Lunes, Mayo 20, 2024

Cambio climático y política territorial

DIARIO FINANCIERO – En entrevista con este diario, la nueva presidenta del Consejo Nacional de Desarrollo Territorial (CNDT) entregó una sobria perspectiva sobre la mirada de mediano y largo plazo que, necesariamente, debe adoptar el Estado de cara a los muchos desafíos del país.

Desde luego, esto es claro hace tiempo -lamentablemente- en áreas como educación, salud y seguridad, donde ni los discursos ni el mayor gasto público han tenido correlato en mayor eficacia y calidad. Pero ahora, como lo ilustra el desafío de planificación territorial del CNDT, es preciso sumar nuevos fenómenos como el cambio climático y el influjo migratorio que necesariamente deberán impactar la política urbana, la construcción, la vivienda y la seguridad ciudadana, entre otros ámbitos, en los próximos años.

Es preciso sumar al análisis nuevos fenómenos como el cambio climático y la migración que necesariamente impactan el territorio.

Que hoy existan más de 7 mil permisos de edificación aprobados en zonas de riesgo a lo largo del país -por ejemplo- no habla bien de la capacidad de mirar más allá de lo inmediato y cercano. Esas obras fueron autorizadas por los respectivos municipios y el costo de enmendar errores o mitigar impactos podría ser considerable.

En particular, un énfasis por incorporar la dimensión climática en la “reflexión” territorial -junto a problemas directa o indirectamente relacionados como los incendios forestales o las sequías- parece de rigor, y se entiende que es un eje importante en la actualización de la Política Nacional de Desarrollo Urbano que está en curso.

Desafíos como estos ponen en perspectiva la magnitud -y la urgencia- de una modernización del Estado como la que Chile necesita, que al mismo tiempo deberá navegar las complejidades de la cuarta revolución industrial, y hacer frente a las repercusiones del cambio climático y demográfico. Resulta paradójico que en un clima social que pone al centro del debate la responsabilidad del Estado para resolver un creciente número de carencias sociales, esta reforma nunca sea prioritaria.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 11 de Octubre de 2023

DIARIO FINANCIERO – En entrevista con este diario, la nueva presidenta del Consejo Nacional de Desarrollo Territorial (CNDT) entregó una sobria perspectiva sobre la mirada de mediano y largo plazo que, necesariamente, debe adoptar el Estado de cara a los muchos desafíos del país.

Desde luego, esto es claro hace tiempo -lamentablemente- en áreas como educación, salud y seguridad, donde ni los discursos ni el mayor gasto público han tenido correlato en mayor eficacia y calidad. Pero ahora, como lo ilustra el desafío de planificación territorial del CNDT, es preciso sumar nuevos fenómenos como el cambio climático y el influjo migratorio que necesariamente deberán impactar la política urbana, la construcción, la vivienda y la seguridad ciudadana, entre otros ámbitos, en los próximos años.

Es preciso sumar al análisis nuevos fenómenos como el cambio climático y la migración que necesariamente impactan el territorio.

Que hoy existan más de 7 mil permisos de edificación aprobados en zonas de riesgo a lo largo del país -por ejemplo- no habla bien de la capacidad de mirar más allá de lo inmediato y cercano. Esas obras fueron autorizadas por los respectivos municipios y el costo de enmendar errores o mitigar impactos podría ser considerable.

En particular, un énfasis por incorporar la dimensión climática en la “reflexión” territorial -junto a problemas directa o indirectamente relacionados como los incendios forestales o las sequías- parece de rigor, y se entiende que es un eje importante en la actualización de la Política Nacional de Desarrollo Urbano que está en curso.

Desafíos como estos ponen en perspectiva la magnitud -y la urgencia- de una modernización del Estado como la que Chile necesita, que al mismo tiempo deberá navegar las complejidades de la cuarta revolución industrial, y hacer frente a las repercusiones del cambio climático y demográfico. Resulta paradójico que en un clima social que pone al centro del debate la responsabilidad del Estado para resolver un creciente número de carencias sociales, esta reforma nunca sea prioritaria.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 11 de Octubre de 2023

TITULARES