Domingo, Abril 21, 2024

Campamentos en Chile: asentamientos cada vez más complejos y sofisticados desafían al Gobierno

PAUTA – Son 114.000 aproximadamente las familias que viven actualmente en campamento, asentamientos. Un 39,5% más que en 2021, una cifra que incluso supera los 104.000 de 1996.

Se vienen etapas duras como lo es el invierno con sus bajas temperaturas y el clima es un desafío y un problema para aquellas familias que no tienen un hogar definitivo.

Sobre esta información que dio a conocer el reciente estudio de Techo Chile, existen lecturas respecto de cómo se ha complicado y se ha sofisticado este mundo de los campamentos.

El 50% de las viviendas de los campamentos son clasificadas como consolidadas por Techo. En conversación en Plaza Pauta de Radio Pauta, Miguel Pérez, director de la Escuela de Antropología de la Universidad Diego Portales, doctor en antropología por la Universidad de California en Berkeley señaló que “Los campamentos se presentan como una oportunidad de hogar para algunas personas”.

Campamentos en Chile: asentamientos cada vez más complejos y sofisticados desafían al Gobierno

Sobre las causas y alcances sociales del trabajo del Estado en esta materia, considerando que son cerca de 114 mil familias que viven en situación, Pérez señaló que “el primer acercamiento a este fenómeno es recurrir a la historia. Es posible documentar que el campamento como una alternativa residencial para los más pobres ha existido al menos en los últimos 70 u 80 años y la auto construcción data de mucho antes”.

“Muchas veces se tiende a ver como algo nuevo este fenómeno que no lo son. En este caso la ocupación irregular del espacio, preferentemente periférico existe hace mucho tiempo en Chile. Ahora respecto al período más reciente es importante resaltar que el aumento de familias que vive en campamentos están en directa relación con la crisis en la vivienda, el déficit habitacional”, complementó.

En esa misma línea el antropólogo agregó que “actualmente, estimaciones datan que hay al menos 650 mil unidades que faltan, que es la misma cifra que teníamos en el año 2000, o sea hemos retrocedido, pensando en que Chile siempre tuvo interés de reducir el déficit habitacional. Esto tiene que ver con el encarecimiento de los arriendos, suelos más caros etc”.

Estas cifras alarmantes no solo ocurre en Chile, existe detrás un fenómeno mundial que se ha ido expandiendo entre los países.

Cuando se habla de que los campamentos se han complejizado y sofisticado, Miguel Pérez explicó que estos términos se refiere a que “el fenómeno que conocíamos históricamente como campamentos, dice relación con la falta de vivienda. Familias chilenas que entienden el campamento como una etapa transitoria en su postulación para la vivienda definitiva. Los campamentos de los 90 son básicamente eso”.

“Me refiero primero a que muchas de las personas que están ahora en campamentos no tiene necesariamente la expectativa de transformarse en propietarias a través de los subsidios. Entonces el campamento se transforma en una vivienda definitiva”, especificó.

Por otra parte, el académico de la UDP dijo que “segundo, es la diversificación cultural. Según las estadísticas casi 40% de las familias son de origen extranjero, entonces hacen de estos espacios mucho más diversos en términos culturales, lo cual genera conflicto y tensión entre los grupos. Entonces el Estado debe abordar un problema que es mucho más complejo que antes”.

Asimismo, señaló que “el desafío es tremendo y el plan es ambicioso. Construir 260 mil unidades de aquí a 2025. Es significativo, pero aun así como el mismo ministro lo ha dicho, eso claramente no va a reducir por completo el déficit”.

En este sentido, Miguel Pérez, sostuvo que “eso debe ser una política de Estado. Una cosa que me parece positiva, en muchos casos donde la gente está más asentada en los campamentos es posible reconocer la autoconstrucción y formalizarla por el Estado”.

“Esto es un desafío importante y claramente el próximo Gobierno va a tener que enfrentar esta problemática porque la falta de vivienda no parece decrecer en el corto plazo”, concluyó.

