Lunes, Mayo 17, 2021

Cau Cau: lecciones para proyectos complejos por Carlos Cruz

AUSTRAL VALDIVIA – Una de las situaciones más complejas que ha debido enfrentar el Ministerio de Obras Públicas (Mop) en los últimos años es el caso del puente Cau Cau. Esta inversión, que tenía por pretensión resolver un problema de conectividad mayor en la comuna de Valdivia, se pretendió implementara través de una solución innovadora para Chile y terminó siendo muy cuestionada.

En el proceso de ejecución han quedado muchos heridos en el camino y, cual más cu-al menos, ha tratado de evitar la responsabilidad que pudo haber tenido. Hasta la “Fiscalía” (insólito) ha tomado parte en este asunto, intentando darle una connotación penal, cuando el problema obedece a una debilidad institucional.

Felizmente el MOP encontró una solución parcial que podrá “poner en valor” un esfuerzo enorme hecho con recursos de todos los chilenos.

En efecto, el problema del Cau Cau se origina por la precariedad de recursos con que cuenta el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para estudios antes de llamar a las propuestas, especialmente en proyectos de alta complejidad, como fue éste. No es posible delegar esa responsabilidad en la empresa privada a la que se adjudica la construcción. Es necesario dotar a esa cartera de un mayor respaldo en este aspecto, si se espera que situaciones no se repitan.

Para proyectos complejos “lo barato cuesta caro”, como ha quedado demostrado en este caso. Las asesorías a la inspección fiscal, muy subvaloradas por parte de la institución, agregan un valor en la medida que les permitan que eso se pueda expresar. Por ello, adjudicar por precio el servicio de estas empresas es un error que habrá que revisar.

Además, estas obras más complejas deben contar con acompañamiento permanente. Por ello es tan importante mantener el Mecanismo de Resolución Temprana de Controversias, instalado en el Ministerio de Obras Públicas, que anticipe eventuales conflictos y entregue recomendaciones de cómo resolver las discrepancias que naturalmente se pueden dar entre el constructor y el mandante.

Ver Artículo

Fuente: Austral Valdivia, Sábado 11 de agosto de 2018

AUSTRAL VALDIVIA – Una de las situaciones más complejas que ha debido enfrentar el Ministerio de Obras Públicas (Mop) en los últimos años es el caso del puente Cau Cau. Esta inversión, que tenía por pretensión resolver un problema de conectividad mayor en la comuna de Valdivia, se pretendió implementara través de una solución innovadora para Chile y terminó siendo muy cuestionada.

En el proceso de ejecución han quedado muchos heridos en el camino y, cual más cu-al menos, ha tratado de evitar la responsabilidad que pudo haber tenido. Hasta la “Fiscalía” (insólito) ha tomado parte en este asunto, intentando darle una connotación penal, cuando el problema obedece a una debilidad institucional.

Felizmente el MOP encontró una solución parcial que podrá “poner en valor” un esfuerzo enorme hecho con recursos de todos los chilenos.

En efecto, el problema del Cau Cau se origina por la precariedad de recursos con que cuenta el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para estudios antes de llamar a las propuestas, especialmente en proyectos de alta complejidad, como fue éste. No es posible delegar esa responsabilidad en la empresa privada a la que se adjudica la construcción. Es necesario dotar a esa cartera de un mayor respaldo en este aspecto, si se espera que situaciones no se repitan.

Para proyectos complejos “lo barato cuesta caro”, como ha quedado demostrado en este caso. Las asesorías a la inspección fiscal, muy subvaloradas por parte de la institución, agregan un valor en la medida que les permitan que eso se pueda expresar. Por ello, adjudicar por precio el servicio de estas empresas es un error que habrá que revisar.

Además, estas obras más complejas deben contar con acompañamiento permanente. Por ello es tan importante mantener el Mecanismo de Resolución Temprana de Controversias, instalado en el Ministerio de Obras Públicas, que anticipe eventuales conflictos y entregue recomendaciones de cómo resolver las discrepancias que naturalmente se pueden dar entre el constructor y el mandante.

Ver Artículo

Fuente: Austral Valdivia, Sábado 11 de agosto de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X