Domingo, Mayo 19, 2024

Carretera de la Fruta: MOP se abre a posibilidad de modificar trazado por orilla del río

EL TIPÓGRAFO – En diciembre representantes de la Asociación de Ribereños río Cachapoal- Pichidegua se reunieron con el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, para plantear su punto de vista en relación al proyecto de Ruta 66 Camino de la Fruta.
Diferentes puntos de vista tienen los ribereños y el MOP en relación a lo perjudicial o beneficioso de esta obra que ya fue adjudicada a la empresa Sacyr el pasado mes de agosto.
“Esta es una carretera que tiene grandes beneficios, es una carretera que tiene una inversión de varias centenas de millones de dólares, que va a dar además beneficios para la ciudadanía que está en estos sectores, va a dar un acceso de muy buen nivel para el puerto de San Antonio, que es vital, y donde va a estar el puerto de gran escala, que es donde se van a mover las exportaciones de Chile. Así que es muy importante esta obra en general”, aseguró el ministro.
Manifestó que, a diferencia de los residentes de Pichidegua, hay otros sectores que están de acuerdo con el trazado por el río. “Ellos han expresado su inquietud respecto de cuál sería el efecto de esta carretera. Respecto a las crecidas del río Cachapoal, nosotros tenemos ese estudio que muestra que esta carretera lo que haría es mejorar la situación, porque recordemos que estos sectores hoy día se inundan y así ha sucedido por años”.
Destacó que el proyecto tendrá una gran cantidad de inversión en defensas fluviales de aproximadamente 25 kilómetros en la ribera norte y en el orden de 15 kilómetros de defensas fluviales en el sector sur. “De acuerdo a los estudios que nosotros tenemos, lo que haría sería mejorar significativamente la seguridad respecto a las crecidas que tiene esa zona. Sin perjuicio de ello, ellos (los ribereños) tienen una opinión distinta, tienen evaluaciones diferentes”.
Explicó que esta es una carretera que no está definida en esta materia totalmente y, por lo tanto, lo que acordaron fue trabajar de manera conjunta. “No quiero decir que nos vamos a poner de acuerdo, porque naturalmente se puede tener distintas apreciaciones, pero hay muchas de estas cosas que dependen de elementos técnicos y uno puede tener distintas opiniones, pero no puede tener distintos datos. Lo que queremos es trabajar de manera tal de que todos tengamos la misma información”, sostuvo el titular del MOP.
Señaló que la concesionaria que se adjudicó la obra tiene la tarea de realizar el diseño definitivo de los tramos y de la ingeniería total de la carretera. “Así que este es el momento para trabajar en estos temas”, aseguró.
“Nosotros después de esa reunión incluso los invitamos a una reunión en Santiago para entregarle mayor información e intercambiar informaciones. Y por alguna razón no pudieron asistir, pero la idea es que podamos trabajar con sus equipos y los nuestros y ver cuál es la mejor solución para el camino y para la comunidad que ahí vive. Esta carretera está pensada para mejorar, esa es nuestra función, mejorar a través de las obras públicas la vida y la calidad de vida de las personas”, aseguró.
Señaló que hay un camino hacia adelante. “Estamos en el momento preciso y ver si podemos salvar estas diferencias al menos de información y de apreciación de cuáles son las consecuencias, avances o perjuicios que produce el camino en un determinado trazado y eventualmente si hay que hacer alguna corrección, hacerla”.
Finalmente, en relación a las acciones legales que han anunciado los ribereños que van a tomar para detener la obra, el ministro Moreno refirió que “aquí hay por supuesto el derecho de la comunidad que se pueda ver afectada por el paso de un camino y más aún si tuviera alguna consecuencia adversa y por eso tenemos que determinar cuáles son. Nosotros creemos que, al contrario, va a traer beneficios y es lo que hemos hecho y es por eso que queremos intercambiar información (…) Estoy seguro que vamos a poder encontrar la mejor solución».
Ver artículo
Fuente: El Tipógrafo, Martes 28 de Enero de 2020

