Martes, Junio 22, 2021

Camport: Chile no puede convertirse en potencia marítima, si no es potencia logística

MUNDO MARÍTMO – El presidente del directorio de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), Daniel Fernández; el presidente de Ultramar, Richard von Appen; el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva; y la ministra de Transportes Gloria Hutt, se reunieron en el simposio de Enade 2018: “Chile potencia marítima”, en un panel que fue moderado por el director de Icare y CEO de la aerolínea Sky, Holger Paulmann.

Durante el diálogo captado por MundoMarítimo, el presidente de Camport, se refirió al desnivel que observa en el país entre transporte marítimo y terrestre. “Hay una necesidad imperiosa en transporte terrestre. No hay sueño de Chile potencia marítima, sin Chile potencia logística. No podemos desacoplar ambas cosas. Es lamentable que puertos como San Antonio y Valparaíso tengan una carga de 10% o solo de 1% o San Vicente con 21% que ya es bastante, no hay puertos en el mundo de cierto tamaño que no tengan 40% o 50% del movimiento de la carga en ferrocarril”, dijo el dirigente, quien lamentó que el progreso de San Antonio, no alcance al transporte terrestre.

Según el presidente del gremio chileno, se da una tremenda confusión cuando se habla del tren rápido, pues se mezclan demasiados conceptos. Trenes para pasajeros y ferrocarriles de carga tienen requerimientos técnicos, costos y trazados diferentes, enfatizó Fernández. “Si hacemos una proyección, hoy tenemos naves de 6.000 7.000 TEUs, pero eso está aumentando. Vamos a tener de 12.000 TEUs cuando se inaugure el puerto de gran escala, entonces vamos a tener un tráfico con 9.000 camiones atravesando ciudades, lo que es absurdo. Por lo tanto, las ciudades que ponen trabas al desarrollo de trenes están suicidándose”, apuntó.

Tecnología, tarifas e inversión

Otro de los puntos que abordó el presidente de Camport en el simposio fue la tecnología, con especial énfasis en digitalización y automatización. “El blockchain permite eliminar los papeles, en Chile es un desafío. Además, hay que tener conciencia de que las naves están desarrollando sistemas de inteligencia artificial y de conciencia situacional, un concepto que implica que una nave es auto conducida, con apoyo de tripulación pero que puede atracar y desatracar sin mayor señalización”, comentó.

Además, Daniel Fernández se refirió a las concesiones marítimas privadas y al régimen de concesiones de los puertos estatales, donde los procesos son distintos, pero ambos compiten en las operaciones. “En cada uno de estos hay discrecionalidades que dificultan la claridad de las inversiones, una de la que vemos, por ejemplo, es la forma en que se tarifica el uso de los bienes comunes, que no es todo lo transparente que quisieran los empresarios. Las tarifas de uso portuario no tenemos claridad del valor de los activos que se están considerando para cobrar, hay cambios muy radicales que hacen más difícil para un competidor visualizar las condiciones de largo plazo. También hay una dispersión de autoridades muy fuerte: está la Armada, el Ministerio de Transportes, Concesiones, etc.”, concluyó.

En este contexto, en el simposio destacó la intervención del presidente de Ultramar, Richard von Appen, respecto a cómo se articula el dialogo entre el Gobierno y el sector privado para ir abordando temas e ir derribando barreras. “Hay que buscar las instancias para poder conversar respecto a la información que recibe el sector privado -en contacto con clientes y líneas navieras- qué pasa en el mundo. Pero, sin duda, estando al día con el mercado, tenemos que buscar las instancias para levantar esta información”, señaló.

Además, el empresario expuso como tema clave que todos los proyectos de infraestructura sean políticas de Estado. “Creo que nos falta detenernos en una política portuaria logística de mediano y largo plazo”, dijo. Por su parte, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, respondió que Chile tiene un gran potencial portuario y que el objetivo de política pública es sacarle el mayor partido, para elevar el rendimiento del rubro. No obstante, la autoridad reconoció que hay un déficit histórico en el rol planificador estratégico.

