Sábado, Julio 31, 2021

Chile bajó cinco puestos en transición energética y Suecia mantiene el liderazgo

COOPERATIVA – El Foro Económico Mundial dio a conocer la lista de los países mejor calificados por sus esfuerzos para disminuir el uso de energías fósiles y migrar a las renovables. En dicho estudio a nuestro país se le ubicó en el sitio 34 de una lista de 115.

Chile se situó como el 34º país mejor posicionado en transición energética hacia las fuentes renovables, cinco puestos por debajo del pasado año, en el índice elaborado por el Foro Económico Mundial y la consultora Accenture, publicado este miércoles y en el que Uruguay repite en la primera posición latinoamericana.

El pequeño país suramericano bajó dos puestos con respecto a la clasificación de 2020, aunque siguió en un lugar muy destacado en el mundo y en la región, ocupando una destacada decimotercera posición, mientras que Costa Rica ocupó el lugar 26 (subiendo un escalón respecto al año pasado) y Colombia, tras caer cuatro puestos, se situó en el 29º.

Les siguen Brasil (en 30ª posición), Chile, Paraguay (36ª), Perú (42ª), México (46ª), Argentina (47ª), Ecuador (48ª) y Panamá (50ª), mientras que el resto de países de la región ocupan puestos en la parte baja de la tabla de 115 países.

Venezuela, en el puesto 111, es uno de los países peor situados en transición energética global, sólo por encima de Líbano, Mongolia, Haití y Zimbabue.

El índice, que cumple su décima edición, muestra que 92 países han avanzado en su transición hacia las energías limpias en la última década, aunque sólo 13 de ellos han llevado a cabo una mejora “constante”, subraya el Foro Económico Mundial, organizador de los encuentros anuales de líderes en Davos.

SUECIA REPITE EL PRIMER LUGAR MUNDIAL

Suecia repite en el primer lugar mundial, mientras que Noruega (quinta el pasado año) ocupa el segundo puesto este año, y Dinamarca asciende una posición para ser tercera, seguidas por Suiza, Austria y Finlandia.

Entre las principales economías mundiales, destaca el séptimo puesto del Reino Unido y el noveno de Francia, mientras que por detrás de Uruguay se sitúan Alemania (18ª posición), Estados Unidos (24ª) e Italia (27ª), y China sigue en la mitad baja de la tabla (68ª) pero sube diez puestos con respecto a 2020.

Otro gigante emergente, India (que junto a China consume un tercio de la energía global) cae este año 13 puestos para ocupar el 87.

EL CAMINO A LA TRANSICIÓN

De acuerdo con los autores del informe, la transición “requiere una completa transformación del sistema energético, económico y social global que debe empezar ahora, pues la próxima década es crucial para lograr los objetivos climáticos”.

En este sentido, el informe recuerda que ocho de las 10 mayores economías mundiales se han fijado un objetivo de emisiones netas cero a mitad de siglo, y que el pasado año la inversión en transición energética superó a nivel mundial los 500.000 millones de dólares, pese a las dificultades planteadas por la pandemia.

Según el estudio, “la inversión fuera del top 10 crece de manera constante. Países como Vietnam, Kenia, Brasil, Sudáfrica y Chile han demostrado que una combinación de las políticas, la infraestructura y la mejor integración en los mercados financieros globales puede conducir a niveles récord de nuevas inversiones. Por promulgación de medidas, incluida la profundización mercados de capitales, desarrollando una nueva gestión de riesgos soluciones y generando beneficios saludables a partir de soluciones bajas en carbono, los países pueden crear una batería de proyectos financiables que atraerán capital necesarios para impulsar sus transiciones energéticas”.

En ese sentido, el Foro destacó además que Chile “ha establecido la ambición de convertirse en un líder en hidrógeno verde exportador, con al menos 5 GW de electrólisis capacidad para 2025”.

En diez años se ha logrado reducir de 1.200 a 800 millones el número de personas en el planeta sin acceso a energía eléctrica, mientras que el desarrollo de las energías renovables ha permitido aumentar la sostenibilidad ambiental y la seguridad energética de los países importadores, subraya el estudio.

En lo negativo, el informe señala que la intensidad de carbono (emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de PIB) ha aumentado en países emergentes de Asia y el África Subsahariana durante la última década.