Escucha la entrevista completa a continuación:

Ver artículo

Fuente: Pauta, Miércoles 19 de Abril de 2023

PAUTA – Son 114.000 aproximadamente las familias que viven actualmente en campamento, asentamientos. Un 39,5% más que en 2021, una cifra que incluso supera los 104.000 de 1996.

Se vienen etapas duras como lo es el invierno con sus bajas temperaturas y el clima es un desafío y un problema para aquellas familias que no tienen un hogar definitivo.

Sobre esta información que dio a conocer el reciente estudio de Techo Chile, existen lecturas respecto de cómo se ha complicado y se ha sofisticado este mundo de los campamentos.

El 50% de las viviendas de los campamentos son clasificadas como consolidadas por Techo. En conversación en Plaza Pauta de Radio Pauta, Miguel Pérez, director de la Escuela de Antropología de la Universidad Diego Portales, doctor en antropología por la Universidad de California en Berkeley señaló que “Los campamentos se presentan como una oportunidad de hogar para algunas personas”.

Campamentos en Chile: asentamientos cada vez más complejos y sofisticados desafían al Gobierno

Sobre las causas y alcances sociales del trabajo del Estado en esta materia, considerando que son cerca de 114 mil familias que viven en situación, Pérez señaló que “el primer acercamiento a este fenómeno es recurrir a la historia. Es posible documentar que el campamento como una alternativa residencial para los más pobres ha existido al menos en los últimos 70 u 80 años y la auto construcción data de mucho antes”.

“Muchas veces se tiende a ver como algo nuevo este fenómeno que no lo son. En este caso la ocupación irregular del espacio, preferentemente periférico existe hace mucho tiempo en Chile. Ahora respecto al período más reciente es importante resaltar que el aumento de familias que vive en campamentos están en directa relación con la crisis en la vivienda, el déficit habitacional”, complementó.

En esa misma línea el antropólogo agregó que “actualmente, estimaciones datan que hay al menos 650 mil unidades que faltan, que es la misma cifra que teníamos en el año 2000, o sea hemos retrocedido, pensando en que Chile siempre tuvo interés de reducir el déficit habitacional. Esto tiene que ver con el encarecimiento de los arriendos, suelos más caros etc”.

Estas cifras alarmantes no solo ocurre en Chile, existe detrás un fenómeno mundial que se ha ido expandiendo entre los países.

Cuando se habla de que los campamentos se han complejizado y sofisticado, Miguel Pérez explicó que estos términos se refiere a que “el fenómeno que conocíamos históricamente como campamentos, dice relación con la falta de vivienda. Familias chilenas que entienden el campamento como una etapa transitoria en su postulación para la vivienda definitiva. Los campamentos de los 90 son básicamente eso”.

“Me refiero primero a que muchas de las personas que están ahora en campamentos no tiene necesariamente la expectativa de transformarse en propietarias a través de los subsidios. Entonces el campamento se transforma en una vivienda definitiva”, especificó.

Por otra parte, el académico de la UDP dijo que “segundo, es la diversificación cultural. Según las estadísticas casi 40% de las familias son de origen extranjero, entonces hacen de estos espacios mucho más diversos en términos culturales, lo cual genera conflicto y tensión entre los grupos. Entonces el Estado debe abordar un problema que es mucho más complejo que antes”.

Asimismo, señaló que “el desafío es tremendo y el plan es ambicioso. Construir 260 mil unidades de aquí a 2025. Es significativo, pero aun así como el mismo ministro lo ha dicho, eso claramente no va a reducir por completo el déficit”.

En este sentido, Miguel Pérez, sostuvo que “eso debe ser una política de Estado. Una cosa que me parece positiva, en muchos casos donde la gente está más asentada en los campamentos es posible reconocer la autoconstrucción y formalizarla por el Estado”.

“Esto es un desafío importante y claramente el próximo Gobierno va a tener que enfrentar esta problemática porque la falta de vivienda no parece decrecer en el corto plazo”, concluyó.

Escucha la entrevista completa a continuación:

Ver artículo

Fuente: Pauta, Miércoles 19 de Abril de 2023

TITULARES