bajó desde el puesto 16 al 17 en finanzas públicas.
En lo positivo, la política del Banco Central de Chile ocupa el primer lugar en el ranking y la inversión extranjera, el puesto 6. Entre las debilidades destaca la tasa de contribución a la seguridad social de los empleados, que está en la posición 56, y el puesto 54 en el índice de Gini.
Desempeño económico
Respecto a 2018, Chile avanzó 10 lugares en economía doméstica, ocupando el puesto 43, pero retrocedió desde el puesto 12 al 20 en inversión internacional y del 36 al 40 en empleo.
En crecimiento del PIB ocupa el puesto 17, y el 18 en desempleo de largo plazo. La concentración de las exportaciones es la mayor debilidad, con el puesto 55.
Infraestructura
En educación la mejoría es desde el puesto 51 al 48. Baja infraestructura básica, desde el 27 al 34. La fortaleza se da en crecimiento de la población, con el puesto 6; calificación de ingenieros en el 8 y energías renovables en el 12. Con el puesto 61, asistencia médica es la principal debilidad.
NEGOCIOS
La mayor caída de Chile en el ranking es
en la eficiencia de los negocios, al pasar del
puesto 26 en 2018 al 41 en 2019.
Economistas atribuyen resultados a reforma laboral y piden acelerar proyectos en trámite

Como preocupante calificó la directora ejecutiva del ESE Business School de la U. de los Andes, Cecilia Cifuentes, el resultado del ranking de competitividad, ya que Chile cae incluso más que Argentina. “Pareciera ser que la principal debilidad la tenemos en el capital humano y eso implica tanto los aspectos de capacitación, educación, de calidad de la fuerza de trabajo y de todo lo que tiene que ver con la institucionalidad del mercado del trabajo”, advierte la economista.
Mientras que para el economista de Rojas y Asociados, Patricio Rojas, el resultado refleja la necesidad de mejorar en algunos aspectos de la economía local y quitar la incertidumbre a todo lo que es clima de inversión. “El mercado laboral, que ha tenido un aumento de rigidez, claramente hace que la inversión se vea afectada”, recalca Rojas. Agrega que esto se debe a que la reforma del 2016 le dio más empoderamiento a los sindicatos y le quitó flexibilidad a la mano de obra. “Eso claramente afecta la facilidad para hacer negocios y para tener una mayor competitividad de la inversión en Chile”, dijo.
Cifuentes complementa: “Se hace también urgente hacerle algunos cambios a esa reforma, de tal manera de volver a equilibrar un poco la relación de poder entre el sindicato y el empleador”.
Un punto de vista similar tiene el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann, ya que, a su juicio, el resultado del ranking del IMD es un llamado de atención para acelerar las reformas que está proponiendo la actual administración. “Es importante avanzar en la flexibilidad laboral. Creo que el hecho de dar mayor flexibilidad en este mercado es clave para recuperar el empleo, permitiría también elevar las expectativas de Chile”, apuntó el economista.
Para Tomás Flores, economista senior de LyD, la baja de siete puestos en el indicador responde al retraso en las reformas al sistema de pensiones, al sistema de capacitación a los trabajadores, al sistema tributario y al aumento de la corrupción en varias instituciones. “Cada una de esas reformas están pendientes, esperando que los parlamentarios se decidan a trabajar en ello”, remarcó.
El presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Raphael Bergoeing, lamenta que Chile aparezca bajo en materia de competencia y fortaleza institucional privada. “Ambas áreas son clave para promover fuentes de ganancias productivas”, señaló.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, Miércoles 29 de Mayo de 2019

