Viernes, Mayo 24, 2024

CChC: reconstrucción de la infraestructura pública costará más de US$4.500 millones

PULSO – Ya son casi cuatro semanas desde que se produjo el estallido social que marcó un antes y un después para el país y que ocasionó fuertes daños no solo al aparato productivo, sino también a la infraestructura pública.
En este contexto, y de acuerdo con estimaciones preliminares de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el costo de reposición del stock de capital, luego de los hechos acaecidos en los últimos días, es de aproximadamente US$4.579 millones. La estimación, equivale al 15% del costo del capital destruido por el terremoto y posterior maremoto del 27 de febrero del 2010.
En términos desagregados, el gerente de estudios de la CChC, Javier Hurtado, detalló que del total, US$2.329 millones corresponden al costo de reconstrucción de la infraestructura pública, US$1.949 millones al ítem veredas y calles, dentro de los cuales US$1.287 millones corresponden a Santiago, US$380 millones en Valparaíso y US$282 millones en Concepción. Por otra parte, el costo del ítem ‘edificación no habitacional’ asciende a US$2.250 millones, y el resto, (US$380 millones), corresponde a los daños al Metro.
En este contexto, Hurtado ve que la reconstrucción del stock de capital dará un breve impulso al sector, pero en adelante avizora un mayor deterioro en la actividad. Esto, principalmente porque para el próximo año ve fuertes caídas en la inversión, la cual, según detalló, se verá atada también al deterioro de la confianza empresarial producto de la incertidumbre en el plano doméstico.
En este punto, advierte que, de continuar el estado de crisis social, “no se descarta un efecto de segunda reversión en la inversión, debido al deterioro de las condiciones financieras ante un aumento significativo y persistente del riesgo país”.
Por eso, Hurtado sugiere una política más proactiva del Fisco y hace un llamado al gobierno para financiar la reconstrucción de infraestructura pública afectada por la crisis social. Para justificar su visión, afirma que Chile está dentro del 25% de los países con menor nivel de endeudamiento.
De hecho, Moody’s asignó una nota crediticia de “A1” para el país, con perspectiva estable, siendo la clasificación más alta en América Latina.
En este contexto, afirma que “el mercado dejará de invertir, porque hay incertidumbre. Sin embargo, hay que reponer mucho stock de la inversión que se destruyó, por eso, lo que se debiera esperar, es que algún actor, que en este caso es el Estado invierta en infraestructura para que se produzca el salto y desarrollo que se requiere”.
A su juicio, la única forma de hacerlo es con deuda, “Chile está en una posición adecuada para tener deuda, van a empeorar ciertos indicadores, de eso no hay duda, pero lo importante es responder socialmente”, remarcó.
Dado lo anterior, la CChC rebajó levemente su proyección de crecimiento sectorial para este año, de 4% a 3,4%, el menor ajuste de 2019, en parte, se debió al buen desempeño que había experimentado la actividad sectorial hasta septiembre. Para el 2020, en tanto, estima que la expansión del sector no superará el 1,6% antes previsto también en 4%.
Fuente: Pulso, Miércoles 13 de Noviembre de 2019

PULSO – Ya son casi cuatro semanas desde que se produjo el estallido social que marcó un antes y un después para el país y que ocasionó fuertes daños no solo al aparato productivo, sino también a la infraestructura pública.
En este contexto, y de acuerdo con estimaciones preliminares de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el costo de reposición del stock de capital, luego de los hechos acaecidos en los últimos días, es de aproximadamente US$4.579 millones. La estimación, equivale al 15% del costo del capital destruido por el terremoto y posterior maremoto del 27 de febrero del 2010.
En términos desagregados, el gerente de estudios de la CChC, Javier Hurtado, detalló que del total, US$2.329 millones corresponden al costo de reconstrucción de la infraestructura pública, US$1.949 millones al ítem veredas y calles, dentro de los cuales US$1.287 millones corresponden a Santiago, US$380 millones en Valparaíso y US$282 millones en Concepción. Por otra parte, el costo del ítem ‘edificación no habitacional’ asciende a US$2.250 millones, y el resto, (US$380 millones), corresponde a los daños al Metro.
En este contexto, Hurtado ve que la reconstrucción del stock de capital dará un breve impulso al sector, pero en adelante avizora un mayor deterioro en la actividad. Esto, principalmente porque para el próximo año ve fuertes caídas en la inversión, la cual, según detalló, se verá atada también al deterioro de la confianza empresarial producto de la incertidumbre en el plano doméstico.
En este punto, advierte que, de continuar el estado de crisis social, “no se descarta un efecto de segunda reversión en la inversión, debido al deterioro de las condiciones financieras ante un aumento significativo y persistente del riesgo país”.
Por eso, Hurtado sugiere una política más proactiva del Fisco y hace un llamado al gobierno para financiar la reconstrucción de infraestructura pública afectada por la crisis social. Para justificar su visión, afirma que Chile está dentro del 25% de los países con menor nivel de endeudamiento.
De hecho, Moody’s asignó una nota crediticia de “A1” para el país, con perspectiva estable, siendo la clasificación más alta en América Latina.
En este contexto, afirma que “el mercado dejará de invertir, porque hay incertidumbre. Sin embargo, hay que reponer mucho stock de la inversión que se destruyó, por eso, lo que se debiera esperar, es que algún actor, que en este caso es el Estado invierta en infraestructura para que se produzca el salto y desarrollo que se requiere”.
A su juicio, la única forma de hacerlo es con deuda, “Chile está en una posición adecuada para tener deuda, van a empeorar ciertos indicadores, de eso no hay duda, pero lo importante es responder socialmente”, remarcó.
Dado lo anterior, la CChC rebajó levemente su proyección de crecimiento sectorial para este año, de 4% a 3,4%, el menor ajuste de 2019, en parte, se debió al buen desempeño que había experimentado la actividad sectorial hasta septiembre. Para el 2020, en tanto, estima que la expansión del sector no superará el 1,6% antes previsto también en 4%.
Fuente: Pulso, Miércoles 13 de Noviembre de 2019

TITULARES