EL TIPÓGRAFO – En diciembre representantes de la Asociación de Ribereños río Cachapoal- Pichidegua se reunieron con el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, para plantear su punto de vista en relación al proyecto de Ruta 66 Camino de la Fruta.
Diferentes puntos de vista tienen los ribereños y el MOP en relación a lo perjudicial o beneficioso de esta obra que ya fue adjudicada a la empresa Sacyr el pasado mes de agosto.
“Esta es una carretera que tiene grandes beneficios, es una carretera que tiene una inversión de varias centenas de millones de dólares, que va a dar además beneficios para la ciudadanía que está en estos sectores, va a dar un acceso de muy buen nivel para el puerto de San Antonio, que es vital, y donde va a estar el puerto de gran escala, que es donde se van a mover las exportaciones de Chile. Así que es muy importante esta obra en general”, aseguró el ministro.
Manifestó que, a diferencia de los residentes de Pichidegua, hay otros sectores que están de acuerdo con el trazado por el río. “Ellos han expresado su inquietud respecto de cuál sería el efecto de esta carretera. Respecto a las crecidas del río Cachapoal, nosotros tenemos ese estudio que muestra que esta carretera lo que haría es mejorar la situación, porque recordemos que estos sectores hoy día se inundan y así ha sucedido por años”.
Destacó que el proyecto tendrá una gran cantidad de inversión en defensas fluviales de aproximadamente 25 kilómetros en la ribera norte y en el orden de 15 kilómetros de defensas fluviales en el sector sur. “De acuerdo a los estudios que nosotros tenemos, lo que haría sería mejorar significativamente la seguridad respecto a las crecidas que tiene esa zona. Sin perjuicio de ello, ellos (los ribereños) tienen una opinión distinta, tienen evaluaciones diferentes”.
Explicó que esta es una carretera que no está definida en esta materia totalmente y, por lo tanto, lo que acordaron fue trabajar de manera conjunta. “No quiero decir que nos vamos a poner de acuerdo, porque naturalmente se puede tener distintas apreciaciones, pero hay muchas de estas cosas que dependen de elementos técnicos y uno puede tener distintas opiniones, pero no puede tener distintos datos. Lo que queremos es trabajar de manera tal de que todos tengamos la misma información”, sostuvo el titular del MOP.
Señaló que la concesionaria que se adjudicó la obra tiene la tarea de realizar el diseño definitivo de los tramos y de la ingeniería total de la carretera. “Así que este es el momento para trabajar en estos temas”, aseguró.
“Nosotros después de esa reunión incluso los invitamos a una reunión en Santiago para entregarle mayor información e intercambiar informaciones. Y por alguna razón no pudieron asistir, pero la idea es que podamos trabajar con sus equipos y los nuestros y ver cuál es la mejor solución para el camino y para la comunidad que ahí vive. Esta carretera está pensada para mejorar, esa es nuestra función, mejorar a través de las obras públicas la vida y la calidad de vida de las personas”, aseguró.
Señaló que hay un camino hacia adelante. “Estamos en el momento preciso y ver si podemos salvar estas diferencias al menos de información y de apreciación de cuáles son las consecuencias, avances o perjuicios que produce el camino en un determinado trazado y eventualmente si hay que hacer alguna corrección, hacerla”.
Finalmente, en relación a las acciones legales que han anunciado los ribereños que van a tomar para detener la obra, el ministro Moreno refirió que “aquí hay por supuesto el derecho de la comunidad que se pueda ver afectada por el paso de un camino y más aún si tuviera alguna consecuencia adversa y por eso tenemos que determinar cuáles son. Nosotros creemos que, al contrario, va a traer beneficios y es lo que hemos hecho y es por eso que queremos intercambiar información (…) Estoy seguro que vamos a poder encontrar la mejor solución».
Ver artículo
Fuente: El Tipógrafo, Martes 28 de Enero de 2020

TITULARES