Lunes, Julio 26, 2021

Chile cae seis peldaños en Ranking de Competitividad Mundial 2021 y llega a mínimo histórico

DIARIO FINANCIERO – Si bien el país se mantiene como el líder de la región, bajó al puesto 44 de las 63 economías contempladas. Nunca había estado aquí.

La pandemia le pasó la cuenta al mundo en materia de competitividad, y Chile no quedó ajeno a ese golpe. Así lo reflejó el Ranking de Competitividad Mundial 2021, elaborado por el Institute for Management Development (IMD) de Suiza y la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile, en el cual el país cayó seis escalones en relación al informe de 2020.

Chile ahora se ubica en el puesto 44 de las 63 economías contempladas a nivel internacional, con lo que llega a su mínimo de las últimas dos décadas. Solo en la edición de 2019 el país había estado en el lugar 42 del mundo, su peor desempeño en términos de competitividad desde 2001.

Como contraparte, en 2005 el país llegó al lugar 19 -su mejor desempeño hasta ahora-, pero desde 2011 la tendencia ha sido a la baja.

Para medir la competitividad de una nación, el informe considera cuatro áreas: desempeño económico, eficiencia del gobierno, eficiencia de los negocios e infraestructura.

En particular, se utilizan 255 indicadores para calcular el ranking, de los cuales 163 son datos estadísticos obtenidos de instituciones mundiales, regionales y locales; y 92 son variables cualitativas obtenidas a partir de una encuesta anual aplicada a ejecutivos y expertos nacionales e internacionales.

Este año Chile bajó tres escalones al lugar 53 en desempeño económico -su elemento más bajo de los cuatro contemplados-, mientras que en eficiencia de los negocios descendió también tres puestos para ubicarse 40 en el ránking. En eficiencia del gobierno, cayó al número 22 -desde el 20 del año previo-, ya que todos los indicadores menos la política fiscal reportaron disminuciones. Solo en infraestructura el país mantuvo su posición desde la edición previa, quedando otra vez número 45 a nivel mundial.

Golpe regional

Históricamente, Chile se ha mantenido como el líder entre los países latinoamericanos contemplados, algo que se ratificó esta vez pese al retroceso.

México, Colombia, Brasil y Perú se adjudicaron los lugares 55 a 58 -en dicho orden- y todos reportaron caídas en relación a la edición previa. Argentina y Venezuela se ubican al fondo del ránking, en los lugares 63 y 64, descendiendo ambos un escalón frente a la edición 2020.

En la versión 2021 del reporte sí hubo cambios entre los más competitivos del mundo, ya que Suiza llegó a la cabeza del índice, subiendo dos puestos desde el año pasado, seguido de Suecia, que logró avanzar cuatro escalones.

Dinamarca se adjudicó el tercer lugar, bajando un peldaño desde el año pasado, y Holanda se afianzó en el cuarto puesto. La quinta economía más competitiva es Singapur, que perdió el liderazgo global que había alcanzado en ediciones anteriores.

Al analizar a las mayores economías del mundo, EEUU se mantiene en el décimo lugar, mientras que China subió cuatro puestos, para llegar al 16 en la versión 2021.

Balance entre corto y largo plazo

A partir de los resultados del reporte los académicos de la FEN Pedro Hidalgo, Enrique Manzur y Sergio Olavarrieta identificaron desafíos clave para Chile en 2021, dentro de los cuales plantean que es fundamental lograr un “balance entre la respuesta de corto plazo para enfrentar la pandemia y las políticas de largo plazo que promuevan la recuperación y competitividad”.

A juicio de los expertos, la reforma previsional también es crucial, y aseguran que esta debe asegurar mejores pensiones, aumentar el ahorro y la inversión, “basado en esfuerzos individuales y colectivos con un amplio acuerdo social”.

En materia tributaria, instan a implementar una reforma “que aumente la recaudación de impuestos, mejorando los servicios públicos y fomentando la productividad y eficiencia del gasto”.

Los académicos también sugieren promover la adopción de tecnologías digitales, con el fin de aumentar la productividad y calidad de servicios en sectores públicos y privados, así como recomiendan aumentar la inversión en investigación y desarrollo (I+D), promoviendo proyectos en conjunto entre universidades, empresas privadas, y el sector público.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 18 de Junio de 2021

DIARIO FINANCIERO – Si bien el país se mantiene como el líder de la región, bajó al puesto 44 de las 63 economías contempladas. Nunca había estado aquí.

