Lunes, Mayo 27, 2024

Carlos Aguirre: Modelos espaciales, territoriales, aprovechando la tecnología de datos

CPI – Los eventuales impactos de los proyectos de inversión -en especial los de infraestructura- son un tema de constante debate en la academia y en la política. ¿Qué cambia cuando aparece una carretera? ¿Todo se reduce a un ahorro por mejoras en el tiempo de viaje?, ¿el aumento del precio de los suelos o de la actividad comercial, son reflejos de esta nueva accesibilidad?, todas preguntas válidas y cada día más difíciles de responder de manera certera.

El fenómeno de lo urbano y la infraestructura han sido durante años el motivo de grandes discusiones y siempre han representado desafíos matemáticos de equilibrios generales cada vez más complejos. Un ejemplo es la rama de la disciplina que generó en el trabajo de Allen y Arkolakis del 2014 que, aplicando teorías de economía espacial, complejiza el análisis permitiendo levantar una hipótesis de impactos muy consistentes.

En abril pasado, en un dialogo el CPI, fue presentado un artículo muy interesante sobre la medición de impactos indirectos, espaciales y territoriales denominado “Impactos Indirectos de la infraestructura”, desarrollado por Mauro Alem (BID, Banco Interamericano de Desarrollo), Julio Elías (Universidad del CEMA) e Ignacio Penagos (Southern Methodist University). Este trabajo analiza un modelo de infraestructura, identificando, cuantificando y valorando sus impactos en mercados relacionados.

Mediante un modelo de matriz de costo de intercambio, estimaron los impactos y enriquecieron los modelos tradicionales de HDM-4. Las principales conclusiones nacen de los modelos avanzados de medición de impacto indirecto, los que procesan una alta cantidad de datos especializados y un gran poder de análisis.

La aplicación de esto radicaría en un cálculo más certero de los impactos directos e indirectos, pero con el detalle de controlar las dobles contabilidades, asociados a los fenómenos económicos que genera la nueva infraestructura a nivel de celdas o teselaciones territoriales homogéneas.

Los resultados son promisorios y aún nos quedan algunos elementos de aplicación, sobre todo por los modelos de datos territoriales, necesarios para que se puedan desarrollar, estimar y calibrar los modelos espaciales.

Mediante la aplicación de los modelos espaciales iterativos -asociados a la mayor capacidad de procesamiento de datos de la mano de la tecnología-, se puede construir un contrafactual de datos asociados a los efectos esperados o a las hipótesis de impactos. En ese sentido, la discusión sobre modelos de análisis como el presentado y la actualidad de nuestras metodologías de evaluación de infraestructura, son más que necesarias.

En esa lógica, necesitamos algunos modelos como el que nos presentan, para avanzar y lograr evaluar en su mérito los impactos de las obras de infraestructura, por lo cual este trabajo resulta necesario de conocer y aplicar.

Dr. Carlos Aguirre-Nuñez, miembro comité de financiamiento CPI

Fuente: CPI, Viernes 10 de Mayo de 2024

CPI – Los eventuales impactos de los proyectos de inversión -en especial los de infraestructura- son un tema de constante debate en la academia y en la política. ¿Qué cambia cuando aparece una carretera? ¿Todo se reduce a un ahorro por mejoras en el tiempo de viaje?, ¿el aumento del precio de los suelos o de la actividad comercial, son reflejos de esta nueva accesibilidad?, todas preguntas válidas y cada día más difíciles de responder de manera certera.

El fenómeno de lo urbano y la infraestructura han sido durante años el motivo de grandes discusiones y siempre han representado desafíos matemáticos de equilibrios generales cada vez más complejos. Un ejemplo es la rama de la disciplina que generó en el trabajo de Allen y Arkolakis del 2014 que, aplicando teorías de economía espacial, complejiza el análisis permitiendo levantar una hipótesis de impactos muy consistentes.

En abril pasado, en un dialogo el CPI, fue presentado un artículo muy interesante sobre la medición de impactos indirectos, espaciales y territoriales denominado “Impactos Indirectos de la infraestructura”, desarrollado por Mauro Alem (BID, Banco Interamericano de Desarrollo), Julio Elías (Universidad del CEMA) e Ignacio Penagos (Southern Methodist University). Este trabajo analiza un modelo de infraestructura, identificando, cuantificando y valorando sus impactos en mercados relacionados.

Mediante un modelo de matriz de costo de intercambio, estimaron los impactos y enriquecieron los modelos tradicionales de HDM-4. Las principales conclusiones nacen de los modelos avanzados de medición de impacto indirecto, los que procesan una alta cantidad de datos especializados y un gran poder de análisis.

La aplicación de esto radicaría en un cálculo más certero de los impactos directos e indirectos, pero con el detalle de controlar las dobles contabilidades, asociados a los fenómenos económicos que genera la nueva infraestructura a nivel de celdas o teselaciones territoriales homogéneas.

Los resultados son promisorios y aún nos quedan algunos elementos de aplicación, sobre todo por los modelos de datos territoriales, necesarios para que se puedan desarrollar, estimar y calibrar los modelos espaciales.

Mediante la aplicación de los modelos espaciales iterativos -asociados a la mayor capacidad de procesamiento de datos de la mano de la tecnología-, se puede construir un contrafactual de datos asociados a los efectos esperados o a las hipótesis de impactos. En ese sentido, la discusión sobre modelos de análisis como el presentado y la actualidad de nuestras metodologías de evaluación de infraestructura, son más que necesarias.

En esa lógica, necesitamos algunos modelos como el que nos presentan, para avanzar y lograr evaluar en su mérito los impactos de las obras de infraestructura, por lo cual este trabajo resulta necesario de conocer y aplicar.

Dr. Carlos Aguirre-Nuñez, miembro comité de financiamiento CPI

Fuente: CPI, Viernes 10 de Mayo de 2024

TITULARES