Martes, Febrero 20, 2024

Chile prepara licitación para proyecto de reutilización de aguas residuales

BNAMÉRICAS – La concesionaria estatal chilena Econssa planea subastar un proyecto de reutilización de aguas residuales, valorado en US$45 millones, durante el segundo semestre de este año.

“Va a ser el primer proyecto grande en donde se va a concretar la reutilización de las aguas servidas, justamente porque hay alguien dispuesto a pagar el costo de tratamiento y transporte”, dijo Jorge Rivas, titular del regulador de servicios hídricos, SISS, ante la comisión de recursos hídricos del Senado durante una sesión transmitida en vivo.

Las autoridades pretenden regular la reutilización de aguas residuales para proporcionar nuevas fuentes en medio de una sequía histórica.

El proyecto de Econssa, que obtuvo la aprobación ambiental en 2020, comprende una planta de tratamiento que utilizaría las aguas residuales de un desagüe submarino cerca de la ciudad de Antofagasta y tendría una capacidad de tratamiento de 300l/s, consignan los documentos.

Rivas explicó a los senadores que el principal obstáculo para estos proyectos son los costos y que la iniciativa solo avanza porque hay clientes interesados, aunque también reconoció que se están llevando a cabo programas piloto en las regiones de Coquimbo y Valparaíso.

El funcionario aseveró que los vertidos submarinos abren una oportunidad para la reutilización de aguas residuales porque, a diferencia de las aguas residuales tratadas que se descargan en los ríos, no habría un conflicto por la propiedad del agua que se vierte al mar.

Los agricultores han afirmado que son dueños de las aguas residuales tratadas que se descargan en los ríos.

Rivas también dijo que, a pesar del alto costo, la reutilización sería menos costosa que la desalinización.

Chile tiene actualmente 33 desagües submarinos, que descargan 1.200 millones de metros cúbicos de aguas residuales al océano cada año. Rivas manifestó a los senadores que el 21% del agua solo pasa por tratamiento primario y el resto se trata en su totalidad.

En la misma sesión, el jefe de proyectos de la iniciativa de reúso de aguas residuales tratadas de Fundación Chile, Gerardo Díaz, expresó que el país necesita una política hídrica nacional que considere las aguas residuales tratadas como un recurso y no como un residuo, así como diseñar proyectos innovadores con impacto social y ambiental que incorporen clientes no convencionales.

“El estudio de mercado que hicimos para la región de Valparaíso identificó clientes agrícolas dispuestos a pagar por aguas de reúso a cambio de seguridad hídrica para sus actividades productivas, derribando el paradigma de que solo clientes mineros o industriales pueden pagar por este tipo de iniciativas de reúso”.

En esa línea, Díaz comenta que los proyectos de reúso deben considerar una mirada multipropósito y de valor compartido para que, de esta manera, contribuyan a abordar la brecha hídrica de los territorios.

Ver artículo

Fuente: Bnaméricas, Miércoles 22 de Marzo de 2023

BNAMÉRICAS – La concesionaria estatal chilena Econssa planea subastar un proyecto de reutilización de aguas residuales, valorado en US$45 millones, durante el segundo semestre de este año.

“Va a ser el primer proyecto grande en donde se va a concretar la reutilización de las aguas servidas, justamente porque hay alguien dispuesto a pagar el costo de tratamiento y transporte”, dijo Jorge Rivas, titular del regulador de servicios hídricos, SISS, ante la comisión de recursos hídricos del Senado durante una sesión transmitida en vivo.

Las autoridades pretenden regular la reutilización de aguas residuales para proporcionar nuevas fuentes en medio de una sequía histórica.

El proyecto de Econssa, que obtuvo la aprobación ambiental en 2020, comprende una planta de tratamiento que utilizaría las aguas residuales de un desagüe submarino cerca de la ciudad de Antofagasta y tendría una capacidad de tratamiento de 300l/s, consignan los documentos.

Rivas explicó a los senadores que el principal obstáculo para estos proyectos son los costos y que la iniciativa solo avanza porque hay clientes interesados, aunque también reconoció que se están llevando a cabo programas piloto en las regiones de Coquimbo y Valparaíso.

El funcionario aseveró que los vertidos submarinos abren una oportunidad para la reutilización de aguas residuales porque, a diferencia de las aguas residuales tratadas que se descargan en los ríos, no habría un conflicto por la propiedad del agua que se vierte al mar.

Los agricultores han afirmado que son dueños de las aguas residuales tratadas que se descargan en los ríos.

Rivas también dijo que, a pesar del alto costo, la reutilización sería menos costosa que la desalinización.

Chile tiene actualmente 33 desagües submarinos, que descargan 1.200 millones de metros cúbicos de aguas residuales al océano cada año. Rivas manifestó a los senadores que el 21% del agua solo pasa por tratamiento primario y el resto se trata en su totalidad.

En la misma sesión, el jefe de proyectos de la iniciativa de reúso de aguas residuales tratadas de Fundación Chile, Gerardo Díaz, expresó que el país necesita una política hídrica nacional que considere las aguas residuales tratadas como un recurso y no como un residuo, así como diseñar proyectos innovadores con impacto social y ambiental que incorporen clientes no convencionales.

“El estudio de mercado que hicimos para la región de Valparaíso identificó clientes agrícolas dispuestos a pagar por aguas de reúso a cambio de seguridad hídrica para sus actividades productivas, derribando el paradigma de que solo clientes mineros o industriales pueden pagar por este tipo de iniciativas de reúso”.

En esa línea, Díaz comenta que los proyectos de reúso deben considerar una mirada multipropósito y de valor compartido para que, de esta manera, contribuyan a abordar la brecha hídrica de los territorios.

Ver artículo

Fuente: Bnaméricas, Miércoles 22 de Marzo de 2023

TITULARES