Viernes, Agosto 6, 2021

Capacitación e infraestructura: la tarea para la llegada del 5G

PULSO – Si bien es difícil que la nueva red de telecomunicaciones ofrezca un uso a su máxima capacidad de un momento a otro, si requiere que cuando llegue a terreno nacional los equipos estén actualizados y que las empresas tengan a su personal capacitado desde antes para no desperdiciar sus beneficios.

Un estudio de Accenture consultó a 2.623 ejecutivos de 12 industrias y 10 países, donde la mayoría dijo estar de acuerdo con que el 5G no solo cambiará el panorama, sino que tendrá un impacto relevante a cualquier otra evolución de la tecnología inalámbrica anterior. Así, ocho de cada diez (79%) ejecutivos cree que el 5G tendrá un impacto significativo sobre su organización, de los cuales el 57% cree que será “revolucionario”, mientras que menos de un cuarto (24%) dijo que la experiencia será similar a lo que fue el 4G en su momento.

Los cambios en la infraestructura y la capacitación en el uso de herramientas tecnológicas más complejas serán parte de las claves para que Chile pueda aprovechar de forma óptima la llegada de esta actualización informática, que promete mayor velocidad de comunicación entre dispositivos, uso más eficiente del big data, IoT e inteligencia artificial. “Si es que en Chile se invierte de forma correcta en las nuevas tecnologías y en la formación de las personas para trabajar con ellas, se podrían agregar US$ 13 mil millones al PIB. Y así como un 38% de los roles en Chile podrían ser automatizados en los próximos 10 años, un 51% podría ser potenciado por las nuevas tecnologías”, dice la directora ejecutiva de Accenture Chile, Gabriela Álvarez.

Sin embargo, la senior manager de risk advisory de Deloitte, Carolina Pizarro, advierte que para la llegada del 5G se debe suplir el déficit que tendría el país en materia de inversión y desarrollo. “Sabemos que hoy en Chile falta la infraestructura mínima requerida para la instalación de 5G y es por eso que existe una licitación en proceso. Sin duda muchas organizaciones deberán hacer actualizaciones en su infraestructura tecnológica, al igual que en conocimiento. Lo anterior será un proceso evolutivo, en el que a medida que se vayan demostrando beneficios, se irá generando mayor inversión en investigación, innovación y desarrollo”, agrega.

Por otro lado, pese a los esfuerzos que se necesitan para aprovechar esta red, Deloitte y Accenture llaman a no descuidar la ciberseguridad, dado que esta tecnológica comprende más dispositivos conectados y a su vez más información disponible para ser robada por terceros o modificada para causar daño en el funcionamiento de empresas.

“La llegada del 5G a Chile es más que oportuna. Pero, para modernizar al país de la mejor manera, es primordial proteger nuestro ecosistema digital y hacerlo de manera segura y coordinada de la mano de una importante inversión público-privada”, resalta de el CEO Siemens Chile, Eduardo Gorchs.

Fuente: Pulso, Miércoles 16 de Diciembre de 2020

PULSO – Si bien es difícil que la nueva red de telecomunicaciones ofrezca un uso a su máxima capacidad de un momento a otro, si requiere que cuando llegue a terreno nacional los equipos estén actualizados y que las empresas tengan a su personal capacitado desde antes para no desperdiciar sus beneficios.

Un estudio de Accenture consultó a 2.623 ejecutivos de 12 industrias y 10 países, donde la mayoría dijo estar de acuerdo con que el 5G no solo cambiará el panorama, sino que tendrá un impacto relevante a cualquier otra evolución de la tecnología inalámbrica anterior. Así, ocho de cada diez (79%) ejecutivos cree que el 5G tendrá un impacto significativo sobre su organización, de los cuales el 57% cree que será “revolucionario”, mientras que menos de un cuarto (24%) dijo que la experiencia será similar a lo que fue el 4G en su momento.

Los cambios en la infraestructura y la capacitación en el uso de herramientas tecnológicas más complejas serán parte de las claves para que Chile pueda aprovechar de forma óptima la llegada de esta actualización informática, que promete mayor velocidad de comunicación entre dispositivos, uso más eficiente del big data, IoT e inteligencia artificial. “Si es que en Chile se invierte de forma correcta en las nuevas tecnologías y en la formación de las personas para trabajar con ellas, se podrían agregar US$ 13 mil millones al PIB. Y así como un 38% de los roles en Chile podrían ser automatizados en los próximos 10 años, un 51% podría ser potenciado por las nuevas tecnologías”, dice la directora ejecutiva de Accenture Chile, Gabriela Álvarez.

Sin embargo, la senior manager de risk advisory de Deloitte, Carolina Pizarro, advierte que para la llegada del 5G se debe suplir el déficit que tendría el país en materia de inversión y desarrollo. “Sabemos que hoy en Chile falta la infraestructura mínima requerida para la instalación de 5G y es por eso que existe una licitación en proceso. Sin duda muchas organizaciones deberán hacer actualizaciones en su infraestructura tecnológica, al igual que en conocimiento. Lo anterior será un proceso evolutivo, en el que a medida que se vayan demostrando beneficios, se irá generando mayor inversión en investigación, innovación y desarrollo”, agrega.

Por otro lado, pese a los esfuerzos que se necesitan para aprovechar esta red, Deloitte y Accenture llaman a no descuidar la ciberseguridad, dado que esta tecnológica comprende más dispositivos conectados y a su vez más información disponible para ser robada por terceros o modificada para causar daño en el funcionamiento de empresas.

“La llegada del 5G a Chile es más que oportuna. Pero, para modernizar al país de la mejor manera, es primordial proteger nuestro ecosistema digital y hacerlo de manera segura y coordinada de la mano de una importante inversión público-privada”, resalta de el CEO Siemens Chile, Eduardo Gorchs.

Fuente: Pulso, Miércoles 16 de Diciembre de 2020

TITULARES

X