Ver artículo

Fuente: Cooperativa, Jueves 22 de abril de 2021

COOPERATIVA – El Foro Económico Mundial dio a conocer la lista de los países mejor calificados por sus esfuerzos para disminuir el uso de energías fósiles y migrar a las renovables. En dicho estudio a nuestro país se le ubicó en el sitio 34 de una lista de 115.

Chile se situó como el 34º país mejor posicionado en transición energética hacia las fuentes renovables, cinco puestos por debajo del pasado año, en el índice elaborado por el Foro Económico Mundial y la consultora Accenture, publicado este miércoles y en el que Uruguay repite en la primera posición latinoamericana.

El pequeño país suramericano bajó dos puestos con respecto a la clasificación de 2020, aunque siguió en un lugar muy destacado en el mundo y en la región, ocupando una destacada decimotercera posición, mientras que Costa Rica ocupó el lugar 26 (subiendo un escalón respecto al año pasado) y Colombia, tras caer cuatro puestos, se situó en el 29º.

Les siguen Brasil (en 30ª posición), Chile, Paraguay (36ª), Perú (42ª), México (46ª), Argentina (47ª), Ecuador (48ª) y Panamá (50ª), mientras que el resto de países de la región ocupan puestos en la parte baja de la tabla de 115 países.

Venezuela, en el puesto 111, es uno de los países peor situados en transición energética global, sólo por encima de Líbano, Mongolia, Haití y Zimbabue.

El índice, que cumple su décima edición, muestra que 92 países han avanzado en su transición hacia las energías limpias en la última década, aunque sólo 13 de ellos han llevado a cabo una mejora “constante”, subraya el Foro Económico Mundial, organizador de los encuentros anuales de líderes en Davos.

SUECIA REPITE EL PRIMER LUGAR MUNDIAL

Suecia repite en el primer lugar mundial, mientras que Noruega (quinta el pasado año) ocupa el segundo puesto este año, y Dinamarca asciende una posición para ser tercera, seguidas por Suiza, Austria y Finlandia.

Entre las principales economías mundiales, destaca el séptimo puesto del Reino Unido y el noveno de Francia, mientras que por detrás de Uruguay se sitúan Alemania (18ª posición), Estados Unidos (24ª) e Italia (27ª), y China sigue en la mitad baja de la tabla (68ª) pero sube diez puestos con respecto a 2020.

Otro gigante emergente, India (que junto a China consume un tercio de la energía global) cae este año 13 puestos para ocupar el 87.

EL CAMINO A LA TRANSICIÓN

De acuerdo con los autores del informe, la transición “requiere una completa transformación del sistema energético, económico y social global que debe empezar ahora, pues la próxima década es crucial para lograr los objetivos climáticos”.

En este sentido, el informe recuerda que ocho de las 10 mayores economías mundiales se han fijado un objetivo de emisiones netas cero a mitad de siglo, y que el pasado año la inversión en transición energética superó a nivel mundial los 500.000 millones de dólares, pese a las dificultades planteadas por la pandemia.

Según el estudio, “la inversión fuera del top 10 crece de manera constante. Países como Vietnam, Kenia, Brasil, Sudáfrica y Chile han demostrado que una combinación de las políticas, la infraestructura y la mejor integración en los mercados financieros globales puede conducir a niveles récord de nuevas inversiones. Por promulgación de medidas, incluida la profundización mercados de capitales, desarrollando una nueva gestión de riesgos soluciones y generando beneficios saludables a partir de soluciones bajas en carbono, los países pueden crear una batería de proyectos financiables que atraerán capital necesarios para impulsar sus transiciones energéticas”.

En ese sentido, el Foro destacó además que Chile “ha establecido la ambición de convertirse en un líder en hidrógeno verde exportador, con al menos 5 GW de electrólisis capacidad para 2025”.

En diez años se ha logrado reducir de 1.200 a 800 millones el número de personas en el planeta sin acceso a energía eléctrica, mientras que el desarrollo de las energías renovables ha permitido aumentar la sostenibilidad ambiental y la seguridad energética de los países importadores, subraya el estudio.

En lo negativo, el informe señala que la intensidad de carbono (emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de PIB) ha aumentado en países emergentes de Asia y el África Subsahariana durante la última década.

Ver artículo

Fuente: Cooperativa, Jueves 22 de abril de 2021

TITULARES

X