La pandemia le pasó la cuenta al mundo en materia de competitividad, y Chile no quedó ajeno a ese golpe. Así lo reflejó el Ranking de Competitividad Mundial 2021, elaborado por el Institute for Management Development (IMD) de Suiza y la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile, en el cual el país cayó seis escalones en relación al informe de 2020.

Chile ahora se ubica en el puesto 44 de las 63 economías contempladas a nivel internacional, con lo que llega a su mínimo de las últimas dos décadas. Solo en la edición de 2019 el país había estado en el lugar 42 del mundo, su peor desempeño en términos de competitividad desde 2001.

Como contraparte, en 2005 el país llegó al lugar 19 -su mejor desempeño hasta ahora-, pero desde 2011 la tendencia ha sido a la baja.

Para medir la competitividad de una nación, el informe considera cuatro áreas: desempeño económico, eficiencia del gobierno, eficiencia de los negocios e infraestructura.

En particular, se utilizan 255 indicadores para calcular el ranking, de los cuales 163 son datos estadísticos obtenidos de instituciones mundiales, regionales y locales; y 92 son variables cualitativas obtenidas a partir de una encuesta anual aplicada a ejecutivos y expertos nacionales e internacionales.

Este año Chile bajó tres escalones al lugar 53 en desempeño económico -su elemento más bajo de los cuatro contemplados-, mientras que en eficiencia de los negocios descendió también tres puestos para ubicarse 40 en el ránking. En eficiencia del gobierno, cayó al número 22 -desde el 20 del año previo-, ya que todos los indicadores menos la política fiscal reportaron disminuciones. Solo en infraestructura el país mantuvo su posición desde la edición previa, quedando otra vez número 45 a nivel mundial.

Golpe regional

Históricamente, Chile se ha mantenido como el líder entre los países latinoamericanos contemplados, algo que se ratificó esta vez pese al retroceso.

México, Colombia, Brasil y Perú se adjudicaron los lugares 55 a 58 -en dicho orden- y todos reportaron caídas en relación a la edición previa. Argentina y Venezuela se ubican al fondo del ránking, en los lugares 63 y 64, descendiendo ambos un escalón frente a la edición 2020.

En la versión 2021 del reporte sí hubo cambios entre los más competitivos del mundo, ya que Suiza llegó a la cabeza del índice, subiendo dos puestos desde el año pasado, seguido de Suecia, que logró avanzar cuatro escalones.

Dinamarca se adjudicó el tercer lugar, bajando un peldaño desde el año pasado, y Holanda se afianzó en el cuarto puesto. La quinta economía más competitiva es Singapur, que perdió el liderazgo global que había alcanzado en ediciones anteriores.

Al analizar a las mayores economías del mundo, EEUU se mantiene en el décimo lugar, mientras que China subió cuatro puestos, para llegar al 16 en la versión 2021.

Balance entre corto y largo plazo

A partir de los resultados del reporte los académicos de la FEN Pedro Hidalgo, Enrique Manzur y Sergio Olavarrieta identificaron desafíos clave para Chile en 2021, dentro de los cuales plantean que es fundamental lograr un “balance entre la respuesta de corto plazo para enfrentar la pandemia y las políticas de largo plazo que promuevan la recuperación y competitividad”.

A juicio de los expertos, la reforma previsional también es crucial, y aseguran que esta debe asegurar mejores pensiones, aumentar el ahorro y la inversión, “basado en esfuerzos individuales y colectivos con un amplio acuerdo social”.

En materia tributaria, instan a implementar una reforma “que aumente la recaudación de impuestos, mejorando los servicios públicos y fomentando la productividad y eficiencia del gasto”.

Los académicos también sugieren promover la adopción de tecnologías digitales, con el fin de aumentar la productividad y calidad de servicios en sectores públicos y privados, así como recomiendan aumentar la inversión en investigación y desarrollo (I+D), promoviendo proyectos en conjunto entre universidades, empresas privadas, y el sector público.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 18 de Junio de 2021

TITULARES

X