Lunes, Mayo 17, 2021

Carta del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI)

CPI – El mes de septiembre se ha iniciado con una muy buena noticia para el país. El Ministro de Obras Públicas ha anunciado un programa de licitaciones de proyectos de infraestructura pública que serán financiados y ejecutados por el sector privado -a través de la Ley de Concesiones- de más de 14 mil millones de US$ para los próximos cinco años. Si estas iniciativas se concretan, cuestión que para el CPI es fundamental, se le estará dando un impulso a la inversión en infraestructura muy significativo.

Suponiendo que esos proyectos se logran construir en 4 años promedio, la inversión en infraestrcutura pública aumentará en más de un punto porcentual del PIB. Esto nos acerca a la meta que el CPI ha estimado como el mínimo necesario para asegurar el rol facilitador de la infraestructura para la actividad productiva y su aporte al mayor bienestar social de una población cada vez más demandante.

En efecto, hemos sostenido que, para que el país asegure su crecimiento y un desarrollo equilibrado y ecuánime es necesario invertir en infraestructura del orden del 3,5% del PIB como mínimo. En ese sentido, el aporte del sector concesional de cerca del 1,3% del PIB a partir del programa anunciado por el Ministro es fundamental, en tanto el sector público mantenga su nivel de inversión con recursos públicos en torno al 2,2% , como ha sido la tónica de los últimos años. El efecto multiplicador de esta inversión será muy significativo, asegurando por lo menos un punto y medio de crecimiento adicional del PIB durante los cinco años de ejecución de obras.

A su vez, una vez terminadas esas obras, la nueva infraestructura productiva a la que se tendrá acceso aumentará la frontera de lo posible. Nuestra convicción es que su aporte es fundamental. De hecho, la sola disminución de los tiempos de viaje por la introducción del sistema de “free flow” en nuestro sistema de carreteras, marginal desde el punto de vista del aporte global de la infraestructura de transporte a la economía, ha sido destacada como un paso muy significativo para asegurar un nivel de eficiencia logística que tiene efectos muy importantes en la competitividad de nuestras exportaciones y otras actividades productivas.

De igual forma, la relevancia de la infraestructura en actividades tan sensible como la salud, es otro aporte que se deprende del programa anunciado por el MOP. Recurrir al sector privado para invertir en 18 establecimientos hospitalarios públicos es un gran avance que adelantará la posibilidad de disponer de esos establecimientos para mejorar notablemente las prestaciones, asegurándole a los usuarios un calidad de servicios que difícilmente se podrá lograr si se continúan postergando esas inversiones que tanto se necesitan. La valoración de los beneficiarios será alta, tal como lo demuestran las estadísticas de aceptación con que hoy se cuenta en relación a como estos aprecian los servicios en los 3 hospitales concesionados en funcionamiento.

En consecuencia, como Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) valoramos muy positivamente los anuncios hechos por el MOP. Ahora habrá que ponerse manos a la obra para asegurar que ese programa se materialice. De más está decir, que estamos disponibles para apoyar en lo que sea necesario para asegurar los resultados comprometidos.

Carlos Cruz L.
Director Ejecutivo
Consejo de Políticas Públicas (CPI)

Fuente: CPI, Lunes 03 de septiembre de 2018

CPI – El mes de septiembre se ha iniciado con una muy buena noticia para el país. El Ministro de Obras Públicas ha anunciado un programa de licitaciones de proyectos de infraestructura pública que serán financiados y ejecutados por el sector privado -a través de la Ley de Concesiones- de más de 14 mil millones de US$ para los próximos cinco años. Si estas iniciativas se concretan, cuestión que para el CPI es fundamental, se le estará dando un impulso a la inversión en infraestructura muy significativo.

Suponiendo que esos proyectos se logran construir en 4 años promedio, la inversión en infraestrcutura pública aumentará en más de un punto porcentual del PIB. Esto nos acerca a la meta que el CPI ha estimado como el mínimo necesario para asegurar el rol facilitador de la infraestructura para la actividad productiva y su aporte al mayor bienestar social de una población cada vez más demandante.

En efecto, hemos sostenido que, para que el país asegure su crecimiento y un desarrollo equilibrado y ecuánime es necesario invertir en infraestructura del orden del 3,5% del PIB como mínimo. En ese sentido, el aporte del sector concesional de cerca del 1,3% del PIB a partir del programa anunciado por el Ministro es fundamental, en tanto el sector público mantenga su nivel de inversión con recursos públicos en torno al 2,2% , como ha sido la tónica de los últimos años. El efecto multiplicador de esta inversión será muy significativo, asegurando por lo menos un punto y medio de crecimiento adicional del PIB durante los cinco años de ejecución de obras.

A su vez, una vez terminadas esas obras, la nueva infraestructura productiva a la que se tendrá acceso aumentará la frontera de lo posible. Nuestra convicción es que su aporte es fundamental. De hecho, la sola disminución de los tiempos de viaje por la introducción del sistema de “free flow” en nuestro sistema de carreteras, marginal desde el punto de vista del aporte global de la infraestructura de transporte a la economía, ha sido destacada como un paso muy significativo para asegurar un nivel de eficiencia logística que tiene efectos muy importantes en la competitividad de nuestras exportaciones y otras actividades productivas.

De igual forma, la relevancia de la infraestructura en actividades tan sensible como la salud, es otro aporte que se deprende del programa anunciado por el MOP. Recurrir al sector privado para invertir en 18 establecimientos hospitalarios públicos es un gran avance que adelantará la posibilidad de disponer de esos establecimientos para mejorar notablemente las prestaciones, asegurándole a los usuarios un calidad de servicios que difícilmente se podrá lograr si se continúan postergando esas inversiones que tanto se necesitan. La valoración de los beneficiarios será alta, tal como lo demuestran las estadísticas de aceptación con que hoy se cuenta en relación a como estos aprecian los servicios en los 3 hospitales concesionados en funcionamiento.

En consecuencia, como Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) valoramos muy positivamente los anuncios hechos por el MOP. Ahora habrá que ponerse manos a la obra para asegurar que ese programa se materialice. De más está decir, que estamos disponibles para apoyar en lo que sea necesario para asegurar los resultados comprometidos.

Carlos Cruz L.
Director Ejecutivo
Consejo de Políticas Públicas (CPI)

Fuente: CPI, Lunes 03 de septiembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X