Martes, Junio 15, 2021

Carretera Austral: integrando Chile, por Lucas Palacios

PULSO – Entre bosques nutridos, serpenteantes ríos, volcanes, glaciares, montañas y fiordos, se extiende la carretera que comienza en Puerto Montt y termina en Punta Pisagua, al sur de la Región de Aysén. Son actualmente 1.120 kilómetros: 578 de pavimento, 542 de tierra y más cuatro tramos en barcaza.
Considerando la importancia social, productiva y turística que reviste la Carretera Austral, hemos planteado el desafío de avanzar más rápido en la pavimentación de la misma, con el programa 50-50-50. Esto implica la pavimentación de 50 kilómetros en Los Lagos, completar los 50 kilómetros que faltan por pavimentar entre Coyhaique y el límite regional hacia el norte, y avanzar otros 50 kilómetros desde Cerro Castillo hacia el sur. La inversión total superará los $150.000 millones en cuatro años.
Cada kilómetro de ruta simboliza una historia de superación para los habitantes del extremo sur, pues la Carretera Austral es sinónimo de esfuerzo. Se abre paso por entre desfiladeros de rocas, ríos y precipicios, con temperaturas menores a 20 grados bajo cero en invierno, lejos de la civilización, cerca de pumas, cóndores y huemules. Equipos de la Dirección de Vialidad y del Cuerpo Militar del Trabajo han abierto las sendas en esas durísimas condiciones, integrando los territorios más recónditos de nuestro país.
Para las familias que habitan en sectores alejados, la conectividad es fundamental para acceder a servicios tan básicos como salud y educación, así como para conectarse con centros productivos y mantenerlos unidos al resto del país. Además, dada la belleza natural de la Carretera Austral, no es raro encontrarse con turistas de todo el mundo, recorriéndola en diversos modos de transporte, buscando una mezcla única de tranquilidad, naturaleza y aventura. Eso también genera múltiples oportunidades de desarrollo a los lugareños. La conectividad cumple un rol insustituible de oportunidades e integración social en sectores aislados, y es por eso que para nosotros es una prioridad.
Chile está en marcha y no hay tiempo que perder. El Ministerio de Obras Públicas está acelerando el paso para completar la pavimentación de la Carretera Austral, superando las dificultades que imponen lejanía, naturaleza, clima y geografía, todo ello con el fin de integrar al desarrollo a todos nuestros compatriotas en cada rincón de nuestro país. Tal como lo expresara el francés De Barante: La prosperidad de los pueblos no puede nacer más que de su propio suelo.
Ver Artículo
Fuente: La Tercera, Viernes 19 de Abril de 2019

PULSO – Entre bosques nutridos, serpenteantes ríos, volcanes, glaciares, montañas y fiordos, se extiende la carretera que comienza en Puerto Montt y termina en Punta Pisagua, al sur de la Región de Aysén. Son actualmente 1.120 kilómetros: 578 de pavimento, 542 de tierra y más cuatro tramos en barcaza.
Considerando la importancia social, productiva y turística que reviste la Carretera Austral, hemos planteado el desafío de avanzar más rápido en la pavimentación de la misma, con el programa 50-50-50. Esto implica la pavimentación de 50 kilómetros en Los Lagos, completar los 50 kilómetros que faltan por pavimentar entre Coyhaique y el límite regional hacia el norte, y avanzar otros 50 kilómetros desde Cerro Castillo hacia el sur. La inversión total superará los $150.000 millones en cuatro años.
Cada kilómetro de ruta simboliza una historia de superación para los habitantes del extremo sur, pues la Carretera Austral es sinónimo de esfuerzo. Se abre paso por entre desfiladeros de rocas, ríos y precipicios, con temperaturas menores a 20 grados bajo cero en invierno, lejos de la civilización, cerca de pumas, cóndores y huemules. Equipos de la Dirección de Vialidad y del Cuerpo Militar del Trabajo han abierto las sendas en esas durísimas condiciones, integrando los territorios más recónditos de nuestro país.
Para las familias que habitan en sectores alejados, la conectividad es fundamental para acceder a servicios tan básicos como salud y educación, así como para conectarse con centros productivos y mantenerlos unidos al resto del país. Además, dada la belleza natural de la Carretera Austral, no es raro encontrarse con turistas de todo el mundo, recorriéndola en diversos modos de transporte, buscando una mezcla única de tranquilidad, naturaleza y aventura. Eso también genera múltiples oportunidades de desarrollo a los lugareños. La conectividad cumple un rol insustituible de oportunidades e integración social en sectores aislados, y es por eso que para nosotros es una prioridad.
Chile está en marcha y no hay tiempo que perder. El Ministerio de Obras Públicas está acelerando el paso para completar la pavimentación de la Carretera Austral, superando las dificultades que imponen lejanía, naturaleza, clima y geografía, todo ello con el fin de integrar al desarrollo a todos nuestros compatriotas en cada rincón de nuestro país. Tal como lo expresara el francés De Barante: La prosperidad de los pueblos no puede nacer más que de su propio suelo.
Ver Artículo
Fuente: La Tercera, Viernes 19 de Abril de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X