Jueves, Junio 24, 2021

Carretera a Farellones

EL MERCURIO – Luego de casi quince años desde que ingresó al MOP como iniciativa privada, se concesionó el proyecto que busca mejorar el acceso a Farellones. Aunque son solo 30 km, en las condiciones actuales de la vía recorrer esta distancia toma alrededor de una hora, y en caso de congestión puede tardar mucho más. Siendo Santiago una de las pocas ciudades de este tamaño del mundo con buenas canchas de esquí a tan corta distancia, la situación era un absurdo, que se resuelve, al menos en parte, con la nueva vía.

El plazo máximo para recaudar el monto solicitado por la empresa -el que aun no conoce- es de 45 años, y es la remuneración por una inversión estimada en US$ 97 millones, más los costos de operación y mantenimiento durante todo el plazo de concesión.

El proyecto se ha dividido en tres partes, la primera de las cuales llega hasta Corral Quemado. En estos 16 km, se mejorará la vía, pero no será un cambio radical: seguirá siendo de dos pistas, salvo en tramos que suman 3,5 km, que tendrán tres pistas. Los avances consisten en la delimitación de una acera para peatones, mejoramiento de curvas muy cerradas y el ensanche de otras, nuevos pavimentos y paraderos de buses, miradores y otros.

Los cambios más importantes ocurren en los sectores segundo y tercero, que tendrán tres pistas, una de ellas reversible, y solo 14 curvas y no las 40 que existen en la actualidad. Esto debería aumentar la velocidad de desplazamiento y la seguridad de estos tramos. El proyecto recibió una importante donación de la minera Anglo (gran usuaria del tramo 1). Por último, se debe señalar que el camino existente en los tramos de curvas después de Corral Quemado será donado a la Municipalidad de Lo Barnechea, y probablemente sea la ruta utilizada por ciclistas u otros usuarios no automotores.

El proyecto debiera incrementar considerablemente la demanda por subir a la zona de Farellones, y requerirá que los centros de esquí se anticipen, planificando cómo absorberán la mayor afluencia de turistas, y cómo se expandirán para mantener su atractivo sin gran congestión.

Este camino reformulado permitirá acercar a los santiaguinos a la cordillera, en momentos en que la montaña tiene un interés creciente en la población, que utiliza los pocos senderos de acceso público cordillerano que hay. Ahora, el proyecto seguirá siendo de una vía por sentido en casi la mitad de su extensión, por lo que no es descartable que a los pocos años ya muestre signos de congestión y deba ser ampliado, con renegociación del contrato. De todas formas es un gran avance para la ciudad y para el turismo.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 25 de noviembre de 2018

EL MERCURIO – Luego de casi quince años desde que ingresó al MOP como iniciativa privada, se concesionó el proyecto que busca mejorar el acceso a Farellones. Aunque son solo 30 km, en las condiciones actuales de la vía recorrer esta distancia toma alrededor de una hora, y en caso de congestión puede tardar mucho más. Siendo Santiago una de las pocas ciudades de este tamaño del mundo con buenas canchas de esquí a tan corta distancia, la situación era un absurdo, que se resuelve, al menos en parte, con la nueva vía.

El plazo máximo para recaudar el monto solicitado por la empresa -el que aun no conoce- es de 45 años, y es la remuneración por una inversión estimada en US$ 97 millones, más los costos de operación y mantenimiento durante todo el plazo de concesión.

El proyecto se ha dividido en tres partes, la primera de las cuales llega hasta Corral Quemado. En estos 16 km, se mejorará la vía, pero no será un cambio radical: seguirá siendo de dos pistas, salvo en tramos que suman 3,5 km, que tendrán tres pistas. Los avances consisten en la delimitación de una acera para peatones, mejoramiento de curvas muy cerradas y el ensanche de otras, nuevos pavimentos y paraderos de buses, miradores y otros.

Los cambios más importantes ocurren en los sectores segundo y tercero, que tendrán tres pistas, una de ellas reversible, y solo 14 curvas y no las 40 que existen en la actualidad. Esto debería aumentar la velocidad de desplazamiento y la seguridad de estos tramos. El proyecto recibió una importante donación de la minera Anglo (gran usuaria del tramo 1). Por último, se debe señalar que el camino existente en los tramos de curvas después de Corral Quemado será donado a la Municipalidad de Lo Barnechea, y probablemente sea la ruta utilizada por ciclistas u otros usuarios no automotores.

El proyecto debiera incrementar considerablemente la demanda por subir a la zona de Farellones, y requerirá que los centros de esquí se anticipen, planificando cómo absorberán la mayor afluencia de turistas, y cómo se expandirán para mantener su atractivo sin gran congestión.

Este camino reformulado permitirá acercar a los santiaguinos a la cordillera, en momentos en que la montaña tiene un interés creciente en la población, que utiliza los pocos senderos de acceso público cordillerano que hay. Ahora, el proyecto seguirá siendo de una vía por sentido en casi la mitad de su extensión, por lo que no es descartable que a los pocos años ya muestre signos de congestión y deba ser ampliado, con renegociación del contrato. De todas formas es un gran avance para la ciudad y para el turismo.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 25 de noviembre de 2018

TITULARES

X