Sábado, Mayo 18, 2024

Catastro de inversión a octubre de GPS no acusa impacto negativo por conflicto social

DIARIO FINANCIERO – Si bien el conflicto social en el país se ha traducido en un deterioro de las expectativas de crecimiento de la economía para los últimos meses del año e, incluso 2020, las cifras revelan que ello no ha contaminado las estimaciones de inversión prevista de aquí a cinco años.
De acuerdo con el reporte actualizado al cierre de octubre, la Oficina de Gestión de Proyectos (GPS) del Ministerio de Economía contabiliza 268 iniciativas por un total de US$ 71.111 millones, de las cuales hay algunas en etapa de construcción como otras en fase de tramitación desde el segundo semestre de este año hasta el primer semestre de 2024.
Y aunque dicho monto representa una baja en US$ 3.000 millones o 3,9% comparado con la cifra observada a agosto, el secretario ejecutivo de GPS, Juan Obach, explicó que la situación obedece a un hecho particular comunicado el 4 de octubre -es decir, previo al estallido social- por las empresas canadienses Goldcorp y Teck, que postergaron el ingreso del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto minero NuevaUnión, cuyos yacimientos se ubican en la provincia de Huasco, de la Región de Atacama. El aplazamiento según se comunicó obedece a un proceso de optimización de la iniciativa.

“Con respecto a los proyectos coordinados por la Oficina GPS, no vemos un freno en las decisiones de inversión de estas empresas. Incluso, dentro de todo el pesimismo de estas últimas semanas, hemos tenido noticias positivas para la inversión como el cierre del financiamiento por US$ 580 millones para tres parques eólicos y uno solar, por parte de la empresa irlandesa Mainstream”, dijo.
Sobre el impacto que podría tener el conflicto social en la inversión –que ya se evidencia en la actividad económica con una estimación de negativa para el Índice de Actividad Económica (Imacec)de octubre-, sostuvo que aún es “muy temprano para hacer una estimación real sobre una caída” en la citada variable.
“Recordemos que la inversión responde sobre todo a variables de largo plazo, y Chile sigue siendo un país estable y atractivo para invertir”, enfatizó Obach.
Un antecedente que confirman desde la Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería (AIC): “Por el momento, las grandes compañías no están deteniendo las inversiones en proyectos”, dijo la gerente del gremio, Rossana Cavalli.
La ejecutiva relató que han percibido “mucha altura de miras y autocrítica por parte de los empresarios, un ánimo de colaboración para construir un Chile mejor para todos, así como bastante cautela a la espera de cómo se desarrollen los acontecimientos”.

La mirada sectorial
Entre los proyectos destacados que iniciaron construcción durante el mes están los parques eólicos Alena en la Región de BíoBío y Cerro Tigre y Tchamma en la Región de Antofagasta, los que en conjunto suman por US$ 465 millones. A ellos se suman el proyecto solar Río Escondido y el Parque Fotovoltáico La Huella, ubicados en Antofagasta y Coquimbo, respectivamente.
El presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, Claudio Seebach, aseguró que “las inversiones del sector eléctrico son de largo plazo, por lo que los planes para el 2020 están ya casi definidos o concretados”.
De todas formas, agregó que el esfuerzo debe estar en cuidar la imagen país para seguir siendo un país atractivo para la inversión,.
El director ejecutivo de Acera, Carlos Finat, se manifestó confiando en que el país mantenga su estabilidad en las reglas del juego para los inversionistas, con lo que no habría cambios en la disposición a invertir de parte de las empresas generadoras ERNC.
Desde el sector construcción mencionaron que todavía es muy anticipado para hacer una estimación.
El ministro de Minería, Baldo Prokurica, precisó que no ha sido informado de proyectos de inversión que hayan cambiado su cronograma de avances. “En este minuto, hay normalidad con excepción de la planta de Pellets de Huasco que si bien no es una mina propiamente tal, es una faena de la industria de la minería, que ha estado con los caminos cortados y, por lo tanto, no han podido ingresar los trabajadores ni tampoco los ejecutivos para poder seguir operando”, detalló.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 11 de Noviembre de 2019