EL MERCURIO – Un fuerte retroceso de 7 lugares registró Chile en el ranking de competitividad mundial 2019 publicado por el IMD, situándose en el puesto 42 entre las 63 economías que abarcó la medición que realizan cada año el centro académico suizo con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.
Esta es la mayor caída que registra el país desde el año 2000, con lo que se vuelve a alejar otra vez desde el puesto 25 que alcanzaba hasta 2011. Además, fue el país que más descendió en 2019 entre todos los analizados, seguido por Portugal, que bajó 6 puestos.
El informe de 2019 se elabora con información estadística y encuestas del año 2018.
Singapur lidera esta vez el ranking, desplazando a Estados Unidos, que ocupó el tercer lugar, mientras Hong Kong mantiene el segundo puesto.
Aunque Chile sigue liderando en la región, registró un descenso general en los cuatro indicadores globales: el mayor descenso se observó en eficiencia de los negocios, que pasó al puesto 41 después de ubicarse en el lugar 26 en 2018. En desempeño económico el país bajó desde el lugar 41 al 48; en infraestructura desde el 43 al 47, y en eficiencia de gobierno, desde el 24 al puesto 26 del ranking.
Eficiencia negocios
El empeoramiento de la eficiencia de los negocios se da principalmente en las prácticas de gestión, donde Chile pasa del lugar 26 al 50, y en mercado laboral, que anotó un retroceso desde el puesto 16 al 35. Según economistas consultados, esto se relaciona con los efectos que tuvo en la economía la reforma laboral de 2016. Por lo mismo, instan a acelerar las reformas comprometidas por el actual gobierno.
En el ítem actitudes y valores en la eficiencia de los negocios, el país baja desde la posición 19 a la 35, y en finanzas, desde el 19 al 26.
Algunos economistas advirtieron que hechos de corrupción en algunas instituciones también incidieron en el resultado.
Las mayores fortalezas corresponden a legislación bancaria, en el puesto 2, y deuda corporativa, con el 9. Las debilidades están en adiestramiento de los empleados, 62; el lugar 61 en espíritu empresarial y 60 en productividad de la fuerza de trabajo.
Eficiencia gobierno
En eficiencia de gobierno, Chile subió dos puestos en lo que respecta al marco para los negocios, ubicándose en el puesto 18 y ascendió un puesto en política fiscal, al 33. Ocupó el puesto 45 en estructura social, bajando dos lugares en el ranking y bajó desde el puesto 16 al 17 en finanzas públicas.
En lo positivo, la política del Banco Central de Chile ocupa el primer lugar en el ranking y la inversión extranjera, el puesto 6. Entre las debilidades destaca la tasa de contribución a la seguridad social de los empleados, que está en la posición 56, y el puesto 54 en el índice de Gini.
Desempeño económico
Respecto a 2018, Chile avanzó 10 lugares en economía doméstica, ocupando el puesto 43, pero retrocedió desde el puesto 12 al 20 en inversión internacional y del 36 al 40 en empleo.
En crecimiento del PIB ocupa el puesto 17, y el 18 en desempleo de largo plazo. La concentración de las exportaciones es la mayor debilidad, con el puesto 55.
Infraestructura
En educación la mejoría es desde el puesto 51 al 48. Baja infraestructura básica, desde el 27 al 34. La fortaleza se da en crecimiento de la población, con el puesto 6; calificación de ingenieros en el 8 y energías renovables en el 12. Con el puesto 61, asistencia médica es la principal debilidad.
NEGOCIOS
La mayor caída de Chile en el ranking es
en la eficiencia de los negocios, al pasar del
puesto 26 en 2018 al 41 en 2019.
Economistas atribuyen resultados a reforma laboral y piden acelerar proyectos en trámite

Como preocupante calificó la directora ejecutiva del ESE Business School de la U. de los Andes, Cecilia Cifuentes, el resultado del ranking de competitividad, ya que Chile cae incluso más que Argentina. “Pareciera ser que la principal debilidad la tenemos en el capital humano y eso implica tanto los aspectos de capacitación, educación, de calidad de la fuerza de trabajo y de todo lo que tiene que ver con la institucionalidad del mercado del trabajo”, advierte la economista.
Mientras que para el economista de Rojas y Asociados, Patricio Rojas, el resultado refleja la necesidad de mejorar en algunos aspectos de la economía local y quitar la incertidumbre a todo lo que es clima de inversión. “El mercado laboral, que ha tenido un aumento de rigidez, claramente hace que la inversión se vea afectada”, recalca Rojas. Agrega que esto se debe a que la reforma del 2016 le dio más empoderamiento a los sindicatos y le quitó flexibilidad a la mano de obra. “Eso claramente afecta la facilidad para hacer negocios y para tener una mayor competitividad de la inversión en Chile”, dijo.
Cifuentes complementa: “Se hace también urgente hacerle algunos cambios a esa reforma, de tal manera de volver a equilibrar un poco la relación de poder entre el sindicato y el empleador”.
Un punto de vista similar tiene el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann, ya que, a su juicio, el resultado del ranking del IMD es un llamado de atención para acelerar las reformas que está proponiendo la actual administración. “Es importante avanzar en la flexibilidad laboral. Creo que el hecho de dar mayor flexibilidad en este mercado es clave para recuperar el empleo, permitiría también elevar las expectativas de Chile”, apuntó el economista.
Para Tomás Flores, economista senior de LyD, la baja de siete puestos en el indicador responde al retraso en las reformas al sistema de pensiones, al sistema de capacitación a los trabajadores, al sistema tributario y al aumento de la corrupción en varias instituciones. “Cada una de esas reformas están pendientes, esperando que los parlamentarios se decidan a trabajar en ello”, remarcó.
El presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Raphael Bergoeing, lamenta que Chile aparezca bajo en materia de competencia y fortaleza institucional privada. “Ambas áreas son clave para promover fuentes de ganancias productivas”, señaló.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, Miércoles 29 de Mayo de 2019

TITULARES