Domingo, Mayo 19, 2024

Camport señala que cuatro puertos chilenos requieren inversiones al superar 65% de ocupación

PORTAL PORTUARIO – Cuatro puertos chilenos requerían, al menos, pensar en inversiones de infraestructura al alcanzar el 65% de ocupación, según determinó la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport) en un informe. La entidad también apuntó que los terminales del país, antes de desarrollar nuevos puestos de amarre y patios, deben aumentar su disponibilidad, velocidad de transferencia, optimizar operaciones y mejorar la infraestructura existente.

“Antes de invertir en capacidad, es recomendable mejorar la disponibilidad del puerto, la velocidad de transferencia, optimizar las operaciones y mejorar la infraestructura existente. La caída en el indicador de eficiencia logística LPI de Chile va en el sentido contrario”, señaló la entidad en su informe.

Según la Camport “se considera que el momento óptimo para invertir en infraestructura portuaria es un nivel de ocupación del 65%. Sin embargo, no se considera la interrelación que pueda existir con puertos adyacentes, así como tampoco la desagregación de la capacidad por tipo de carga y sitio de atraque”.

En base a lo observado por la Cámara Marítima y Portuaria de Chile los puertos que ya pasaron ese margen Angamos/TGN, Antofagasta, Valparaíso y San Antonio.

“Los puertos que presentan tasas de ocupación superiores a 65% y que, por lo tanto, deberían iniciar el análisis de proyectos de aumento de capacidad, son: Angamos, TGN, Antofagasta, Valparaíso y San Antonio”, remarcó la entidad.

La Cámara también planteó que el crecimiento de la capacidad debe ir aparejado con otras inversiones a nivel de conxiones viales y ferroviarias, así como en mejoras administrativas.

“Es necesario compatibilizar las inversiones en aumentos de capacidad con los accesos viales y ferroviarios a los puertos, así como también disminuir las fricciones de tipo administrativo. Estas fricciones se relacionan principalmente con los servicios públicos regionales que interactúan con las cadenas logísticas como: SAG, Aduanas, PDI y Salud. En este sentido, es urgente uniformar los procedimientos de estos servicios a nivel nacional y dotarlos de los recursos necesarios para que funcionen en forma eficiente en los mismos horarios en que lo hace la actividad portuaria. Sin perjuicio de lo anterior, se debe reconocer que como país hemos avanzado, y que, a raíz de la pandemia, que aceleró la digitalización en todos los servicios, hoy el 80% de los trámites aduaneros se hace en forma digital”, expresó el gremios.

Transparencia

La Cámara Marítima y Portuaria, de igual manera, propuso dar mayor transparencia al sistema, especialmente, en materia de la aplicación de la Tasa de Uso Portuario.

“También es necesario avanzar en claridad y transparencia respecto de algunas regulaciones que afectan al sector, como por ejemplo la Tasa de Uso Portuario (TUP)”, añadió.

“Desde comienzos de los años 2000 y bajo el concepto de TUP, se han recaudado cerca de USD 55 millones por año, con el objetivo declarado de invertir en obras de abrigo y mantención de los bienes comunes en los puertos estatales (los puertos privados no tienen TUP). A la fecha, no se sabe el modo en que cada puerto estatal calcula el valor de la TUP, así como tampoco el destino de los fondos que han recaudado”, explicó el gremio.

“Finalmente, los puertos privados de uso público, entre los que se encuentran Puerto Coronel, Lirquén, Muelles de Penco, Puerto Ventanas, Puerto Chincui, Puerto de Mejillones y Complejo Portuario Mejillones, se han constituido en elementos claves de nuestro sistema portuario, aportando capacidad y eficiencia en nuestras cadenas logísticas. Sin embargo, ellos están amparados por el DFL 340, el cual debe ser reformulado de manera de evitar discrecionalidad al momento de tarificar las concesiones marítimas, así como regular de manera más apropiada su caducidad”, complementó.