DIARIO FINANCIERO – Si bien el conflicto social en el país se ha traducido en un deterioro de las expectativas de crecimiento de la economía para los últimos meses del año e, incluso 2020, las cifras revelan que ello no ha contaminado las estimaciones de inversión prevista de aquí a cinco años.
De acuerdo con el reporte actualizado al cierre de octubre, la Oficina de Gestión de Proyectos (GPS) del Ministerio de Economía contabiliza 268 iniciativas por un total de US$ 71.111 millones, de las cuales hay algunas en etapa de construcción como otras en fase de tramitación desde el segundo semestre de este año hasta el primer semestre de 2024.
Y aunque dicho monto representa una baja en US$ 3.000 millones o 3,9% comparado con la cifra observada a agosto, el secretario ejecutivo de GPS, Juan Obach, explicó que la situación obedece a un hecho particular comunicado el 4 de octubre -es decir, previo al estallido social- por las empresas canadienses Goldcorp y Teck, que postergaron el ingreso del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto minero NuevaUnión, cuyos yacimientos se ubican en la provincia de Huasco, de la Región de Atacama. El aplazamiento según se comunicó obedece a un proceso de optimización de la iniciativa.

“Con respecto a los proyectos coordinados por la Oficina GPS, no vemos un freno en las decisiones de inversión de estas empresas. Incluso, dentro de todo el pesimismo de estas últimas semanas, hemos tenido noticias positivas para la inversión como el cierre del financiamiento por US$ 580 millones para tres parques eólicos y uno solar, por parte de la empresa irlandesa Mainstream”, dijo.
Sobre el impacto que podría tener el conflicto social en la inversión –que ya se evidencia en la actividad económica con una estimación de negativa para el Índice de Actividad Económica (Imacec)de octubre-, sostuvo que aún es “muy temprano para hacer una estimación real sobre una caída” en la citada variable.
“Recordemos que la inversión responde sobre todo a variables de largo plazo, y Chile sigue siendo un país estable y atractivo para invertir”, enfatizó Obach.
Un antecedente que confirman desde la Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería (AIC): “Por el momento, las grandes compañías no están deteniendo las inversiones en proyectos”, dijo la gerente del gremio, Rossana Cavalli.
La ejecutiva relató que han percibido “mucha altura de miras y autocrítica por parte de los empresarios, un ánimo de colaboración para construir un Chile mejor para todos, así como bastante cautela a la espera de cómo se desarrollen los acontecimientos”.

La mirada sectorial
Entre los proyectos destacados que iniciaron construcción durante el mes están los parques eólicos Alena en la Región de BíoBío y Cerro Tigre y Tchamma en la Región de Antofagasta, los que en conjunto suman por US$ 465 millones. A ellos se suman el proyecto solar Río Escondido y el Parque Fotovoltáico La Huella, ubicados en Antofagasta y Coquimbo, respectivamente.
El presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, Claudio Seebach, aseguró que “las inversiones del sector eléctrico son de largo plazo, por lo que los planes para el 2020 están ya casi definidos o concretados”.
De todas formas, agregó que el esfuerzo debe estar en cuidar la imagen país para seguir siendo un país atractivo para la inversión,.
El director ejecutivo de Acera, Carlos Finat, se manifestó confiando en que el país mantenga su estabilidad en las reglas del juego para los inversionistas, con lo que no habría cambios en la disposición a invertir de parte de las empresas generadoras ERNC.
Desde el sector construcción mencionaron que todavía es muy anticipado para hacer una estimación.
El ministro de Minería, Baldo Prokurica, precisó que no ha sido informado de proyectos de inversión que hayan cambiado su cronograma de avances. “En este minuto, hay normalidad con excepción de la planta de Pellets de Huasco que si bien no es una mina propiamente tal, es una faena de la industria de la minería, que ha estado con los caminos cortados y, por lo tanto, no han podido ingresar los trabajadores ni tampoco los ejecutivos para poder seguir operando”, detalló.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 11 de Noviembre de 2019

TITULARES