Ver Artículo

Fuente: Mundo Marítimo, Viernes 23 de noviembre de 2018

MUNDO MARÍTMO – El presidente del directorio de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), Daniel Fernández; el presidente de Ultramar, Richard von Appen; el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva; y la ministra de Transportes Gloria Hutt, se reunieron en el simposio de Enade 2018: “Chile potencia marítima”, en un panel que fue moderado por el director de Icare y CEO de la aerolínea Sky, Holger Paulmann.

Durante el diálogo captado por MundoMarítimo, el presidente de Camport, se refirió al desnivel que observa en el país entre transporte marítimo y terrestre. “Hay una necesidad imperiosa en transporte terrestre. No hay sueño de Chile potencia marítima, sin Chile potencia logística. No podemos desacoplar ambas cosas. Es lamentable que puertos como San Antonio y Valparaíso tengan una carga de 10% o solo de 1% o San Vicente con 21% que ya es bastante, no hay puertos en el mundo de cierto tamaño que no tengan 40% o 50% del movimiento de la carga en ferrocarril”, dijo el dirigente, quien lamentó que el progreso de San Antonio, no alcance al transporte terrestre.

Según el presidente del gremio chileno, se da una tremenda confusión cuando se habla del tren rápido, pues se mezclan demasiados conceptos. Trenes para pasajeros y ferrocarriles de carga tienen requerimientos técnicos, costos y trazados diferentes, enfatizó Fernández. “Si hacemos una proyección, hoy tenemos naves de 6.000 7.000 TEUs, pero eso está aumentando. Vamos a tener de 12.000 TEUs cuando se inaugure el puerto de gran escala, entonces vamos a tener un tráfico con 9.000 camiones atravesando ciudades, lo que es absurdo. Por lo tanto, las ciudades que ponen trabas al desarrollo de trenes están suicidándose”, apuntó.

Tecnología, tarifas e inversión

Otro de los puntos que abordó el presidente de Camport en el simposio fue la tecnología, con especial énfasis en digitalización y automatización. “El blockchain permite eliminar los papeles, en Chile es un desafío. Además, hay que tener conciencia de que las naves están desarrollando sistemas de inteligencia artificial y de conciencia situacional, un concepto que implica que una nave es auto conducida, con apoyo de tripulación pero que puede atracar y desatracar sin mayor señalización”, comentó.

Además, Daniel Fernández se refirió a las concesiones marítimas privadas y al régimen de concesiones de los puertos estatales, donde los procesos son distintos, pero ambos compiten en las operaciones. “En cada uno de estos hay discrecionalidades que dificultan la claridad de las inversiones, una de la que vemos, por ejemplo, es la forma en que se tarifica el uso de los bienes comunes, que no es todo lo transparente que quisieran los empresarios. Las tarifas de uso portuario no tenemos claridad del valor de los activos que se están considerando para cobrar, hay cambios muy radicales que hacen más difícil para un competidor visualizar las condiciones de largo plazo. También hay una dispersión de autoridades muy fuerte: está la Armada, el Ministerio de Transportes, Concesiones, etc.”, concluyó.

En este contexto, en el simposio destacó la intervención del presidente de Ultramar, Richard von Appen, respecto a cómo se articula el dialogo entre el Gobierno y el sector privado para ir abordando temas e ir derribando barreras. “Hay que buscar las instancias para poder conversar respecto a la información que recibe el sector privado -en contacto con clientes y líneas navieras- qué pasa en el mundo. Pero, sin duda, estando al día con el mercado, tenemos que buscar las instancias para levantar esta información”, señaló.

Además, el empresario expuso como tema clave que todos los proyectos de infraestructura sean políticas de Estado. “Creo que nos falta detenernos en una política portuaria logística de mediano y largo plazo”, dijo. Por su parte, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, respondió que Chile tiene un gran potencial portuario y que el objetivo de política pública es sacarle el mayor partido, para elevar el rendimiento del rubro. No obstante, la autoridad reconoció que hay un déficit histórico en el rol planificador estratégico.

Ver Artículo

Fuente: Mundo Marítimo, Viernes 23 de noviembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X