“Es necesario acordar con el Gobierno una plan de trabajo público-privado con elementos de corto y mediano plazo de manera de avanzar en la solución de los problemas descritos, anticipándonos como país a posibles problemas de capacidad en nuestro sistema portuario”, concluyó la Camport.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Miércoles 05 de Julio de 2023

PORTAL PORTUARIO – Cuatro puertos chilenos requerían, al menos, pensar en inversiones de infraestructura al alcanzar el 65% de ocupación, según determinó la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport) en un informe. La entidad también apuntó que los terminales del país, antes de desarrollar nuevos puestos de amarre y patios, deben aumentar su disponibilidad, velocidad de transferencia, optimizar operaciones y mejorar la infraestructura existente.

“Antes de invertir en capacidad, es recomendable mejorar la disponibilidad del puerto, la velocidad de transferencia, optimizar las operaciones y mejorar la infraestructura existente. La caída en el indicador de eficiencia logística LPI de Chile va en el sentido contrario”, señaló la entidad en su informe.

Según la Camport “se considera que el momento óptimo para invertir en infraestructura portuaria es un nivel de ocupación del 65%. Sin embargo, no se considera la interrelación que pueda existir con puertos adyacentes, así como tampoco la desagregación de la capacidad por tipo de carga y sitio de atraque”.

En base a lo observado por la Cámara Marítima y Portuaria de Chile los puertos que ya pasaron ese margen Angamos/TGN, Antofagasta, Valparaíso y San Antonio.

“Los puertos que presentan tasas de ocupación superiores a 65% y que, por lo tanto, deberían iniciar el análisis de proyectos de aumento de capacidad, son: Angamos, TGN, Antofagasta, Valparaíso y San Antonio”, remarcó la entidad.

La Cámara también planteó que el crecimiento de la capacidad debe ir aparejado con otras inversiones a nivel de conxiones viales y ferroviarias, así como en mejoras administrativas.

“Es necesario compatibilizar las inversiones en aumentos de capacidad con los accesos viales y ferroviarios a los puertos, así como también disminuir las fricciones de tipo administrativo. Estas fricciones se relacionan principalmente con los servicios públicos regionales que interactúan con las cadenas logísticas como: SAG, Aduanas, PDI y Salud. En este sentido, es urgente uniformar los procedimientos de estos servicios a nivel nacional y dotarlos de los recursos necesarios para que funcionen en forma eficiente en los mismos horarios en que lo hace la actividad portuaria. Sin perjuicio de lo anterior, se debe reconocer que como país hemos avanzado, y que, a raíz de la pandemia, que aceleró la digitalización en todos los servicios, hoy el 80% de los trámites aduaneros se hace en forma digital”, expresó el gremios.

Transparencia

La Cámara Marítima y Portuaria, de igual manera, propuso dar mayor transparencia al sistema, especialmente, en materia de la aplicación de la Tasa de Uso Portuario.

“También es necesario avanzar en claridad y transparencia respecto de algunas regulaciones que afectan al sector, como por ejemplo la Tasa de Uso Portuario (TUP)”, añadió.

“Desde comienzos de los años 2000 y bajo el concepto de TUP, se han recaudado cerca de USD 55 millones por año, con el objetivo declarado de invertir en obras de abrigo y mantención de los bienes comunes en los puertos estatales (los puertos privados no tienen TUP). A la fecha, no se sabe el modo en que cada puerto estatal calcula el valor de la TUP, así como tampoco el destino de los fondos que han recaudado”, explicó el gremio.

“Finalmente, los puertos privados de uso público, entre los que se encuentran Puerto Coronel, Lirquén, Muelles de Penco, Puerto Ventanas, Puerto Chincui, Puerto de Mejillones y Complejo Portuario Mejillones, se han constituido en elementos claves de nuestro sistema portuario, aportando capacidad y eficiencia en nuestras cadenas logísticas. Sin embargo, ellos están amparados por el DFL 340, el cual debe ser reformulado de manera de evitar discrecionalidad al momento de tarificar las concesiones marítimas, así como regular de manera más apropiada su caducidad”, complementó.

“Es necesario acordar con el Gobierno una plan de trabajo público-privado con elementos de corto y mediano plazo de manera de avanzar en la solución de los problemas descritos, anticipándonos como país a posibles problemas de capacidad en nuestro sistema portuario”, concluyó la Camport.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Miércoles 05 de Julio de 2023

TITULARES